Metric regresa tres años después del enorme éxito de Fantasies, con el que lograron llegar a un público mayor a través de la inclusión de varios de sus temas en películas, videojuegos y series. La apuesta de aquel disco cargado de hits, se diluye ahora en un álbum no menos ambicioso, pero de aspiraciones introspectivas. El acento está puesto en la experimentación, en hacer y encontrar sonidos maleables y transmutarlos de canción a canción. Synthetica logra un fluir constante, una corriente que arrastra tema tras tema, cada uno diferente pero sumergido en el mismo río gélido que construyen guitarras, sintetizadores y la voz de Emily Haines. El resultado es familiar, pero siempre innovador. La atención está en el detalle, en la búsqueda para que cada sonido salga a flote con una identidad propia.

Ese movimiento constante se percibe desde el comienzo con “Artifical Nocturne” y su ritmo casi hipnótico, con un cierre cercano al ambient, que se quiebra con la fuerza del primer single del disco, el potente e inquietante “Youth Withouth Youth“. Esa potencia continúa en “Speed the Collapse” y resurge luego en el tema que da título al álbum, que cuenta con todos los elementos para ser un hit de Metric. En el medio de estos hay synthpop, pianos, voces electrónicas, guitarras, melancolía y energía.

Líricamente oscuro, pero sin caer en lo depresivo, Haines pasa por espejos, laberintos, cuestionamientos existenciales, noches y viajes, para emerger esperanzada. La ambivalencia atraviesa el disco. Temas como “Lost Kitten” con un pop casi aniñado y de ritmo más alegre, se vuelve irónico en su contexto. “Dreams So Real” lo antecede con un sintetizador grave y ominoso y un estribillo cautivador como “me callaré y seguiré adelante; el grito se vuelve un bostezo“. Ecos de shoegaze resuenan en “Breathing Underwater” y una euforia electro-pop brota en “The Void“.

La variación de sonidos y estados anímicos recorren el álbum. En “Clone“, se filtra algo de la dulzura y vulnerabilidad que Haines mantiene contenida en mayor parte. Estos cambios de dirección y juegos de opuestos se concentran en “The Wanderlust“, donde Emily es acompañada por nada menos que por Lou Reed, quien entre medio de tantos paisajes artificiales, trae a la mezcla un material orgánico y con sabor a tierra.

Nothing But Time” cierra el álbum con pulsos electrónicos y un estribillo a modo de manifiesto: “Quise ser parte de algo. No tengo nada más que tiempo, así que el futuro es mío“. Con todo esto Metric logra un paso firme en su discografía, amplía su sonido y se dispone a mirar hacia adelante con la calma y madurez que le proporcionan más de diez años de recorrido tensionando estrellato pop y experimentación.

Metric – Synthetica

2012 – Mom & Pop

Sitio | Facebook | Twitter | MySpace | Soundcloud

01. Artificial Nocturne
02. Youth Without Youth
03. Speed the Collapse
04. Breathing Underwater
05. Dreams So Real
06. Lost Kitten
07. The Void
08. Synthetica
09. Clone
10. The Wanderlust (featuring Lou Reed)
11. Nothing But Time

Metric Synthetica by J D on Grooveshark