Compartir

Con un nuevo disco salido hoy, y a punto de presentarse mañana en Naranja Verde, Fonso es uno de los artistas más diversos, musicalmente hablando, de la escena. Su nuevo disco es un collage musical y es lo más ambicioso que hizo hasta ahora en su carrera. Un material con 27 canciones que van desde un sample de Rihanna hasta uno de la hinchada de Boca.

Indie Hoy tuvo la oportunidad de hablar con él del trabajo de muchos años para hacer este disco, lo que se viene con respecto a su banda Mansibal, “Ruano” y el video, la diferencia entre canciones del disco y muchísimo mas.

Hoy estás editando tu nuevo álbum titulado Some Plays. ¿Cómo fue el trabajo para este disco? ¿Qué diferencias tiene con tu anterior material?
Este disco por un lado comparte muchas cosas con Zugzwang, los dos los hice de manera inconsciente. Some Plays es una reunión de temas viejos y nuevos, es el trabajo de cinco años de cosas que fui subiendo a Soundcloud al mismo tiempo que armaba el primer disco. Como todo lo que iba subiendo era muy diferente compositiva y sonoramente a las canciones de Zugzwang, aparte que no tenían nada que ver con el criterio artístico, las separaba sintiendo una gran atracción por ellas pero sin saber qué hacer, siempre tenía en la mente la idea de seguir la misma línea artística que el primer disco, hasta que un día me decidí a armar algo con este material. Las diferencias principales es que en Some Plays abordo las canciones de otra manera, en este disco hago el papel más de productor, en Zugzwang me sentí mas intérprete, tenía ganas de tocar y de cantar. En el nuevo me la pasé muchas horas sentado frente a la PC tratando de mezclar, encontrándole el sonido a un sample, tratando de mezclarlos y unirlos de manera no artificial, buscándoles una unión mas natural.


Para Some Plays usaste una cantidad significativa de samples. ¿Cómo es ese momento en el que elegís lo que vas a usar? ¿En qué basas esa elección?
En todos los temas de Some Plays utilicé al menos un sample, otra diferencia con Zugzwang, que no tiene ni uno. Empecé a usar samples porque siempre fui fanático de Beck y me dieron ganas de meterme más en la parte de producción. Me alejé de interpretar, tocar y cantar. Los samples los voy eligiendo a partir de ir escuchando mucha música, suelo ir guardando partes que me gustan en una playlist personal. Tal vez escucho una parte de batería que me gustó o cierta progresión de acordes y lo guardo. Ahí tengo muchos temas, de ahí voy cortando lo mejor y los voy haciendo a mi manera para usarlos. Mucha gente diría que es de ladri pero a mí me encanta y siento es el mejor recurso para producir música. Me compré una bandeja para vinilos justo después de terminar el disco, hace muy poco. Con la bandeja estoy sampleando vinilos pero durante la producción de Some Plays me tocó bajarme las canciones de YouTube y ecualizarlas para mejorar la calidad. El trabajo simplemente fue elegir recursos de canciones que me gustaban y utilizarlos. Por ejemplo la batería de “Alarma entre los ángeles” de Invisible en una de mis canciones del disco, es increíble encontrar algo particular en una canción que no puedo lograr yo. A lo largo del disco hay samples de Rihanna, The Carpenters, Electric Light Orchestra, Jaime Torres y hasta la hinchada de Boca. El resto lo tienen que descubrir.

Ruano” y “Cuento las horas” forman parte de este disco. Las dos suenan muy distintas entre sí y transmiten otras vibras. ¿Esta diferencia abarca Some Plays?
Las dos forman parte del disco, correcto, y sí suenan muy distintas, pero justamente es lo que trate de lograr con Some Plays. El anterior era un collage de canciones y ahora intenté elevar ese criterio al máximo, a tal punto que haya tanta diferencia entre temas como “Ruano” y “Cuento las horas“, primero porque me cuesta mucho encasillarme en un estilo cuando soy tan inquieto y ecléctico haciendo música. Disfruté de hacer las dos canciones y el hecho de que sean distintas no lo hace un desastre sin criterio. El mensaje es eclecticismo, nunca estabilidad. Es un viaje, un resumen de lo que soy musicalmente y me pareció bien plasmarlo con esas diferencias.

