Foto: Facebook de Travis Scott

Finalmente, luego de varios retrasos, fechas de lanzamiento falsas y después de haberlo pospuesto en reiteradas ocasiones, Astroworld, el tercer y esperado disco de estudio del rapero Travis Scott se lanzó el pasado 3 de agosto, acompañado de sorpresas, sofisticación y polémica, que parece recuperar la fuerza de su disco debut Rodeo.

El sucesor de Birds in the Trap Sing McKnight, lanzado en 2016, es un compendio enorme de colaboraciones que actúan como un “ensemble cast”, además de un tracklist bastante generoso (17 canciones) y una lista de sampleos casi interminable.

Astroworld, según palabras del propio rapero oriundo de Texas es un tributo a la comunidad rap de aquel territorio, pero sobre todo a un parque de diversiones que cerró sus puertas en 1999 que se encontraba en Houston, el cual le da nombre al disco. Aquel espíritu que se funda entre juegos, colores y luces, casi festivo, es el que el rapero quiso recuperar, aunque lo embebió de cierta oscuridad plagada de fuerza lo que lo convierte en un disco sumamente coherente y efectivo, pero no innovador.

A lo largo se su extenso tracklist, Scott nos sumerge en un gran laberinto de espejos y sonidos modulados con dosis de humo y algodones de azúcar por igual, con exceso de vocoder, además de sampleos y colaboraciones varias. Frank Ocean en “Carousel”, Drake en “Sicko Mode” y “Stargazing” (la canción que abre el disco), Kevin Parker y The Weeknd en “Skeletons”, Stevie Wonder y sus solos de armónica en “Stop Trying to be God”, entre tantos otros.

Aunque el hip hop se arme sobre todo en base a colaboraciones y samplers diversos, demasiado exceso puede terminar confundiendo y aunque este disco sea un casi interminable desfile de personalidades que se meten dentro de la cabeza inflable de Scott, el material en su totalidad tiene una identidad propia bastante interesante.

En cada canción podemos reconocer al rapero y recorrer su propio parque, en el que rigen sus propias reglas y sonidos, aunque sus palabras sean interpretadas por otros o su voz este sumergida en un espeso vocoder.

El arte de tapa estuvo a cargo del fotógrafo estadounidense David LaChapelle y en pocas horas fue motivo de polémica: se produjeron al menos dos artes de tapa distintos y uno de ellos incluía a la actriz trans Amanda Lepore, quien extrañamente fue borrada por Scott cuando mostró el arte de tapa, por lo que rápidamente fue acusado de transfóbico.

Momentos después todo pareció solucionarse con una declaración en Instagram hacia la actriz en la que el rapero de Houston mostró su apoyo total a la comunidad LGBTIQ y dijo: “Todos son bienvenidos a Astroworld”.

Travis Scott – Astroworld

2018 – Epic / Cactus Jack

01. Stargazing
02. Carousel
03. Sicko Mode
04. R.I.P. Screw
05. Stop Trying to Be God
06. No Bystanders
07. Skeletons
08. Wake Up
09. 5% Tint
10. NC-17
11. Astrothunder
12. Yosemite
13. Can’t Say
14. Who? What!
15. Butterfly Effect
16. Houstonfornication
17. Coffee Bean