Compartir

Como acostumbra religiosamente cada dos años, Tyler, the Creator acaba de lanzar un nuevo álbum. Esta vez, ha generado polémica desde el título mismo del disco debido a que lo presentó a través de sus redes sociales como Scum Fuck Flower Boy, pero sus representantes legales han salido a aclarar que aquel es un nombre alternativo, el oficial es solo Flower Boy; y de hecho es así como figura en plataformas como Spotify. A primera vista, se trata de una producción en la que, al igual que en sus trabajos anteriores, hay artistas invitados en casi todos los temas y en la que el track 10 es una combinación de dos canciones, en este caso “911/Mr. Lonely (ft. Frank Ocean and Steve Lacy)”. Lo anterior podría demostrar que si bien Tyler parece impulsivo y desmesurado, si se revisa de cerca su obra, es más bien evidente su meticulosidad; se descubre en cambio como un creador/provocador con todo fríamente calculado.

El disco es bastante heterogéneo en cuanto a atmósferas sonoras. Por ejemplo, son protagónicas las melodías cercanas al R&B en “See You Again (ft. Kali Uchis)” y “Glitter”, ambas encantadoras canciones de amor a su manera, mientras que en “I Ain’t Got Time!” y “November” el artista entrega un ritmo enérgico y confrontador. Entre los cortes más atractivos de este trabajo tenemos, además, al mencionado “911 / Mr. Lonely” que es una oda al aburrimiento millenial y la imposibilidad de conectar realmente con otros a nivel emocional.


En todo caso, por estos días el magnetismo e irreverencia de sus nuevas canciones flotan en el aire mezclados con la insinuación por parte de algunos de que con Flower Boy, el rapero sale del closet. Y las pistas que conducen a tal conclusión aparentemente están en todas partes, a nivel lírico e incluso audiovisual. Un ejemplo de ello sería la frase “I’m currently lookin’ for ’95 Leo” en “Who Dat Boy (ft. ASAP Rocky)” que hace referencia a Leonardo DiCaprio (en el video que acompaña la canción se confirma esta conjetura). En “Garden Shed (ft. Estelle)” también es posible interpretar ciertas metáforas como una confesión homosexual, aunque bien podría tratarse de otra cosa que él hasta el momento ha decidido mantener en secreto: “All my friends lost/ They couldn’t read the signs/ I didn’t wanna talk and tell ’em my location/ And they ain’t wanna walk/ Truth is, since a youth kid, thought it was a phase/ Thought it’d be like the Frank; poof, gon/ But, it’s still goin’ on”. Del mismo modo, en otras líneas de “Where This Flower Blooms (ft. Frank Ocean)”, también dispara versos que hacen pensar en la supuesta ambigüedad de sus preferencias sexuales.

Pero lo cierto es que más allá de esas especulaciones, que pueden resultar en últimas superficiales; no perdamos de vista que Tyler es parte de esta ola de hip hop experimental y sensible que hace callar la boca a quienes pretenden encasillar al género en estereotipos caracterizados por el exceso de testosterona. Es por esto que con frecuencia, en sus canciones abandera causas progresistas: Menciona movimientos como Black Lives Matters, así como sucesos de violencia discriminatoria de la historia estadounidense y es crítico del consumismo ciego y las tradiciones morales. Así que también es probable que con sus sugerentes letras simplemente se esté burlando de la “hombría” que normalmente le es exigida a los representantes de ciertos géneros musicales aún en la actualidad.

Después de todo, tal vez sea en frases como “Fuck the rap, I’m tryna own a planet/ From my other fuckin’ business ventures” de “Who Dat Boy” donde se vislumbra la intención real de Tyler: la de trascender la categoría de rapero y ser relevante en otros ámbitos en los que ya ha incursionado, como el mundo de la moda (tiene su propia línea de ropa llamada Golf Wang y ha organizado varios desfiles), la dirección y conducción de su propio show de TV, y demás iniciativas que siempre tiene en mente además de su carrera musical; en las que también predominan su extravagante sentido del humor y su espontaneidad.

Es así como, en medio de la estética floral, las abejas, los rumores y los memes difundidos por él mismo, Tyler ha conseguido fijar la atención mundial en este disco que no solo resulta de una genialidad musical admirable; sino que pone sobre la mesa la discusión de asuntos cruciales para esta generación como la identidad sexual, el racismo y las ansiedades, haciéndole honor a su pseudónimo: The Creator.

Tyler, the Creator – Flower Boy

2017 – Columbia

www | Facebook | Twitter | Instagram

01. Foreword
02. Where This Flower Blooms
03. Sometimes…
04. See You Again
05. Who Dat Boy?
06. Pothole
07. Garden Shred
08. Boredom
09. I Ain’t Got Time!
10. 911/Mr. Lonely
11. Dropping Seeds
12. November
13. Glitter
14. Enjoy Right Now Today