Compartir

Esta vez nos encontramos con Paradise, de la banda Slow Club, una producción muy pareja, roquera y vital. La banda se formó en 2006 de las cenizas de la banda Sheffield Band The Lonely Hearts y la integran Charles Watson (voz, guitarra) y Rebecca Taylor (voz, guitarra y percusión). Lanzaron el 2007 dos singles en el formato de 7”, Slow Club y Me and you. En ’08 el Ep Let’s Fall Back in Love y en ese mismo año un single navideño atinadamente llamado Christmas TV. Su primer disco llega en 2009 y se denominó Yeah So.

Mientras escuchamos Paradise, lanzado en septiembre de 2011, pasamos por diferentes estados de ánimo desde el rock furioso, el folk y hasta un poco de blues pero siempre desde una búsqueda emotiva e intensa y creemos que ahí está la clave del disco que tiene una suerte ecualización vintage que le da una atmosfera a viejo que, por un momento, hasta nos hace creer que se grabó en los años 50.

El primer tema arranca con una constante en el disco como lo son las bellas armonías vocales en la intro de “Two cousins“, el resto de la instrumentación sigue repitiendo el mantra del comienzo, es interesante remarcar los errantes arreglos de piano como la base juguetona. “If we’re still alive” comienza tímidamente con la guitarra para despegar con un arreglo percusivo en uno de los temas armónicamente más logrados del disco. El blusero “Never look back” es bellísimo y muy melancólico, con un final a toda orquesta que da paso a una coda de corte intimo. Rápidamente cambiamos el estado de ánimo con “Where i’m walking“, un tema bien roquero de estribillo cortito y al pie. “Hackney marsh” es una dulce y emocional canción acústica, con un inesperado solo de saxo que da paso a una sección a capella y más tarde el final, también continuando con el plan melanco está “Beginners“, pero esta vez el tema sube un poco los decibeles. “You, earth or ash” es como esas canciones que parecen estar flotando, los arreglos sutiles, las armonías vocales y la percusión casi imperceptible le dan una belleza despojada. “Gold mountain” es el final de la parte más introspectiva del disco y cuando escuchamos el acelerado conteo de los palillos ya sabemos que volvemos a la intensidad del rock con el tema “The dog“, donde canta Charles. Entonces llegamos al final, “Horses jumping” es un folk que tímidamente nos va elevando y sin que nos demos cuenta a base de pianos, teclado y cuerdas lo que en principio fue una dulce balada va tomando una sonoridad mas trágica. Enseguida y cuando pensábamos que el disco había terminado, luego de unos segundos de silencio aparece el clásico hidden track. De guitarras inquietantes y percusiones distorsionadas con ruidos y acoples incluidos.

La banda ha tenido la extraña fortuna que algunos de sus temas hayan sido usados tanto para comerciales de TV (papa fritas, telefonía celular y dentífricos) como así también para capítulos de series como Chuck o United States of Tara.

Actualmente están de gira por EEUU y tienen planeado tocar en New York y Los Ángeles, para volver a Londres en diciembre para hacer un show navideño.

Ya están invitados, pasen, escuchen, disfruten.

Slow Club – Paradise

2011 – Moshi Moshi

Sitio | Facebook | Twitter | MySpace | Escuchar disco

01. Two Cousins
02. If We’re Still Alive
03. Never Look Back
04. Where I’m Waking
05. Hackney Marsh
06. Beginners
07. You, Earth Or Ash
08. Gold Mountain
09. The Dog
10. Horses Jumping