¿Qué te inspiro para la tapa de Some Plays?
La tapa la hice yo el año pasado. Me inspiró esto del collage, quería colores y de alguna manera me inspiré en la tapa de Sgt. Pepper o de Anderson.Paak con Malibu, un poco ese mambo. Quería hacerlo digitalmente pero como no entiendo nada de eso, lo terminé haciendo manualmente. Imprimí a algunos de los artistas que sampleo en el disco, le saqué una foto a mi habitación, a algunos amigos o perros y a personajes medios bizarros. Los imprimí, los recorté y los pegué. Después recorté colores de revistas para agregar y una foto mía para incluirme en esa multitud de gente y artistas. La tapa explica un poco el disco, es mi habitación donde hice los temas, estoy yo en el centro, lugar donde estoy siempre, y arriba están todos los artistas que sampleo y escuché para hacer este nuevo material.

Foto: Lola Morgan

Han pasado algunos años ya desde la salida de Zugzwang y tu música suena diferente hoy en día. ¿Creés que has evolucionado hacia un lugar mejor? ¿Cómo te sentís con tu arte hoy en día?
De Zugzwang pasaron muchísimos años, y sí, mi música suena diferente, principalmente porque me junté a tocar con distintos artistas, tuve muchas experiencias tocando y sobre temas míos en vivo con amigos. Por suerte tengo una banda de la puta madre, todos mis amigos tocan muy bien, saben mucho de música, entonces llevar mis canciones del lo-fi de mi cuarto al vivo es aprender muchísimo, es inevitable quedarse con esos aspectos que te transmiten. Me siento bastante cómodo con mi arte hoy en día, puedo hacer lo que quiero y me siento ansioso todo el tiempo, soy muy inquieto y necesito plasmar cosas todo el tiempo. Ahora mismo estoy focalizado en mi próximo disco y el disco con mi banda. Ser así me encanta y a la vez me pone nervioso y ansioso.

En tu canción “Fri” colaboraste con el rapero londinense MAF Muses y además hay otra canción junto a él que aparece en el disco. ¿Cómo fue el proceso de colaboración y como es que llegaron a trabajar juntos?
La idea al principio fue hacer sólo “Fri” pero estuvo tan bueno que hicimos dos. La verdad que haría un disco entero con él, me parece que tiene un talento zarpado y me parece increíble que no sea conocido, por eso me siento afortunado de haber colaborado con él, me parece algo tremendo que haya pasado. Debería aparecer en casi todo el disco. Lo conocí a través de Sofía Golmajer (ex bajista de Las Kellies, actualmente en otro proyecto), ella lo conoció a él y a su novia en Londres, y yo justo buscaba un negro que rapee literalmente, necesitaba flashear con estilos y contextos musicales distintos a los que estoy acostumbrado. Estaba tan desesperado por encontrar a alguien así que un día en Once quería hablar con la gente que vende joyas a ver si rapeaban o algo. Pero bueno, Sofía me pasó ese contacto, le hablé por Facebook y le pregunte si quería hacer algo. Primero escuché lo que hace él y me pareció muy bueno. Le mandé algunos bocetos que tenía, le dije que no era el trap que él acostumbraba a grabar pero sería un honor tenerlo en una de mis canciones. El tipo me respondió con la mejor onda, le dije que invente una letra sobre una base mía. Le gustó y a la semana y media me mandó tres tracks, la voz principal, otra voz con efecto y otros ruidos y gritos. No lo podía creer, estaba en mi casa tomando una chocolatada, me cagaba de risa solo en mi habitación. Trabajamos por e-mail y por Facebook durante la creación de los dos temas.

¿Con quién te gustaría colaborar en el futuro de la escena de acá y de afuera?
Si algo aprendí con este disco es que colaboraría con cualquiera, no me cerraría con nadie ni con ningún estilo. Lo que más me gusta es no prejuzgar a nadie y sorprenderme. Toqué con mucha gente todo este tiempo de palos distintos y eso es lo que me cabería, tanto con gente de acá como de afuera. Una vez sampleé a mi abuela y también estuvo bien.

