mourn
Fotografía: Berta Pfirsich / Tomeu Mulet

¿Qué podrían aportarle al mundo cuatro adolescentes que se autodefinen como “nerds” que tocan música “en las puertas del infierno”? Aunque parezca poco creíble, muchísimo más de lo que imaginás.

Mourn (luto, en castellano) es una banda con base en Cabrils, Barcelona, considerada como una de las revelaciones más interesantes del 2015 gracias a su disco homónimo, lanzado a finales de 2014.

El grupo se compone por tres chicas (las cantantes y guitarristas Carla Pérez Vas y Jazz Rodríguez Bueno y la bajista Leia Rodríguez) y un chico (el baterista Antonio Postius) que según relatan en su cuenta de Instagram, siempre llega tarde a los ensayos. Se consideran una banda punk y, a pesar de que viven en España, cantan estrictamente en inglés.

Su segundo LP, Ha, Ha, He, vio la luz el 3 de junio pasado y es su mejor carta de presentación hasta el momento. 12 canciones que completan un total de 26 minutos. No hace falta ser un experto en matemáticas para darse cuenta que estamos ante un reto accesible, y que allí quizás se descubra su esencia punk: el tema más largo (“Fry Me”, el último de la lista) apenas supera los tres minutos.

Volvamos al argumento inicial. ¿Cuál es el aporte de este cuarteto púber, veloz y gritón? ¿Vale la pena prestar el oído? Para probar que sí solo hace falta desmenuzar la pieza en tantas partes como sea posible, y dejarse sorprender por la astucia de los novatos.

Ha, Ha, He comienza con una apuesta interesante: “Flee”, un tema instrumental que captura el espíritu de la banda y obliga a esperar al segundo track. Punto para Mourn. Pero lo que sucede a continuación es aún más audaz, llega “Evil Dead” y todo se pone muy oscuro. Batería cruzada, coros demoníacos y una voz principal que empieza a mostrar los dientes.

En “Brother Brother” hay deuda con los noventas y un estribillo que logra ponerse pegajoso (¡eso es bueno!). Luego, la referencia a la década de las camisas a cuadros se pone aún más intensa en “Howard”, un tema que le hicieron al colegio que todavía asiste una de las chicas y que está cargado de guitarras a lo Pearl Jam.

The Unexpected” hace honor al título. Es el tema inesperado del álbum y sirve para cortar al medio un tracklist que todavía no muestra fisuras. Las guitarras coquetean con el noise y se pierden en punteos agudos. A esta altura da la sensación de que Mourn mostró todas sus caras pero todavía faltan algunas.

El punto más alto llega con “Storyteller”, un tema que va de lo más dulce a lo más salvaje cuyos protagonistas son el bajo y la voz de Jazz Rodríguez Bueno, una chica que afortunadamente sabe afinar y también gritar. Más tarde llega llega “President Bullshit”, dedicado a Mariano Rajoy y sus constantes furcios en televisión.

A esta altura el disco se pone un poco repetitivo y fácil de adivinar, los recursos del género se agotan y el oído empieza a pedir el cambio. Sin embargo, el asunto vuelve a crecer con “I Am a Chicken”, un tema introspectivo que sirve para pedir perdón.

Para el cierre, una tríada que va de menor a mayor: “Second Sage”, “Irrational Friend” y “Fry Me”, quizás el único tema en donde el cuarteto se baja del plano de la rabia adolescente y navega a bordo de la melancolía. Corto, directo y fugaz, tanto que cuando termina, el silencio obliga a poner play otra vez.

Mourn - Ha, Ha, He

Mourn – Ha, Ha, He

2016 – Captured Tracks

Facebook | Twitter | Instagram

01. Flee
02. Evil Dead
03. Brother Brother
04. Howard
05. The Unexpected (New Mix)
06. Storyteller
07. Gertrudis, Get Through This! (New Mix)
08. President Bullshit
09. I Am a Chicken
10. Second Sage
11. Irrational Friend
12. Fry Me