The-xx

Tres años tuvieron que pasar desde aquél maravilloso debut de los londinenses The Xx para que volvamos a escuchar nuevas canciones. De 2009 para acá, obviamente, bastantes cosas pasaron en el medio y mucho se habló sobre la continuidad o no de la banda, dado el ascendente protagónico en la escena dubstep y electrónica de Jamie Xx, uno de los pilares que sostiene este trío.

Primero, el trío mismo se encargó de aniquilar nuestras esperanzas de un nuevo disco, diciendo que quizás pasase mucho tiempo hasta que sacaran otro álbum. Luego, la carrera de Jamie Xx tuvo un hito especial: el lanzamiento de la placa junto a Gill Scott-Heron vislumbraba que iba a pasar cierto tiempo hasta que escuchemos nuevos beats con la voz de Romy y Oliver.

Después, finalmente vino el anuncio y los dos primeros adelantos, “Angels” y “Chained“. Antes, se abrieron un tumblr en el que subían videos que les gustaban, dejando entrever las influencias para este segundo trabajo. Las expectativas eran verdaderamente altas (y generalizadas) por semejante debut y por el tiempo que se tomaron: algo bueno tenían que estar haciendo.

Septiembre 11 fue la fecha en la que se lanzó oficialmente Coexist y tuvo muchas opiniones y lecturas encontradas. Coexist es un disco que puede funcionar tranquilamente como lado B para The Xx: no hay un nuevo sonido (sí una producción más pulida, con voces más arriba y especial atención en ello), las letras siguen siendo de relaciones que ya no dan para más y el bajo sigue cumpliendo su especial papel en estas canciones tan atmosféricas. Incluso leo la reseña que salió en este mismo sitio sobre aquél lanzamiento y las canciones tratan sobre lo mismo, pudiendo ser descriptas casi igual.

Esto tiene dos lecturas: o no saben reinventarse, o la banda encontró su sello personal al cual pueden sacarle el jugo todo lo que puedan, hasta que no dé para más. Prefiero el segundo punto de vista, porque ¿por qué quisieramos que The Xx cambie su sonido? Si The Xx fue casi perfecto, entonces Coexist, tan “igual”, tan “sin sorpresas”, debería serlo también.

Y casi que lo es, también. 11 canciones en 37 minutos que nos transportan a aquél amor que se terminó, o al frustrado. Coexist relata una historia de amor, en todas sus fases, a lo largo de sus once canciones: el opener “Angels” (ah, no hay una intro instrumental como en el primero) es una declaración total de amor. Pero ya en “Chained” todo se va un poco a la mierda en esta relación: la asfixia de una de las mitades en la relación es suficiente motivo para el hastío. Los beats son de los más up que encontramos en todo el disco, claramente influenciado por los sonidos de Burial, hecho que continúa en “Fiction“.

El cuarto track es uno de mis favoritos: “Try“, con las voces frágiles y quebradas hacen realmente sentir la letra y dan ganas de ahogarse. En “Reunion” se luce el trabajo de Jamie, sobre todo en sus dos minutos finales: el chico sabe lo que hace y en este tiempo tuvo grandes profesores. Sin dudas, una parte fundamental del trío. Luego viene “Sunset” y la influencia de Everything But The Girl es súper escuchable.

Sin embargo “Missing” es lo mejor que trae este segundo disco, y acá sí hay material nuevo y diferente para escuchar. La relación que se cae sigue a lo largo de todo el disco, pero en “Our Song” nos dan la esperanza que necesitamos para el final y dicen que nos van a arreglar el corazón, después de casi fulminarnos con “Unfold” y “Swept Away“.

Un disco que no pasará desapercibido y que con el tiempo los fanáticos del trío londinense van a apreciar más y más, casi al lado del debut de 2009. Y no tengamos miedo: son jóvenes y están encaminados. Ojalá sigan sacándole el jugo a este sonido y a ese sello personal de las líricas y atmósferas únicas que tan bien les sale, porque si de atmósferas oscuras y a la vez románticas se trata, encontramos en The Xx los idóneos para esto.

The Xx – Coexist

2012 – Young Turks Records

Sitio | Facebook | Tumblr

01. Angels
02. Chained
03. Fiction
04. Try
05. Reunion
06. Sunset
07. Missing
08. Tides
09. Unfold
10. Swept Away
11. Our Song