Compartir

Dos años después del aclamado debut de la banda, Gemini, Jack Tatum vuelve a deleitarnos con sus intensas letras, su melancolía y sus dotes musicales en la segunda entrega de Wild Nothing: Nocturne. El karma de cada banda después de un exitoso primer disco es la presión de saber si van a estar a la altura de su predecesor, si se redimirán o hecharán todo a perder. Es interesante ver los resultados. En el caso de Nocturne, es preciso decir que se sobrepuso a las expectativas con un sonido más pulido y complejo, Wild Nothing Tomo II ladies and gentlemen.

Nocturne, al igual que Gemini nos atrapa de entrada y nos invita a sumergirnos en ese universo de introspección, en esa atmósfera calma y hasta un poco nostálgica tan característica de la banda.

La canción encargada de empezar el cometido es “Shadows”, una de las canciones que pudimos darnos el lujo de ir conociendo de antemano. Si su función era ser una pequeña prueba de lo que iba a ser el disco, fue elegida sabiamente. Sin ninguna advertencia, nos agarra la mano y nos mete en el atormentado mundo de Jack Tatum. Esta vez, lo hace a través de una guitarra que dulcemente nos invita a ser parte de todo eso, y sabemos que estamos adentro antes de que la canción llegue a su clímax con una armoniosa melodía de cuerdas. Así se presenta el disco, y seguimos con “Midnight Song”, una canción bastante tranquila y amigable. La canción que lleva el nombre del disco “Nocturne” (si vale la redundancia) ya despliega el inevitable sesgo ochentoso de la banda, con predominio de la guitarra nuevamente. Si no es esta canción el esperado “single” de la banda, entonces “Only Heather” claramente lo es. Una canción bastante jovial y entretenida, con una melodía muy pegajosa que nos hace querer conocer a una Heather en algun lugar del mundo a quien dedicarle el tema. Otra canción que sigue en esta línea es “Disappear Always”, personalmente uno de mis favoritos por la simplicidad y la ternura que tiene (además del riff del comienzo). Pero, si lo que estaban buscando son esas canciones intrínsecamente “dream-pop” tan características de Gemini, (o de Wild Nothing en sí) entonces seguramente se sientan muy satisfechos con “Through the Grass”, “Paradise” o “Counting Days”.

Nocturne representa en sí un proyecto bien realizado. Si bien no tiene esos hipnotizantes singles con los que contaba su predecesor, (“Live in Dreams” o Summer Holidays”) es un disco que cumple “globalmente”, es decir, como un “todo”. Como señalé anteriormente, es mucho más prolijo y presenta nuevos recursos musicales y hasta interludios musicales mas largos y experimentales. Tal vez en algo tenga que ver la colaboración de Nicolas Vernhe que también participó con bandas como Dirty Projectors.

Lo que no puede ponerse en duda es que Jack Tatum sabe lo que hace y solo nos queda esperar que su tenue voz nunca desaparezca.

Wild Nothing – Nocturne

2012 – Captured Tracks

Facebook | Twitter | Sitio | MySpace

01. Shadow
02. Midnight Song
03. Nocturne
04. Through The Grass
05. Only Heather
06. This Chain Won’t Break
07. Disappear Always
08. Paradise
09. Counting Days
10. The Blue Dress
11. Rheya