Compartir
Foto: Matías Altbach

LCD Soundsystem siempre representó a la generación perdida de aquellos geeks que aún no se dieron cuenta que ya pasó la secundaria y es su turno de ser los cancheros. American Dream es la prueba hecha álbum de que siempre debemos ser nosotros mismos pase lo que pase, sobre todo si lo único que pasa es el tiempo. Así, el arte -en este caso a cargo de la mente poética de James Murphy– se podrá proclamar así debido a su sensatez y no su popularidad.

El sonido de la banda en su último disco recuerda a un renacimiento concreto junto a todos los elementos que han hecho de LCD Soundsystem los padres del rock alternativo y sintetizado. Al ritmo de sintetizadores englobantes y acuosos, snares de fiesta al mejor estilo de New Order y sobre todo con el ritmo de los bombos selváticos y cowbells sutilmente jolgoriosos, nos ponen a bailar una vez más en nuestras habitaciones como Tom Cruise en Risky Business. Porque eso es LCD Soundsystem, un poco de los ochentas para todos aquellos quienes hoy tenemos veintialgo.

oh baby” es una entrada a esa aflicción que en todos ha estado presente tras el final de una linda relación. El vocalista pide con ansias que lo despierten de aquel túnel para empezar a sentirse completo una vez más y seguir con la realidad que tanto ignora. Más adelante suena “i used to” como una entrada en caída libre a un tornado de recuerdos sensibles tan reales que se vuelven tangibles. Pero basta de tanta melancolía: que suene “how do you sleep” e inicie el rito de iniciación para que aquel adolescente pueril se convierta en un hombre y se dé cuenta que la vida es una fiesta. De repente suena “tonite” y Murphy nos cuenta la mejor noticia que vamos a recibir en la semana es que “todos vamos a morir, y por eso hay que estar acá y ahora”. Ya Gustavo nos avisó que siempre es hoy.


Es hora de encarar el final del álbum. Con “american dream” una vez más nos ponemos cursis y nos ponemos el blazer con el corbatín para enfrentar esa canción lenta del final de un prom americano. Nos envuelve un sintetizador penetrante y celestial al estilo de “Tear Us Apart” de INXS, y la voz de James que canta con agonía el final de un amorío ingenuo nos acompaña hasta despedirnos con “black screen” y traernos a las irónicas relaciones sociales de este milenio.

Con su separación en el 2011 luego de su supuesto último show en Madison Square Garden, junto con los pequeños guiños melancólicos en Navidad como “Christmas Will Break Your Heart”, contenta el regreso de la banda a los nostálgicos que anhelamos la oportunidad de verlos en vivo. Por suerte, la banda ha sabido respetar el valor que tuvo y tiene su conjunto. En él se encierra la semilla de la incógnita delimitada entre el rock, como se ha entendido a lo largo de la historia y su cruce meticuloso con artículos electrónicos. LCD Soundsystem ha sido un padre bondadoso y está en proceso de ser ese abuelo sabio que una generación tan confundida como la millenial tendría que oír con mayor detenimiento.

LCD Soundsystem – American Dream

2017 – Columbia / DFA

www | Facebook | Instagram | Twitter

01. oh baby
02. other voices
03. i used to
04. change yr mind
05. how do you sleep?
06. tonite
07. call the police
08. american dream
09. emotional haircut
10. black screen