Hablame un poco de “Ruano“. ¿Cómo la grabaste? ¿Y cómo fue la experiencia del video?
Ruano” la grabé el año pasado porque había escuchado una canción de hip hop con una batería genial, muy utilizada en el género. Bueno, escuché eso y sampleé la batería, empecé a flashear encima y después terminé sampleando una parte del tema entero porque no tenía el teclado ese día. Canté lo primero que se me vino a la cabeza encima de la base, lo más fácil de escuchar y de interpretar, así fue como quedó. Al final la flasheé un poco más para que no sea tan monótono el tema. Quedó un poco Beck y un poco John Lennon, es medio cursi pero me lo tomé en serio y quedó buenísimo. El video lo filmamos con dos amigas. Sofía Garay tenía muchas ganas de filmar un video, le mandé este tema y dijo que sí. Nos gusto la idea de hacer el típico video que vas caminando, una onda The Verve con “Bittersweet Symphony” pero versión conurbano Castelar. No hubo mucho que planear, era filmarme a mí con un par de amigos caminando en los alrededores de la estación de Castelar. Fue como filmar un día mío, no tuve que actuar, paso por ahí todos los días. También se sumó gente extra, los verduleros del barrio se coparon y también están en el video.

Mañana sábado vas a estar tocando en Naranja Verde en nuestro evento a tan solo un día de la salida del disco. ¿Qué podemos esperar del show? ¿Vas a estar enfocado en el material nuevo?
Voy a tocar con Fanu García, que es una persona muy importante en el disco. Él es mi amigo, casi un hermano, y se sumó estos últimos tres meses para masterizar y terminar el disco. Estuvimos un tiempo con él tocando en versión dúo, DJ set. Estuvimos estudiando mucho por nuestra cuenta sobre masterización, así que decidimos hacerlo solos y aprendimos un montón. Él me va a estar acompañando en el escenario, le debo muchísimo a él. Me ayudó a mezclar los temas y nos entendemos muy bien. Durante dos semanas terminamos el disco, yo me quedaba de madrugada y él continuaba a la mañana, con una computadora vieja, fue una lucha. El show va a ser una celebración, siento que voy a pesar veinte kilos menos. Este disco lo vengo trabajando hace muchos años. Va a ser una alegría enorme y la voy a compartir con mucha gente que quiero, más que nada eso, mucha celebración y baile. Mucho sample, temas reversionados del anterior disco y temas nuevos. Nos vamos a enfocar un poco más en el disco nuevo pero algunos temas no podemos tocarlos por los invitados o que son difíciles de tocar en vivo.

¿Qué se viene en el universo Fonso después del lanzamiento del disco? ¿Cuáles son los planes?
Voy a estar tocando un poco menos de lo que estuve tocando, voy a enfocarme más en mi banda, ahora estamos terminando el disco con ellos, así que voy a estar más presente en Mansibal que en Fonso. Lo que resta en Fonso, es este disco que acaba de salir, es un disco de 27 temas, una hora y media de música, la gente va a poder disfrutar de eso para escuchar tranquilo por mucho tiempo. Lo que quiero ahora es terminar el disco de la banda y viajar tocando con ellos, queremos ir a Italia. Mi sueño es viajar y tocar, quiero expandirme, nutrirme de gente nueva, gente que vive otro mundo. Más experiencias me van a hacer más feliz, no quiero estar estático.

Foto principal: Lucía Ciruelos

Fonso se presentará el sábado 7 de octubre en el nuevo ciclo de este sitio, Indie Hoy Presenta, junto a Francisco Villa y Pablo Neptuno. La cita es a la medianoche, en Naranja Verde (Av. Santa Fe 1284, timbre izquierdo, CABA). Habrá expo de fotos analógicas y feria de editoriales independientes. Las entradas tendrán un valor de $100 en puerta. Evento en Facebook.