los mutantes del parana

El sonido del fluir del agua es el que más grato les parece a Santiago Dirrheimer y Damián Chávez, ambos integrantes de la banda de música instrumental Los Mutantes del Paraná. “Más bien el del río”, afirma luego de pensar unos segundos Santiago, contrabajista del actual noneto que todos los meses hace bailar a la gente en los ya conocidos y concurridos Jolgorios Mutantes.

Amar la música significa ser consciente de nuestro entorno sonoro, pues cada sonido es una semilla y cada región del mundo hace crecer sus propios frutos. Los Mutantes del Paraná, ya en su primer álbum de estudio titulado El Entrerriano (2013) dieron muestra de su gran capacidad de bucear por los diferentes folclores y sonidos del globo, produciendo de ésta manera una placa que si bien mantiene un sonido un tanto isleño, no deja de evocar los más diversos paisajes ni de revelar cómo una canción anglo como “I Want to Break Free” puede parecer más propia y cercana que una compuesta en éste mismísimo lado del mundo.

El disco que los llevó a animar numerosos encuentros bailables en 2013 y 2014 por toda la Capital Federal y alrededores ya cuenta con casi cien mil escuchas en YouTube y dio paso a una nueva etapa que tiene como evidencia a Noctámbulo (2015), segunda placa de los chicos que sostienen tener como objetivo clave “volarte la peluca, tocarte el corazón y hacerte mover los pies”.

“En Noctámbulo hay un cambio groso en todos los aspectos respecto al primer disco y eso se debe en gran parte a que ahora somos nueve en la banda, nueve que no sólo tocamos: componemos. Eso sí o sí implica un cambio sonoro, cambios en la impronta que tiene el álbum. A la gente por suerte le gustó el cambio. Fuimos a Mar del Plata a tocar en septiembre y la gente nos pedía temas de Noctámbulo. Eso es groso”, comenta Damián -baterista de Los Mutantes del Paraná desde hace un año y medio- mientras Santi reflexiona y agrega: “Es re jodido después de sacar un primer disco que es bueno, sacar un segundo y que a la gente le guste y que no te digan “me gusta pero escucho más el primero”, es muy difícil. Nosotros notamos que Noctámbulo le gusta a la gente. El disco lo liberamos por YouTube en junio y ya tiene casi veinte mil visitas y nos llegan buenos comentarios todo el tiempo”.

El Entrerriano y Noctámbulo son colores diferentes y eso se nota al preciso instante de darle play a cada uno de ellos. La búsqueda y el resultado sonoro cambia en conjunto con las necesidades de sus integrantes, los momentos que estén viviendo, la música que esté en su lista de reproducción. La intuición como factor clave de la actitud creadora es algo que no falla para Los Mutantes y eso puede comprobarse en la manera de composición que tienen hoy como banda: “Tenemos dos ensayos a la semana, y uno de esos ensayos es sólo de composición. Hay veces en que componemos los 9. Muchas veces los temas nacen de improvisaciones, también. Pasa de todo: alguien trae una idea, nos gusta, la laburamos, todos aportamos. Hay que ser abierto porque somos 9 y si no somos abiertos vamos a terminar cagándonos a piñas, seguro”, afirma Santiago entre risas para luego comentar junto a Damián sobre el exitoso debut del saxofonista Ángel Chávez como compositor en la banda con el tema “Capricho“, séptimo track de Noctámbulo. “Nos mostró el tema y a todos nos gustó. Charly (guitarra, teclado, sintetizadores) lo ordenó, después cada uno definió lo que tenía que tocar y listo”.

En una escena musical independiente, under y variopinta (a.k.a difícil), Los Mutantes del Paraná han sabido jugar muy bien sus cartas y hoy por hoy en cada Jolgorio se arma una fiesta que no termina sino hasta la salida del sol. El esfuerzo y la paciencia trae frutos dulces, y es así como la banda pasó de tocar para veinte personas en un antiguo y pequeño Ladran Sancho en 2013 a colapsar la sala de recitales del Club Cultural Matienzo dos años después.

Santiago, quien junto a su hermano Nahuel (guitarras) y su amigo Charly formaron la banda original en Zárate en 2011, rememora: “Ya van 3 años de Jolgorio y la banda en definitiva es eso. Si al Jolgorio le va bien, a la banda le va bien. En Ladran estuvimos 2 años, y la mitad del último no entrábamos porque llegaba cada vez más gente, así que nos fuimos al Matienzo. Lo más bajo que hemos tenido de público en el Matienzo han sido 250 personas.” Los Jolgorios se caracterizan por lo festivo de cada encuentro, carácter que es generado a partir de creer fuertemente en la propia propuesta del proyecto: la mixtura de géneros, ritmos, lugares, climas, personas. En cada uno de los festejos con impronta mutante se convoca a una banda diferente para compartir escenario, baile y público. Pollera Pantalón, Julio & Agosto, La Familia de Ukeleles, Tototomás y Tremor son algunas de las bandas que han sido parte de la fiesta de Los Mutantes del Paraná, fiesta que éste sábado 7 de noviembre tendrá como nuevo lugar de acción el Emergente de Almagro y a Pájaro de Fuego como nueva banda para escuchar: “Nos encanta que nuestras fechas sean compartidas con bandas que quizá no tengan nada que ver con lo que hacemos nosotros. Pájaros de Fuego es una banda más del palo del jazz y con músicos del re carajo, por eso nos alegra mucho esta fecha en particular. Además seguro Pájaro de Fuego y Los Mutantes tenemos públicos re diferentes. Eso también es interesante.”

Los Mutantes del Paraná, con su estilo inclasificable y genuina energía, han cambiado. Si bien hay una esencia que permanece, hoy ya no se los escucha ni tan acústicos ni tan del Paraná, y sí se oye una intensa estadía en la urbe, un recorrido por lugares más oscuros y un feedback nutritivo entre los nueve mutantes, componentes claves que los han llevado a concretar con otra paleta de colores, una obra como Noctámbulo, obra que como bien dice Damián, es más Almagro que Zárate. “Lo llamativo de Los Mutantes es que no hay un género definido. Tenés de todo. Hacemos un montón de estilos y cada vez hacemos más. También lo interesante es que es una música que no es fácil de tocar pero a su vez es muy popular, y eso genera que Los Mutantes del Paraná le pueda gustar tanto a un señor de 80 años como a un pibe, y también a alguien con alta cultura musical como a alguien que es más popular en sus gustos”, comenta Santiago.

Los límites entre géneros son cosa del pasado y lo seductor en la actualidad radica en beber de todas las fuentes posibles y disfrutar del dulzor que cada una tiene. La banda que tiene en mente girar por las provincias en el verano y que sueña compartir su lenguaje universal en cada tierra en la que le sea posible, hoy afirma con el pecho inflado sentir orgullo por lo que han logrado y por la apertura que tienen en todo sentido: “En Los Mutantes no hay límites: es música del y para todo el mundo”, concluye Damián.

Coordenadas del próximo Jolgorio Mutante junto a Pájaro de Fuego:
Fecha: Sábado 7 de noviembre
Hora: 23.45hrs
Lugar: El Nuevo Emergente (Acuña de Figueroa 1030, CABA)
Entrada: 60p anticipadas a mutantesdelparanaanticipadas@gmail.com / 70p en puerta

Los Mutantes del Parana - Noctambulo

Los Mutantes del Paraná – Noctámbulo

2015 – Paranacito Records

Bandcamp | Facebook | Twitter

01. Latiendo
02. Entre dientes
03. Puño
04. Sin patrón
05. Como un vendaval
06. La huida
07. Capricho
08. Nocturno