Compartir

Después de haber sido galardonados este año con el premio Gardel como Mejor álbum nuevo de rock, la banda de Caseros se esfuerza por recorrer la región y ganar experiencia en los viajes y toques lejos de Buenos Aires.

“Con nuestro segundo disco, Al borde del filo, nos empezaron a pasar cosas nuevas como banda. Empezamos a viajar mucho más por Argentina. Conocimos nuevas provincias, y todavía nos quedan un par más por conocer en este 2017”, afirma Andrés Robledo, cantante y guitarrista del trío roquero.

¿Se están dedicando de lleno a la banda?
Sí, vivimos en Caseros, en los suburbios de Buenos Aires, y para nosotros es muy importante llevar nuestra música a otros lugares. Este año también estuvimos por Brasil, recientemente en Uruguay, y dentro de dos o tres meses volveremos a Brasil para presentarnos en San Pablo y festivales cercanos a esa región. Este año Las Diferencias van a conocer muchos lugares nuevos como el norte de Argentina y también vamos a volver a La Pampa, al sur.


Entonces fue a raíz del Al borde del filo eso de salir más a la cancha y viajar con su música de manera más reiterada…
En realidad lo veníamos haciendo, pero se dieron un par de condiciones en el segundo disco que nos facilitaron un montón de cosas. Cuando presentamos este disco ganamos un premio Gardel, por ejemplo, y eso nos ayudó mucho.

Las Diferencias en Club V – Foto: Daniela Cilli
Las Diferencias en Club V – Foto: Diego Moyano

¿Cuánto influyó ese premio en ustedes?
Para mí los premios son un poco intrascendentes. No creo que me signifiquen mucho en lo personal. Sin embargo, entiendo que a la banda eso es algo muy importante, entonces en muchos puntos se vuelve como un mecanismo de buen y mejor acceso a temas de la difusión y también para poder tocar. Cuando vos sos una banda premiada tenés un peso un poco diferente. Es como si un escritor sacase un libro y luego ganase un premio. Algunas cosas se vuelven un poco más fáciles, se te abren un par de puertas.

¿Cómo fue haber ganado el Gardel? ¿Los tomó por sorpresa?
Un poco sí. Nos pasó que nos habían ofrecido postularnos. Lo hicimos y después quedamos nominados. Tuve que ir a la ceremonia y ahí resultamos ganadores. Qué sé yo. Fue llamativo porque para una banda independiente con dos discos como nosotros el hecho de estar codo a codo en una instancia con bandas top del rock argentino como Babasónicos o Eruca Sativa es bastante zarpado. Para una banda con poca carrera como nosotros fue algo meritorio.

¿Qué se viene para Las Diferencias este año?
Este año queremos crecer como banda dentro de Argentina, recorrer provincias y lugares bien chicos, hacer como un trabajo de hormiga, no ser una banda solo de Capital, eso es la experiencia que ganamos nosotros.

Las Diferencias en Club V – Foto: Daniela Cilli

¿Cómo se han sentido tocando en pueblos chicos?
Para mí tocar es igual en todos lados, aunque toque en La Trastienda de Montevideo o el Luna Park o en un pueblo en el medio de Córdoba en Argentina. Para mí es lo mismo. Lo que se gana es la experiencia, se gana mucho tocando en lugares donde los circuitos tradicionales no llegan mucho.

Foto principal: Las Diferencias en Noche Mandrax, por Daniela Cilli.

Las Diferencias tienen agendadas varias presentaciones: Buenos Aires (sábado 19 de agosto en Goiânia Noise Festival, 2 de septiembre en Continuum Bar de Hurlingham, 13 de octubre en El Amparo Bar de Burzaco), Córdoba (6 de octubre en Club Belle Epoque), Entre Ríos (4 de noviembre en Velvet Bar de Concordia) y Brasil (12 de agosto en San Pablo, 18 en Uberlândia).