Compartir

DSC_1113t

“Tío, que mal está la cosa”. J se quita las gafas de sol y se refriega los ojos. La cafetería en la que nos há citado, frente a la Plaza Nueva de Granada, está cerrada y con un cartel de “se alquila” en la puerta. “Incluso yo he pensado en irme una temporada –confiesa- quizás a Mexico o Argentina”.

Todavía no hemos encendido el grabador y J ya soltó una frase que dicha ante otros interlocutores causaría un revuelo considerable. Pondría patas arriba a la escena indie española, eso por lo menos.


– ¿Y dejarías a tus bandas de acá?

– Sería por un tiempo, músicos hay en todos lados. Es armar una banda, grabar un disco y luego volver. No me iría definitivamente. Aquí la cosa está jodida, incluso le han subido el iva a la música, y no es solo para convertir el arte en algo al alcance de pocos, es que no quieren que te dediques a esto…

Cuando encontramos un lugar para sentarnos y mientras esperamos los cafés, J vuelve a sorprender, aunque esta vez con una curiosidad: “Actualmente mi banda preferida en todo el mundo es El Mató a un Policía Motorizado, los habeís oido?”

J es Juan Rodriguez, cantante y guitarrista de una de las bandas mas importantes de la historia del rock en España: Los Planetas. Además, tiene dos proyectos paralelos: Grupo de Expertos Solynieve y Los Evangelistas, donde explora en las raices musicales andaluzas, sus raíces.

– En 2012 paramos un poco con Los Planetas y me he dedicado a las otras bandas: con Grupo de Expertos Solynieve sacamos nuestro segundo disco y con Los Evangelistas –una agrupación en homenaje al flamenco granadino Enrique Morente- el primero.

– ¿Cuando empezó a interesarte el flamenco?
– En 1998, después de grabar en New York el tercer disco de Los Planetas (Una semana en el motor de un autobús, para gran parte de la prensa especializada el disco mas importante de los ‘90 en España), regresamos a Granada contentos con lo grabado pero decepcionados con la escena neoyorkina. Nos parecieron cerrados, sin ningún interés en lo que viniera de afuera, prejuiciosos. Y eso era la escena indie, imagina el resto de la sociedad. Y yo confieso que quería entrar en esa escena, porque además el indie yankee siempre fue una influencia para nosotros, pero estando allá comencé a pensar en lo nuestro, en nuestra cultura y en que la habiamos dejado de lado y teníamos que recuperarla.

DSC_1046t

 

– ¿El Grupo de Expertos Solynieve fue la via para comenzar ese proceso?
– Sirvió en varios aspectos. Además de incluir influencias flamencas en Alegato Meridional, que fue el primer disco de “los Expertos”, fue útil para probarle a todo el mundo que esas influencias podían tener lugar en Los Planetas. Para 2005 estabamos un poco parados. La banda se había convertido en algo muy grande, con mucha gente alrededor, mucha exposición y con este proyecto pude volver un poco al anonimato…

– ¿Por eso ahí firmás con el seudonimo Aguirre Suarez?
– Si, pero además el nombre tiene su historia…

El argentino Ramón Alberto Aguirre Suarez y el uruguayo Julio Montero Castillo formaban la dupla de centrales en el Granada Club de Fútbol durante la epoca dorada del equipo, por la década del 70. J se quedó con el nombre del argentino y su companero Manuel Ferrón firma como Montero Castillo.

– Eran dos jugadores duros, firmes, y en la elección de los nombres quisimos simbolizar nuestra defensa de lo local.

– ¿Cómo fue el proceso de grabación de su segundo disco?
– Estuvimos cuatro años grabándolo, se llama El eje de la tierra. Lo hicimos muy tranquilos, en nuestro tiempo libre y como en 2012 no tuvimos actividad con Los Planetas hemos podido sacarlo.

El segundo disco del Grupo de Expertos Solynieve continúa con la misión de reconquistar la cultura granadina y acercar al público joven a las raices de la música andaluza. Todo, por supuesto, con el estilo y la visión de músicos que en su formación estuvieron mas cerca de Joy Division que de Camarón.

