sharon van etten

La cantante norteamericana editó su cuarto disco, Are We There, en donde su voz y sus melodías alcanzan el pico más alto de su carrera.

Sharon Van Etten nació en Nueva Jersey, pero su intención de triunfar en el mundo de la música la obligó a hacer la mudanza obligatoria. De Jersey a Brooklyn, Nueva York, sin escalas pero con el objetivo bien claro.

En 2009 editó el tímido Because I Was in Love. Luego vinieron Epic (2010, Ba Da Bing!) y Tramp (2012, Jagjaguwar), pero a pesar de que no hubo demasiada distancia entre cada álbum, lo que sí se puede identificar en su recorrido es la clara evolución que tuvo su propuesta.

La multinstrumentista Van Etten (toca guitarra, piano, instrumentos de percusión, armonio y, como si fuera poco, canta) no sabe hablar de otra cosa más que del amor. Pero lejos de ser un calificativo peyorativo, lo que ésta muchacha propone es un abordaje por todos sus estados. Aunque también es claro que, en su último trabajo, la artista se enfoca de lleno en el desamor.

Desde el comienzo, con “Afraid of Nothing“, Sharon nos señala el camino hacia la aventura, con un piano que invita a soltarse. Es que si Are We There fuera una película, parece que arrancaría justo en el momento en que se desata el nudo de la trama.

El viaje sigue con un ukelele muy Beirut y un redoble de apuesta a cargo de la privilegiada y particular voz de Van Etten. Se juega, hace saltos y trucos vocales arriesgados para hacer que sus melodías se escapen de todos los lugares comunes. Va desde el falsete hasta las notas más graves del pentagrama, y sin despeinarse.

Párrafo aparte para la desgarradora “Your Love is Killing Me” (seleccionada por Pitchfork como la mejor canción nueva), que reza “Break my legs so I won’t walk to you/Cut my tongue so I can’t talk to you/Burn my skin so I can’t feel you/Stab my eyes so I can’t see/You like it when I let you walk over me/You tell me that you like it/When our minds become diseased me”. Un himno al desencuentro.

Con ese color de voz similar a Cat Power, pero con estribillos mucho más poperos que los de Chan Marshall, Van Etten se centra en el clásico y cansino, casi marcial, ritmo de balada (en “Tarifa“, “You Know Me Well“, “Break Me“). En ese vaivén sonoro ideal para que los oyentes vayan mirando por la ventana del colectivo, embebidos en la adorable melancolía de sus armonías.

El final, con “Every Time the Sun Comes Up“, termina de ponerle el sello de calidad al álbum y casi que obliga a volver a poner play. Parece que en 2014 se siguen haciendo buenos discos.

Sharon Van Etten - Are We There

Sharon Van Etten – Are We There

2014 – Jagjaguwar

Sitio | Spotify | iTunes | Facebook | Twitter | YouTube | Instagram

01. Afraid of Nothing
02. Taking Chances
03. Your Love Is Killing Me
04. Our Love
05. Tarifa
06. I Love You But I’m Lost
07. You Know Me Well
08. Break Me
09. Nothing Will Change
10. I Know
11. Every Time the Sun Comes Up