Fotografía: Facebook de Roben Coso y Los Noruegos
Fotografía: Facebook de Roben Coso y Los Noruegos

El disco debut de Roben Couso y los Noruegos es un muestrario de tracks folkies que nos llevan hacia horizontes introspectivos, donde la intimidad emerge en un amanecer sobre aguas idealizadas. Desde la tapa, la estética acuaria de olas furtivas que surtan acantilados mínimos denotan una disruptiva que funciona como eje nostálgico, que se sustenta entre la canción folk y un aura minimalista. El loop de melancolías y la suavidad melódica no son sino muestras de un iceberg que la furia que un pasado tejió.

Producido en sociedad con Rodra López, Las cosas tienen un lugar fue grabado en Alpina Records y Estudio Omni de Adrogué y lanzado recientemente en formato físico y digital. Los artificios sonoros tienen su razón de ser en una electricidad acústica, una cruda rabia que pese a las arenas firmes no se contradice con la melancolía derramada en las letras: Concepto de mar elástico y dureza guitarrera por doquier.

El álbum inicia una intro que preámbulo a “Distancia”, una alegoría al regreso de un viaje en ultramar. Continúa, tal vez, la mejor elaborada del flamante álbum (“Lo que hay en tu voz”), simpleza concentrada en tres minutos veinte. Luego hay muestras del oasis mas acérrimo a baladas, como el track “Fingiendo”, por ejemplo. El disco cierra con el tema que le da nombre al álbum, percusión de despedida, guitarras autoayuda y la sensación es de estuario, desembocadura, espumas de un agua que se va. “Partimos antes de que sea tarde…”

El disco contó con la participación de Nicolás Valsecch (percusión), Esteban Camejo (guitarras), Rodra López (Syntes, bajo y coros), Ariel Ronchi (bajo) y Frey Chinelli.

Roben Couso - Las cosas tienen un lugar

Roben Couso y los Noruegos – Las cosas tienen un lugar

2016 – Independiente

Bandcamp | Facebook

01. Intro
02. Distancia
03. Lo que hay en tu voz
04. Donde quieras
05. Mary Soleil
06. No tengo nada que mostrar
07. Fingiendo
08. Lo ves
09. El tiempo me marcó
10. Las cosas tienen un lugar