– Cuando comenzamos a escuchar música lo que nos interesaba era el rock independiente de Inglaterra y Estados Unidos. A princípios de los ‘80 había vários españoles que seguían esa influencia, grupos como Radio Futura, Nacha Pop o Los Secretos que eran muy buenos. Pero mas tarde, cuando la escena fue devorada por las multinacionales y el estilo varió hacia algo mas comercial, con mi amigo Florent (guitarrista de Los Planetas) nos dimos cuenta de que si queríamos escuchar eso por aqui íbamos a tener que hacerlo nosotros.

Aunque Los Planetas usaron los canales establecidos para publicar su obra, ya que todos sus discos -desde el primero Super 8 de 1994 hasta el último Una opera egipcia de 2010- salieron por sellos o subsellos multinacionales, el grupo siempre defendió su independencia artística y esto derivó en una relación conflictiva con su discográfica…

– Cuando comenzamos no existía el tejido alternativo que hoy si existe. Había gente intentando desarrollar esa estructura pero era solo un deseo. La única forma de que te dieran dinero para hacer un disco y que ese disco tenga una distribución correcta era trabajar con multinacionales. Nosotros siempre luchamos por anteponer el valor artístico de la obra sobre el valor económico, y defender esa postura siempre se hizo muy difícil. Hoy lo alternativo es mas fuerte que lo establecido, es lo único que funciona. Antes los ayuntamientos contrataban a las bandas que sonaban en las rádios comerciales y esas eran las bandas de las multinacionales. Era el estado el que subvencionaba a esa escena mainstream y hoy esa escena está acabada porque el estado no tiene dinero para nada. Solo lo alternativo sigue en pie.

Actualmente Los Planetas no tienen contrato con ninguna compañía, aunque la independiente “El Volcán música” se dedica a gestionar sus entrevistas y contrataciones. Por otro lado, los discos de Los Evangelistas y del Grupo de Expertos Solynieve salieron via “El ejercito rojo”, un sello manejado desde Granada por el próprio J, que publicó además a otros referentes de la escena independiente española como Airbag o Señor Chinarro.

– Supongo que para un músico español sería mas práctico establecerse en Madrid o Barcelona, pero vos te quedaste en Granada…
– Si, y tiene que ver con el viaje a New York al que me refería antes. Vivimos inmersos en un sistema muy corrupto y el centro de ese sistema es New York. Estando allá decidimos que queriamos estar lo mas lejos posible del centro del imperio y nos volvimos a Granada, a Andalucía, que es el punto mas alejado de la capital del império. Si no es estar afuera, al menos que sea estar en la periferia, y este es el ultimo lugar que há tocado ese império. Mas abajo solo nos queda Africa, que es un lugar con una cultura absolutamente diferente.

La última declaración de amor de J a su ciudad natal es el Homenaje a Enrique Morente, un disco que reúne bajo el nombre de Los Evangelistas a músicos de Los Planetas y Lagartija Nick, otro grupo local. Allí versionan una pequeña parte del vasto repertorio de Morente, fallecido en 2010. El resultado es estremecedor.

– Enrique fue la persona a la que buscamos cuando quisimos involucrarnos con el flamenco y él nos abrió las puertas contándonos sus vivencias y su visión del mundo. El proyecto empezó apenas como ensayos para unos pocos conciertos y terminó siendo un disco donde pudimos homenajearlo y descubrirle a nuestro publico a este artista impresionante y esa herencia milenária que no puede ser ignorada.

– Actualmente, ¿cómo repartís tu tiempo y que planes tenés para el futuro?
– Durante 2012 estuve tocando y grabando con el Grupo de Expertos Solynieve y con Los Evangelistas, y a fin de año nos juntamos con Los Planetas para hacer un par de conciertos. Anunciaban el fin del mundo y quisimos despedirnos tocando (risas). No hay planes de grabar nada nuevo por ahora, tenemos muchas canciones pero ningún apuro por juntarlas en un disco.

Fotografías por Luciana Aldegani