Me pongo a pensar dónde estaba cuando salió el disco anterior de los Strokes, “First Impressions of Earth” y me cuesta pensar que fue hace tanto así. Desde el 2006 hasta aquí pasaron 5 años, asique me encontraba en la escuela secundaria todavía. Y honestamente, ese tercer disco no era lo que los seguidores esperábamos. Si bien no estuvo mal (siempre te terminan gustando los discos malos de tus bandas predilectas), queríamos algo más “Strokes”. Hoy en 2011, “Estoy poniendo a prueba tu paciencia” es la primera línea que sale de la garganta de Julian Casablancas en este nuevo disco, “Angles“. No creo que sea coincidencia. Los muchachos se hicieron esperar mucho, a veces pensé que lo hacían a propósito (no me quepan dudas) y esta primera frase de la primera canción me lo confirma.

Y claro, lo que todos pensábamos es “Estos pibes (por decir pibes) se deben estar mandando un álbum de la gran puta (por decir la gran puta)”. Lo estaban haciendo. Parece que en realidad les costó hacerlo, la convivencia, dicen, que fue difícil pero los neoyorquinos tuvieron sus sesiones de grabación y lo tenían listo ya hace un tiempito, guardado en el cajón, pero estaban poniendo a prueba nuestra paciencia, a fin de cuentas. (Mención aparte el miedo que nos daba que cada uno esté tan metido con sus proyectos paralelos. Seguramente no fui el único que pensó: “Habrá un cuarto disco?”)

En entrevistas y tweets, a lo largo de este tiempo, cada uno de los 5 iba tirando datos o pistas, y en alguno de esos decían que estaban atrapados “en el futuro y en el pasado”, que iba a tener un sonido diferente y que podría sorprender en el buen sentido. Después de tanto tiempo ya no sabía con qué me iba a encontrar al escuchar “Angles”, y tratando de no hacerme tantas expectativas, fui a su escucha. Ya sabía que iba a tener 10 canciones, lo que me gustaba: “First Impressions of Earth” tenía 14 y duraba casi una hora, pero lo que me atraía de esta banda era precisamente esa aceleración de un poquito más de media hora. Lo que no me gustaba era su portada, pero bueno.

No puedo negar que el disco me sorprendió. Pensé que iba a ser peor, sinceramente no tenía ganas de otro “FIOE”. Quería algo que retorne más a “Is This It” o a “Room On Fire”. Pero algo tenemos que dejar en claro: los Strokes no van a hacer otro disco así. Resultó ser un cóctel de todas las “etapas” de los Strokes más el condimento del disco de Jules. Es evidente en este disco que la batuta la dirige Juliancito, con sus sintetizadores y ruiditos electrónicos que cada vez le llaman más la atención, parece. Lo bueno es que sabe utilizarlos y por momentos parecen canciones llegadas desde los ’80 o del glam-rock setentero. ¡La intro de “Two Kinds of Happiness“! Parece una canción extraida del soundtrack del Club de los Cinco (The Breakfast Club). O “You’re so Right” que parece de algún jueguito del Family.

El disco pasa rápido y cuando termina no asimilás que escuchaste “el tan esperado nuevo disco de los Strokes“, asique vas por otra escucha más. Y te das cuenta que te gusta.

The Strokes – Angles (2011)

1. Machu Picchu
2. Under Cover of Darkness
3. Two Kinds of Happiness
4. You’re So Right
5. Taken For a Fool
6. Games
7. Call Me Back
8. Gratisfaction
9. Metabolism
10. Life is Simple in the Moonlight

Mira a los 2 videos de The Strokes de su nuevo album Angles:

The Strokes – Under Cover Of Darkness

The Strokes – Taken For A Fool