Compartir
Foto: Facebook de SZA

“Al fin, mis oídos necesitaban buena música”. “POR FIN”. “Literalmente, todos deberían dejar lo que están haciendo y escuchar esta mierda”. Estos son sólo algunos de los comentarios que los fans fueron dejando en las publicaciones del Instagram de Top Dawg Entertainment que anunciaban la salida de Ctrl, álbum debut de SZA, días atrás. Y no es para menos. Este primer LP de la cantante de neo soul y R&B alternativo originaria de Maplewood, New Jersey, se hizo esperar por muchísimo tiempo.

Después de sacar los mixtapes See.SZA.Run y S en 2013 y el EP Z en 2014, era turno de que Solána Imani Rowe (verdadero nombre de la cantante) se dedicara a su primer disco, originalmente llamado A.

Las grabaciones empezaron en 2014, luego de la salida de Z. En septiembre de aquel año, en una entrevista otorgada al medio Complex, SZA confesó que estaba trabajando junto al cantante y escritor James Fauntleroy y a los productores Hit-Boy y Felix Snow (este último ya había trabajado con Solána en la producción de varios tracks de S) en un álbum del estilo de S, con fuerte influencias del trap y con letras agresivas.

La realidad es que poco más se supo del tan esperado LP por un largo tiempo. El 29 de febrero de 2016, Anthony “Top Dawg” Tiffith, CEO de Top Dawg Entertainment (el sello de ScHoolboy Q, Ab-Soul y un tal Kendrick Lamar, entre otros), subió una foto a su cuenta de Instagram en la que mostraba en qué etapa estaban los futuros lanzamientos de TDE. El proyecto de SZA figuraba en “cuarta etapa creativa”, lo que daba a entender que estaba avanzado y quizás no faltaba demasiado para que viera la luz.

En mayo de aquel año, Rowe declaraba a Weekly Entertainment: “el álbum saldrá cuando todos todavía estén en traje de baño”, es decir, antes de septiembre, mes en el que termina el verano en hemisferio norte. Lamentablemente para los fans de la cantante, todavía quedaba mucho por esperar.

Ya en octubre y tras muchas idas y vueltas por parte de los ejecutivos de TDE, la paciencia de SZA parecía agotarse, al punto de querer dejar todo. “Abandono”, sentenciaba un tweet, que continuaba con un palazo para Terrence “Punch” Henderson, el presidente del sello: “Punch puede lanzar mi álbum si en algún momento lo desea”.

Después de aquel momento de calentura y de borrar su catarsis en la red social del pajarito Larry (nombre del logo de Twitter), la chica de Jersey volvió a los estudios Carson, California para seguir trabajando.

El mundo tuvo que esperar hasta principios de este año para escuchar algo de lo nuevo de SZA. Más precisamente, hasta el 12 de enero, día en el que la cantante de 26 años se presentó en el show de Jimmy Kimmel, donde no solo estrenó el primer corte de su nuevo álbum, “Drew Barrymore”, sino que también anunció el cambio de nombre del LP, pasando de A a Ctrl (abreviación de Control). Pero todavía faltaba lo más importante: la fecha de lanzamiento.

El 23 de enero, Billboard confirmaba la salida del disco para el 3 de febrero. Los fans, con más hype que nunca, volvieron a sufrir ante un nuevo retraso del disco. “Nunca dijimos eso. Si no viene directo de TDE entonces no es oficial. Está cerca, muy cerca.” declaraba una fuente del sello al medio DJ Booth el 2 de febrero.

Las buenas noticias no tardaron mucho en llegar. “Love Galore”, segundo single del álbum, era publicado en los servicios de streaming el 28 de abril, mismo día en el que Rowe firmaba su contrato con RCA Records. La llegada de Ctrl era inminente.

Finalmente, el 24 de mayo, el más grande de todos los interrogantes era respondido: SZA confirmaba el lanzamiento de su álbum debut para el 9 de junio. Previo a esto, el 2 del corriente mes sale “Broken Clocks”, tercer sencillo del disco.

Corrió mucha agua bajo el puente desde aquella nota de 2014 en la que la cantante definía su proyecto como un disco con fuertes influencias del trap y de letras agresivas. Tanto en la parte musical como en la lírica, el producto final nos muestra algo totalmente diferente.

