Foto: Bancamp de El viaje de Jim

Entre las sensaciones más bellas que uno experimenta tras escuchar un disco, las inaguantables ganas de recomendárselo a alguien se ganan el puesto número uno. Mi segunda favorita es cuando, luego de la recomendación, me preguntan qué género tocan o “qué onda” la banda y no encuentro palabras para definirlo. Es precisamente eso lo que nos sugiere el primer álbum de El Viaje de Jim. Un septeto oriundo de Adrogué, compuesto por Martin Hiriart en voz, María Rosario Pastorale en coros, Lisandro Basetti en bajo, Joaquín Marti en guitarra, Tomás Witenas en saxo, Juan Guardia en batería y Marcos Bori en teclados.

El homónimo EP fue grabado en DDR Recordings y Fauna Cósmica (mezclado por Sebastián Admetla y Laura Castro Borsani), y masterizado en TrakWorx estudio.

En palabras de la propia banda, lo que más reina es la amplitud de géneros tratando de mezclar ritmos. En El Viaje de Jim descubriremos funk, reggae, folklore, candombe, mucho talento y un colectivo de canciones que nos dejarán en un lugar mejor del que nos encontrábamos antes de escucharlos. ¿Acaso la música no se trata de eso?

En “La Valentín Alsina” suena una fina guitarra funk rasgueada de forma tal que resulta imposible no mover la cabeza al ritmo de la pequeña fiesta a la que nos invitan estos muchachos. De hecho, los propios integrantes de la banda habían advertido previamente que tal vez nos despertara ganas de bailar. No podían estar más acertados. El teclado de Marcos Bori aporta una ensoñadora y nocturna textura, la cual se complementa de modo sublime con el desganado y canchero canto de Martín Hiriart. Y si se trata de voces, hay que celebrar los coros a cargo de Rosario Pastorale en grandiosa conjunción con la abúlica trova de Hiriart.

La alternancia de un ritmo de reggae descompuesto en funk da lugar a la canción con la mejor letra del EP, “Gira la rueda“. “Sana el leproso, gana el peor, quiebran las bolsas, baja el valor”, cantan en conjunto Pastorale e Hiriart luego de un grandioso solo de guitarra a manos de Joaquín Marti. El tema finaliza con un excelente solo en dúo de saxo y teclados, por Bori y Tomás Witenas, que nos deja eufóricos ante lo que se viene.

Inmersos en un entusiasmo creciente, nos encontramos con “Encumbrado“: una chacarera digna de los primeros trabajos de Lisandro Aristimuño. Esta bella obra nos cautiva con una prosa que nos sitúa inmediatamente en el peculiar ambiente de la noche sobre la montaña. Los arpegios de guitarra y piano, en conjunción con el dulce, suave y desganado canto de la dupla Hiriart/Pastorale, suscitan una obra que debería ser el soundtrack de cada viaje de regreso de unas vacaciones con amigos, en la confidente soledad de la ruta. Por último, el solo de guitarra de Marti es para atesorarlo en la mesita de luz, puesto que luce la misma fuerza y dulzura que tiene el ventarrón de la pampa querida descrita por Hiriart. Jim viaja y declara que se dirige a lo encumbrado. Con canciones de esta calidad, sin duda llegará pronto.

Como cuarto tema, en “Armando” se distingue el virtuosismo de cada uno de sus integrantes. Efectivamente, dando lugar para que se destaque un solo de casi todos los instrumentos, donde el más interesante resulta ser el de batería, en manos de Juan Guardia. La densa textura vocal de la canción genera un clima atrapante que lo termina de redondear el bajo de Lisandro Basetti y el saxo de Witenas.

Para concluir el EP, Jim dejó lo que es en mi opinión el mejor tema del disco: “A través del Cristal“. Otra vez con un tono jazzero, la Stratocaster de Marti y los teclados de Bori nos zambullen en una etérea y nocturna atmósfera, donde podemos y debemos mover la cabeza acompañando la melodía que nos relata el saxo. Y cuando llega el solo de guitarra ya estamos completamente enamorados de la obra. En este punto, solo queda sumergirse en el océano de sonido donde fluyen las corrientes del talento del bajo de Basetti y la gran capacidad de establecer virtuosos motivos melódicos de atractivo inmediato (por parte de Marti y Witenas).

En tan solo 24 minutos, estos chicos de Adrogué y alrededores introducen un álbum imposible de catalogar en un género. Su rasgo más significativo es la multiplicidad de estilos y de talento, que confluyen al servicio de la canción. No hay dudas de que El Viaje de Jim puede llegar a hacernos volar, o incluso hipnotizarnos. Ahora queda en nosotros desvelarnos mientras los escuchamos.

El viaje de Jim – El viaje de Jim

2017 – Independiente

Bandcamp | Facebook

01. La Valentín Alsina
02. Gira la rueda
03. Encumbrado
04. Armando
05. A través del cristal