Compartir

Por si pasó mucho tiempo desde que tuviste una regresión a los 50´s o desde la última vez que saliste a manejar en una fría noche sin ningún destino previsto, ahora tenés la razón perfecta para hacerlo. El dúo danés, The Raveonettes, vuelve a deleitarnos con un nuevo disco.

A más de 10 años de la aparición de la banda, Sune Rose Wagner y Sharin Foo nos presentan Observator, su séptimo trabajo. Otra vez de la mano del productor Richard Gottehrer, tal como lo hicieron con Chain Gang of Love o Pretty in Black, la banda presenta un sólido disco que con solo 34 minutos te transporta a esa atmósfera de distorsion, trémolos y dulces melodías a la que nos tiene tan acostumbrados.

Young and Cold” es la canción que abre el cd, y lo hace de una manera majestuosa. Casi “obligándonos” a prestar atención, las voces de Sune y Sharin irrumpen en la escena en una hermosa balada acompañada por una guitarra acústica y un poco de esa inevitable distorsión por detrás. Con solo escuchar el “I don´t wanna be young and cold” que cantan tan fervientemente, nos hace pensar que, sí, es verdad, no se están haciendo más jóvenes, pero sin embargo nunca podrían ser fríos y menos con este disco, donde demuestran sentir intensas emociones a flor de piel. Solo basta continuar con “Observations” para seguir metiéndonos en esa sombría penumbra de guitarras y desesperación, esta vez acompañadas óptimamente con una bella melodía de piano. “Curse the Night” nos tranquiliza un poco y hasta nos enamora con la sencillez del juego de voces que presenta. Luego nos adentramos en “The Enemy”, una de las canciones más importantes del disco, que ya fue lanzada con un video musical que no pierde ese toque tan vintage de todas sus anteriores entregas. Es una bella canción, personalmente una de mis favoritas.

El sesgo melancólico parece no acabarse nunca pero de pronto llega “Sinking with the Sun” a animarnos un poco. Con una línea similar a canciones como “Love in a Trashcan” o “Twilight”, nos enciende con ganas de salir a buscar por todos lados una máquina para viajar en el tiempo y bailar eternamente. Lo mismo nos ocurre con “She Owns the Streets” o “Downtown”, las canciones más “movidas” del disco.

You Hit Me (I´m Down)” vuelve a retomar el patron que nos mostraba la primera parte del disco, lindas melodías e inevitable tristeza, pero una tristeza disfrutable (si es que eso existe). Rematan al final con “Till The End” terminando el disco con una apasionante canción con mucha fuerza.

Observator no presenta diferencias sustanciales con sus predecesores, sigue la misma línea que The Raveonettes parece haberse “impuesto” hace ya un tiempo. Lo que sí plantea es una atmósfera mucho más melancólica, por lo menos en la primera parte del disco. Oscuridad y oscuridad, donde por ahí anhelamos un poco de lluvia que la acompañe. Y está todo bien, porque en muchas ocasiones son sorprendentemente adecuadas. Hasta me atrevería a decir que cualquier canción de Raveonettes encajaría perfectamente con el soundtrack de cualquier película de David Lynch.

El disco es genial y cualquier fan de la banda lo disfrutaría enormemente pero no es ninguna sorpresa. Tal vez quisieramos ver al dúo saliéndose un poco de su zona de confort, ese universo oscuro y melódico donde los 50´s nunca pasaron y presentando algo diferente. O tal vez no, tal vez simplemente nos encanta que tengan un sonido tan característico, tan suyo y nunca nos vamos a cansar de escucharlos. Lo que ciertamente añoramos es que aún tengan muchas cosas más para ofrecernos. Esperaremos ansiosamente.

The Raveonettes – Observator

2012 – Vice Records

Sitio | Facebook | Twitter

01. Young and Cold
02. Observations
03. Curse the Night
04. The Enemy
05. Sinking With the Sun
06. She Owns the Streets
07. Downtown
08. You Hit Me (I’m Down)
09. Till the End

The Raveonettes – Observator by Jason on Grooveshark