Ctrl resulta ser un gran cocktail de R&B alternativo combinado con muchos otros estilos. Desde el minimalismo de un par de golpes y efectos sonoros de “Anything” y la simpleza de una guitarra en “20 Something” hasta el R&B con percusiones traperas de “Love Galore” y “Garden (Say It Like That)”, pasando por el pop estilo ’70s de “Prom”, los beats contundentes de “Pretty Little Birds” y el neo soul de “The Weekend”. Bajo la producción de Terrace Martin, Scum, B?kon, THANKGOD4CODY, Carter Lang y Punch, entre otros, Rowe navega los diferentes ritmos y tempos, adaptándose a la perfección a cada situación, haciendo gala de su versatilidad y sacando a relucir su increíble voz en absolutamente todos los temas.

Con respecto al apartado lírico, Ctrl resulta ser el proyecto más sincero de SZA hasta el momento. ”Es la primera vez que escribo literalmente sobre mi vida en vez de figurativamente”, declaraba la cantante a Billboard el pasado enero.

Como si se tratara de un diario íntimo de su adolescencia/juventud, Rowe invita al oyente a un recorrido a corazón abierto por su pasado. Lidiar con chicos, baja autoestima, soledad, valorarse a uno mismo y el deseo de ser una chica normal cuyo novio le presente a la madre. Estos son sólo algunos de los tópicos sobre los que canta Solána.

Supermodel” es un canto a ese amor de la juventud, a ese pibe que, si bien SZA intenta sacarse de la cabeza por haberla dejado el Día de San Valentín para irse a Las Vegas, también la pone en la incómoda situación de preguntarse “¿Por qué no puedo estar sola? Desearía sentirme cómoda conmigo”. Esta línea se sigue en “Drew Barrymore”, donde la artista se lamenta por no ser más atractiva y femenina, tirándose tan abajo que llega a la siguiente conclusión: “Estoy tan avergonzada de mí que quizás necesito terapia”. Rowe parece escupir todas sus frustraciones hasta llegar a “Normal Girl” para expresar su anhelo máximo: “Desearía ser una chica normal”, de esas que enorgullecen a sus padres y sus amigos.

Pero no todo en Ctrl es baja autoestima. También nos encontramos con temas que muestran a una SZA mucho más segura. Los tracks “Love Galore” y “Broken Clocks” describen a una chica totalmente decidida. En el primer caso, a no perder tiempo con un flaco que la persigue a pesar de no amarla y de tener novia. En el segundo, a no volver a una vieja relación, diciéndole al chico en cuestión “¿Por qué me seguís hablando como si estuviéramos juntos? Yo seguí adelante y estoy mejor”. Por otro lado, “Doves in the Wind” parece un mensaje para todos los hombres superficiales que hacen cualquier cosa sólo para tener sexo, en el cual Solána se muestra decidida a esperar a ese muchacho que “merezca toda la caja de chocolates”. Mientras tanto, “The Weekend” nos presenta a una joven tan libre y segura que está dispuesta a compartir a su amante con otra mujer.

El disco nos lleva a un viaje en una montaña rusa de emociones para culminar con “20 Something”, una canción más actual, en la que Rowe se muestra como lo que es: una veinteañera que parece disfrutar de su vida, a pesar de no estar libre de conflictos. “Espero que los veintialgo no terminen/espero conservar al resto de mis amigos/rezo por que los veintialgo no me maten” son las últimas frases cantadas antes del outro, que cuenta con la participación de la madre de Solána.

Por último, hay que reconocerle a la cantante el hecho de que, a pesar de contar con las colaboraciones de Travis Scott (“Love Galore”), James Fauntleroy (“Wavy (Interlude)”), Kendrick Lamar (“Doves in the Wind”) y Isaiah Rashad (“Pretty Little Birds”), nunca pierde el papel protagónico en esta suerte de película sobre su vida.

En resumen, la voz de SZA y su capacidad para transformar sus historias y sentimientos en canciones convierten a Ctrl en un “must listen” del 2017.  ¿Valieron la pena tantos años de espera? Sólo basta con darle play al disco para darse cuenta de que la respuesta es un rotundo “¡SÍ!”.

SZA – Ctrl

2017 – TDE / RCA

www | Facebook | Twitter | Instagram

01. Supermodel
02. Love Galore (ft. Travis Scott)
03. Doves in the Wind (ft. Kendrick Lamar)
04. Drew Barrymore
05. Prom
06. The Weekend
07. Supermodel
07. Go Gina
08. Garden (Say It Like Dat)
09. Broken Clocks
10. Anything
11. Wavy (Interlude) (ft. James Fauntleroy)
12. Normal Girl
13. Pretty Little Birds (ft. Isaiah Rashad)
14. 20 Something