Compartir

En marco de su primera visita a República Dominicana, donde se presentó en el festival Road Back to the Light, hablamos con Guillermo Scott Herren, más conocido por su alias como DJ y productor Prefuse 73, estadounidense que edita regularmente mediante Warp Records. Su vasta discografía de LPs, EPs y singles, tanto como Prefuse 73 como con otros alias (Savath and Savalas, Delarosa and Asora y Piano Overlord) lo colocaron en la cima de la electrónica mundial.

Siendo un artista con música original, ¿de dónde sacás tu inspiración?
Puedo responderte retóricamente o puedo ir profundo. Te puedo decir, por ejemplo, que mi inspiración viene del aire y dejarlo así, o que cuando la inspiración me llega, yo pienso en un concepto y me enfoco en ese concepto. Ya sea con un alias, trato de separar todas las cosas que hago y mantenerme consistente. Es una pregunta muy cargada y se me hace difícil responder.

¿Cuál ha sido el artista que más te influenció en tu experiencia?
Erik Satie pianista, compositor y pianista francés.


¿Álbum para recomendar o el que más te guste?
Mi álbum favorito de todos los tiempos es Weather Report, de 1973 Jazz Fusion Sweetnighter. Un gran álbum, seguro tengo otro pero ese es uno de ellos.

¿Por qué empezaste eligiendo el hip hip y no otro género?
Crecí oyendo hip hop, donde crecí en Atlanta básicamente era eso, no había nada mas, era solamente hip hop lo único que tenia. El hip hop era como la marihuana de la música. Mi mamá tuvo mucha influencia en mí, me impulsó a ser músico. Ella lo hacía aunque a mí no me gustaba: me inscribía en todas las clases, de piano o lo que sea que había en la escuela, y a mí me molestaba porque era obligado y no me gustaba. Pero para cuando cumplí 17 años, me sentía muy cool sabiendo de música y las tonalidades, cómo hacer que las notas armonicen, porque por un lado hacer los beats puede que parezca viejo o arcaico pero lograr mezclar álbumes en un corto espacio de tiempo y poder decir “yo sé hacer esto, yo se de esto” es otra cosa. Y luego me di cuenta de que eso fue mi madre: ella ganó, porque por ella es que estoy haciendo lo que hago, todas esas cosas que odiaba… Ella ganó, un saludo a mi mama. (risas)

¿A que edad empezaste?
Empecé como a los 5, vuelvo y te digo, esto es mierda de mi mamá, ella me puso en eso y yo no quería. (risas)

¿Cual es tu opinión acerca de la escena musical actual?
No tengo una opinión acerca de eso. Creo que si la gente hace música, eso es muy cool.

Te puede interesar:  Cibo Matto estrena “10th Floor Ghost Girl” en español

Empezaste alrededor del 2002 y no había redes sociales…
Exacto, todo era muy lento, si tu querías comunicarte con alguien todo era por email. “Hola, ¿cómo estás, cómo es que haces música?”.(risas) En esa época no es que no se podía, pero no era tan rápida la comunicación, antes vos sabías quién era uno y quién no, ahora es mas difícil, porque hay mucha gente haciendo la misma cosa. No tengo una opinión de la escena musical, pero sí quizás tenga una opinión en lo que es buena música, y música no tan buena (risas). Soy un nerd, a mi me gusta hacer música y no salgo mucho. Soy aburrido (mas risas). Son muchas las cosas que uno escucha hoy, hay cosas que no me gustan pero se quedan en mi cabeza y pueden llegar a influenciarme… cuando empecé no tenía ese problema. Antes yo tocaba, me iba de tour y hacia música, pero ahora es difícil, hay una sobrecarga musical, y mucho de lo que se escucha ahora, no es bueno, es hasta un punto aburrido. Hay 300 propuestas que suenan como Diplo y que suenan como Skrillex, que suenan iguales. En mi época cuando eras bueno, se notaba, y la gente decía ‘¡este tipo es bueno!¡ Ahora no tengo idea, para saber si algo es bueno tendría que preguntar.

¿Cómo haces para mantenerte en escena?
Ignorar las nuevas tendencias, no imitar a nadie, simplemente hacer mi música, y apegarme a ello. Quien se apega a su propio estilo termina ganando. Eso se aplica en todo, todo lo que es arte, no solamente música.

Te puede interesar:  Alex Anwandter: “En Amiga me censuré mucho menos que en otras ocasiones”

¿Alguna experiencia memorable de alguna tocada que quisieras compartir?
Hay gente que se ha acercado a decirme que le suba un poco más, para poder bailar, y yo me quedo como así… Esto no es bailable. Yo no hago música que se baile, esta es mi música, mover la cabeza… Ahora si vos la querés bailar, la podés bailar, pero no hago música bailable. Yo no voy a tocar una tema de alguien solo porque quieras bailar, lo siento. (risas)

¿Cuál es el mayor regalo que la musica te ha regalado?
Mierda, no se… quizás la habilidad de poder hacer música, también viajar, conocer gente. La música en sí, sobre todo el hecho de poder expresarme. Lo que diga la gente bueno o malo, a mí simplemente no me importa. Es la parte de mi vida en la que hago lo que quiero, y estoy feliz de poder brindar esto a la gente, mi música. Nadie me puede hacer sentir infeliz por estar haciendo lo que hago. Si alguien se me acerca y me dice “tu no sirves”, yo le voy a decir vete a escuchar otra cosa. Es la mejor parte de la música, el ser creativo, la capacidad de vivir de esto y ser creativo.

¿QUÉ PENSÁS SOBRE ESTO?