Compartir

Pocas sorpresas recuerdo con tanta vehemencia como aquel post en el que se anunciaba la adición de Beach Fossils a la primera edición del festival Music Wins allá por mediados de 2014. Tanta exaltación, alegría y adrenalina solo parecían predecir lo que eventualmente fue un sentir potenciado en una tarde soleada de pogos y caras conocidas en Mandarine Park. Tres años después, la banda de Dustin Payseur vuelve a exigir saltos y robar corazones, esta vez, encabezando un show íntimo en Niceto el 12 de mayo junto a El Sur.

La excusa que comienza a aglomerar fervientes seguidores en una extensa y prometedora gira es agravar la espera del tercer LP de la banda, finalmente fechado para el 2 de junio. Somersault será el debut oficial de Beach Fossils en el nuevo sello que gestionan Payseur y su esposa, Bayonet Records, que también embandera artistas como Frankie Cosmos, Warehouse y Lionlimb. En este contexto idóneo, pude hablar con Dustin, una incondicional voz en el soundtrack de mi vida hace muchos años y contagiarme de la racha-cumple-sueños que transita actualmente.

Así como el comienzo de esta nota el intercambio se inicia con mi experiencia en el Music Wins, lo hermosamente intenso que fue ver Beach Fossils por primera vez, le pedí su lado de la historia. Cómo fue su experiencia tocando por primera vez en Argentina:
¡Fue genial! Yo ya conocía Argentina… tengo unos amigos que viven ahí y una vez que viajé con mi esposa paseamos por Buenos Aires y disfrutamos mucho… entonces fue buenísimo volver, porque generalmente cuando tocamos en algún lugar cuando estamos de gira es la primera vez que estamos ahí, y esa vez fue diferente, porque al haber estado antes pudimos tener la verdadera experiencia y sentir la ciudad antes del show. Me acuerdo que la audiencia fue increíble. Cuando tocás en festivales nunca sabés qué esperar, pero fueron muy amorosos y amables y nos hicieron sentir bienvenidos. Me entusiasma pensar cómo va a ser esta vez con un show más íntimo.


¿Qué sentís cuando viajas unas 10 horas en avión y encontras gente que canta tus canciones con tanto fervor y vehemencia?
Es increíble, nunca me voy a cansar de admirarlo. Siento que hay gente que lo da por sentado, se quejan, reniegan, verdaderamente no les interesa… pero esa no es la actitud que hay que tener. Esa gente está ahí porque disfruta lo que hacés… es el mejor sentimiento del mundo.

Muchos artistas ni siquiera consideran que gente viaja desde diferentes puntos del país para compartir esa experiencia. En el caso de Argentina, no todos viven en Buenos Aires y a veces es un re viaje llegar… creo que mucho de la calidez y la exaltación del público tiene que ver con todo ese esfuerzo invertido…
Exactamente… hay que estar agradecidos, para mí es así. Cuando estás de gira, ya sea que tenés un mal día o una mala semana, el segundo en el que salís al escenario todo se va, te sentís completamente diferente. Estás ahí, haciendo lo que amás para gente que verdaderamente lo aprecia y disfruta… hace que todo valga la pena.

No sé cómo sentís los festivales, pero imagino que debés estar emocionado de que el próximo show sea solo de ustedes… ¿expectativas?
Fue tan buena la energía del último show que solo espero que podamos tener un público así de energético. Creo que la energía se amplifica cuando tocás en espacios más chicos, así que lo espero con ansias. Creo que va a ser muy divertido.

Me imagino que planean un mix de clásicos y temas nuevos…
Seguramente toquemos canciones nuevas, hay unas que tocamos muuuuy pocas veces, todavía estamos viendo de qué manera suenan mejor en vivo… pero siempre está bueno mostrárselas a la gente y ver cómo reaccionan. También vamos a tocar canciones viejas, claro, siempre intentamos hacer un mix de todos los discos. Esta vez estamos trabajando diferente porque el line-up cambió [el baterista Tommy Gardner se fue a vivir a China] y además porque tenemos ganas de meter más gente para hacer arreglos orquestales, teclados y demás cosas que no teníamos antes. No vamos a presentarnos así esta vez porque no tuvimos tiempo de armarlo bien, pero seguro volvemos pronto y con el nuevo line-up.

Justo iba a preguntarte sobre eso… según lo que escuché y leí del nuevo disco se presume mucho más complejo en materias de instrumentación así que me preguntaba si eso iba a afectar el vivo.
Todavía estamos viendo qué onda. La verdad es que mientras trabajamos en el disco no pensamos en el vivo. El disco es un proyecto en sí mismo, hacés las canciones como querés que suenen y siempre al vivo lo vemos después. Esta vez me imagino que eso va a implicar mucho correteo, cambio de instrumentos y cosas así…

Estoy esperando este LP con muchas ansias. Mis preguntas iniciales son ¿Por qué el nombre? Somersault [salto mortal], suena ambicioso. Y pegada a esa (pensando en que estén relacionadas), ¿por qué tardó tanto?
(Risas) Definitivamente están relacionadas. Creo que la razón por la que tardó tanto es porque queríamos hacer un disco que se sintiera bien. Son las canciones y los discos los que te indican que el proceso terminó. Nunca podés apurar eso, tenés que seguir laburando hasta que [la canción o el disco] te dice que no necesita nada más. Además como este es el primer disco de Beach Fossils que sacamos con Bayonet y no con Captured Tracks sentí que no teníamos a nadie “arriba” presionándome con cuestiones de tiempo o imponiéndonos una agenda. Creo que verdaderamente apreciamos esa libertad.

