peaking lights

Me cuesta recordar cómo fue que llegué a Peaking Lights hace un tiempo no muy lejano. Sin dudas no fue el arte de sus tapas, algún hit radial o un estrafalario video. Quizás fue aquel seductor nombre, o el interesante vínculo conyugal que comparten sus miembros, pero no podría confirmarlo con exactitud. Lo cierto es que desde entonces forman parte de ese festivo repertorio que disfruto desempolvar en los veranos, y ahora se amplía con esta nueva producción.

Cosmic Logic es el cuarto disco del prolífero matrimonio de Indra Dunis y Aaron Coyes y, tal como Lucifer lo hizo en 2012, acompaña el nacimiento de un nuevo hijo. No sé si creer en coincidencias.

Su título remite automáticamente a aquel motor que parece impulsar toda la obra del binomio creativo. Desde aquellos EPs exploratorios casi sin forma, hasta el quiebre que implicaron sus discos 936 o el ya mencionado Lucifer, es fácil resumir esa particular manera de fusionar pop psicodélico, dub y lo- fi en esas dos palabras tan determinantes.

Paradójicamente, Cosmic Logic es un disco que, según compartieron Dunis y Coyes, significaría un salto cualitativo en el sonido de la banda, fundamentado en la búsqueda de un acercamiento a una rama pop más “pura”, directa y contundente. Algo completamente evidenciable en la elección de “Breakdown” como single adelanto.

Amo la casi arquitectónica manera en la que se erigen los primeros segundos del disco. “Infinite Trips” es una sutil manera de presentar los elementos que constituyen el trabajo, marcados por ese tangible alejamiento del lo-fi característico de sus predecesores y la osada decisión de pasar la voz de Indra a un primer plano, algo que puede resultar un tanto intrusivo para quien está acostumbrado a lo contrario.

Telephone Call” es otro gran acercamiento. Una canción divertida y atrapante desde un inicio, que sin embargo ilustra perfectamente una de las carencias fundamentales del trabajo de Peaking Lights: una lírica intrascendente. Podríamos usar la misma oración para referirnos a “Hypnotic Hustle”, “Eyes to the Sea” o el intento de reivindicación feminista “New Grrrls”.

La seguidilla que componen “Everyone And Us” y “Little Light” es vital para sacar al disco de la monotonía de superficialidad de sus predecesoras. Elevan el trabajo con nuevos matices y nos dan tiempo para reponernos del hipnótico frenesí. Con menor intensidad, “Dreamquest” sirve para el mismo propósito.

El galardón al momento álgido del disco sin duda es para “Breakdown”, canción que en sus cuatro minutos resume la sensación que se busca con el disco en su experiencia holística. Es fuerte, imponente, pegadiza y viajera al mismo tiempo. Sube a Cosmic Logic en la competencia que se dirime, junto a la última producción de Hercules & Love Affair, por el soundtrack de gimnasio de la temporada.

Confiados en esta faceta de su carrea, los Peaking Lights entregaron su propuesta más cohesiva y ambiciosa a la fecha. Dentro de sus propias limitaciones, Cosmic Logic es un disco entretenido, prolijo y accesible y quizás es todo lo que necesita ser en este momento.

Es un buen relevamiento del presente de Indra Dunis y Aaron Coyes que nos deja con incógnitas hacia el futuro creativo del matrimonio, que no ha demostrado impedimentos a la hora de desafiar sus elementos característicos en búsqueda de nuevas experiencias. Esperamos con ansias la llegada del próximo (disco o hijo).

perking

Peaking Lights  – Cosmic Logic

2014 – Domino Records

Sitio | Spotify | Facebook | Twitter

01. Infinite Trips
02. Telephone Calls
03. Hypnotic Hustle
04. Everyone And Us
05. Little Light
06. Dreamquest
07. Eyes To Sea
08. Bad With The Good
09. New Grrrls
10. Breakdown
11. Tell Me Tour Song