Tenía la corazonada de que todas esas cosas venían de la mano. Contame de Bayonet, ¿es un sueño hecho realidad manejar tu propio sello discográfico?
Siii, es mi sueño desde que soy un niño. Me acuerdo que grababa cositas en cassettes en lo de mi abuela y siempre me inventaba sellos nuevos y se los compartía a mis amigos (risas y más risas). Nunca se me fue, siempre quise hacer eso. De alguna manera, todo se me dio junto en su debido tiempo. Mi esposa estaba trabajando en Captured Tracks y cuando se me estaba terminando el contrato con el sello le dije: “¡cómo no tenemos un sello juntos para que saque mi música ahí!” y decidimos hacerlo posible.

Me encanta para dónde va todo esto. ¿Qué es lo mejor de ser tu propio jefe?
Creo que la libertad, tener todo el control creativo es lo más importante… poder hacer decisiones que ponen el arte primero, y además mi moral y la manera en la que yo veo al arte. Me gusta pensar en navegar la industria musical haciendo decisiones con las que te sentís a gusto y en las que no sientas que estés haciendo concesiones de algún tipo, o relegando tu integridad o tu arte.

¿Sentías esas cosas con Captured Tracks?
No con Captured Tracks, ellos siempre me dieron mucha libertad. Siempre pude hacer lo que quise hacer. Siempre estuve muy contento con ellos. Nunca me exigieron cosas, siempre me respetaron y me dejaron tener control sobre mi arte, así que en algún sentido creo que en realidad esta nueva “libertad” viene por el lado de no sentir que tengo a alguien arriba mío.

Con lo mucho que me gustan tus canciones y lo honestas que se sienten siempre me pregunté cómo llegan a ser lo que son, cómo es ese proceso creativo. Y por otro lado, me copa pensar en el proceso más grande, que es el de cómo pasan de ser algo tan personal y sentido a algo que puede apelar a gente muy distinta y en distintas partes del mundo… en el orden que quieras.
La manera en la que compongo una canción es primero enfocándome en la música. Esa es la parte que lleva más tiempo, hacer la música bien, empezar con una base de bajo o algo así, agregar las guitarras e ir laburando encima de eso con las baterías y el resto de los instrumentos. Ver cómo complementarlos. Una vez que termino con la parte instrumental es un proceso tan emotivo que siento que ni siquiera tengo que ponerle letras porque pienso: “¡Ey! ¡Esta canción verdaderamente representa todas las emociones que estaba sientiendo mientras la componía!”. Yo escucho mucha música instrumental, me encanta y siento que verdaderamente comunica muchas emociones, pero entiendo que también mucho de eso tiene que ver con que yo soy músico y tengo esos sentimientos especiales por la manera en la que se orquestan instrumentos, entonces decido ponerle letras a mi música, pero también por eso es la última parte del proceso. A Somersault lo terminamos y era todo instrumental. Mientras lo mezclábamos yo le escribía letras y grababa las voces y armonías. Técnicamente no es que las hago sobre la hora tampoco, siempre ando con un pequeño diario donde escribo ideas de canciones y conceptos, entonces cuando llega el momento reviso el cuaderno, me fijo cuál música es más idónea para cada emoción, y las complemento. Con respecto a lo que se transmite al resto de la gente, siento que siempre que escribas desde lo personal, o sea algo verdaderamente honesto e íntimo, vas a lograr crear esa conexión, porque muchas cosas que te pasan o sensaciones o sentimientos son cosas que mucha gente atraviesa, y siento que siempre y cuando seas honesto con vos vas a ser honesto con los demás.

¡Ey! ¡Qué lindo todo eso!
¡Gracias! Una cosa más de Somersault: es la primera vez en la que escribí letras colaborativamente. Eso cambió un poco el acercamiento desde lo lírico, pero el proceso fue básicamente el mismo que en todos los otros discos, lo único que cambió es que esta vez en vez de escribir las letras yo solo, lo hice con el resto de la banda. ¡Y estuvo bueno! Fue un interesante ida y vuelta de ideas.

Ya cerrando, me interesa saber cómo se siente este momento de tu vida… con un inminente nuevo disco, que sale en tu propio sello, a siete años de tu primer disco con Beach Fossils, encarando una nueva extensa gira y con nueva gente. ¿Cómo se siente este presente?
¡Muy feliz! Creo que sin los discos anteriores no tendría las libertades artísticas que tengo ahora, de darme el tiempo que necesitaba para que éste salga de la mejor manera. Tener música publicada me dio esa confianza, esa seguridad y también me permitió tomarme un recreo del escribir canciones para enfocarme en el sello, o para escribir canciones para otros proyectos por fuera de Beach Fossils o simplemente para hacer otras cosas. Pero al final del día, Beach Fossils es mi proyecto musical más importante, es lo primero en lo que pienso artísticamente. Fue divertido y emocionante sacar las nuevas canciones de Somersault una por vez y ver cómo la gente reacciona a ellas, porque hay mucha variedad en este nuevo disco, y está bueno poder compartir eso y decir “miren estas son otras maneras en las que puedo experimentar con este sonido” o “estas son otras cosas en las que pienso y otras cosas que estuve escuchando últimamente”, “esto es lo que podemos hacer agregando cuerdas a una canción”, “así suena con un piano”. Para mí la esencia de lo que es una canción de Beach Fossils sigue estando ahí, pero me entusiasma un montón ver hasta dónde puede llegar, y eso es lo que pudimos lograr con Somersault… es el disco que siempre quise hacer.

Beach Fossils se presenta el viernes 12 de mayo en Niceto Club, junto a El Sur. Entradas a la venta por Ticketek.