Compartir

Usted Señalemelo sacó su segundo disco en la primer mitad del año, un disco que viene sonando ya durante meses en distintos lugares. Ya sean recitales o fiestas, la banda logra hacerse lugar. Se trata de un disco poderoso con un cambio de estética radical en cuanto al primero, ya que el trío mendocino compuesto por Juan, Cocó y Lucca se conoce hace años y como tocan desde muy jóvenes, tienen ganas constantes de experimentar y encontrar una nueva forma de hablar, un lenguaje que se renueve constantemente. Usted Señalemelo suena como una banda de muchísimos años de trayectoria aunque los años no nos cierren con las edades de sus integrantes.

El disco se permite cambios que pasa por diferentes tamices que permiten disfrutarse bailando moviendo la cabeza de un lado a otro, o tirado en tu habitación mirando el techo. Ahora, luego de un receso accidental que duró más de tres meses, la banda vuelve a retomar los escenarios con varias fechas por el país y también vuelven a pisar el suelo chileno. Se acerca la presentación en Córdoba junto a Mi amigo invencible, y luego la demorada fecha en Niceto. Lucca Beguerie Petrich, su baterista, nos cuenta cómo vivieron esta pausa, que parece pequeña, pero para ellos fue interminable.

¿Qué pasó en este lapso de tres meses?
Después de la gira en la primera mitad del año, que terminó en agosto en Mendoza, yo me fui a Nueva York. La idea era tomarse un mes con los pibes para distendernos un poco porque habíamos estado como tres meses tocando todos los fines de semana. Juan se fue a Chile y el Cocó se fue a Buenos Aires. A mitad de ese proceso de vacaciones, por así decirlo, el Cocó se quiebra la mano en un recital de Juan Wauters en Matienzo. Al principio, cuando me mandó la foto no parecía que le había pasado algo grave, era sólo una foto con una venda y que iba a pasar una semana usándola y chau. Pero a los dos o tres días nos enteramos que en realidad sí era algo grave. Encima estábamos todos separados, cada uno viviendo un proceso re mal pegante… al estar distanciados se hacía todo más complicado. Fue más heavy cuando nos dijeron que lo tenían que operar, así que tuvo que ir a cirugía y nos dijeron que no iba a poder tocar por dos o tres meses. Fue un bajón porque volvíamos a encontrarnos y ya en septiembre teníamos la presentación del disco en Buenos Aires, también varios festivales y un montón de fechas que tuvimos que cancelar (fueron como veinte en total). Resolvimos parar hasta noviembre para que se recupere bien, sin ninguna presión.


Esta pausa también generó muchas expectativas por parte del público. ¿Cómo se preparan para el regreso de la banda?
Tocamos este fin de semana en Mendoza casi sin ensayar después de tres meses y medio, imaginate la manija. Estamos preparando todo para los shows de Córdoba y Buenos Aires. En Niceto será la presentación del disco, un recital largo y con invitados.

Se habla de presentación del disco, pero fue publicado en mayo. En este tiempo, la banda ya suena por todos lados, se expandió entre mucha gente.
El disco lo subimos el 10 de mayo y lo tocamos por primera vez en el festival Buena Vibra del Konex, a dos días de su lanzamiento. Por eso también hay una manija terrible en cuanto a los shows: la mayoría de la gente no vio este disco en vivo todavía.

La gira arranca en Mendoza y después se van para un montón de lugares…
Salió la oportunidad de hacer una fecha y decidimos arrancar la gira acá para no empezar la gira tan helados. Después partimos para Santa Fe, adonde vamos por primera vez. Después tocamos en el Festival de la Nueva Generación que se hace en Rosario, después la otra semana nos vamos a Córdoba que tenemos una fecha con Mi Amigo Invencible y los Tomates Asesinos. También ese mismo fin de semana nos vamos a Chile, a un festival en Santiago que se llama Frontera, con un line-up increíble. Va a ser la primera vez que pisamos Santiago un poco más firmes. A pesar de que hemos tocado bastante, nunca lo hicimos en ningún festival de ese tamaño. Después ya es la presentación en Buenos Aires y el día anterior tocamos en Mar del Plata; después le sigue San Juan y otra fecha en Mendoza, en la fiesta de la cerveza, un festival enorme que se hace siempre a fin de año. Ahí, esta vez tocamos con Café Tacvba y Onda Vaga. Tenemos muchísimas ganas de tocar. Estuvimos parados todos este tiempo y ahora retomamos con todo, tuvimos que reacomodar toda la agenda y ver a qué ciudades teníamos que volver sí o sí. Diagramamos todo de vuelta, con muchísima ansiedad por nuestra parte. Girar, girar y girar, que salga el disco y de pronto frenar por tres meses, en vez de uno, fue horrible, hasta entrar en depresión. No podíamos hacer nada.

Aprovecharon este tiempo para hacer otras cosas, como por ejemplo un video. ¿Cómo fue la producción?
El guion y la dirección está a cargo de un amigo nuestro que se llama Federico Tachella, es de Buenos Aires y trabaja en una productora que se llama Rebolución. Vino con un amigo que es director de fotografía, y armamos algo también con una productora de Mendoza para complementar lo que faltaba. Lo hicimos así a medias, una producción propia con el mínimo e indispensable porque el estar tanto tiempo parados no nos permitió generar ingresos para la banda. Entonces, el video fue un gasto que no estaba contemplado y tuvimos que reducir todos los costos. Una semana de rodaje, haciendo todo nosotros, armando y desarmando luces; actuando, viniendo para allá, para acá, pero va a quedar increíble.

Esto de las producciones hechas por ustedes mismos es algo que define tanto a la banda como a esta generación. ¿Cómo trabaja la banda en ese sentido? ¿Vos, aparte, trabajás en postproducción, no?
Tenemos un estudio acá en Mendoza que se llama Fader, es de mi viejo en realidad, pero él se fue a vivir a Nueva York. Me quedé yo a cargo y empecé a laburar de eso, con la idea de aportar a la banda desde ese lado. Pero Usted Señalemelo somos Juan, Gabi y yo, que somos los tres que la formamos. En vivo sumamos a Gastón y a Sasha, que uno toca el bajo y el otro un montón de cosas, guitarra, percusión. Lo referido a la producción lo maneja mi vieja, que es la manager. Se encarga de la prensa, la producción de fechas. Por ejemplo, varias de las fechas que tenemos ahora, son una coproducción y no son en Mendoza; la de Buenos Aires es una producción nuestra, la de Córdoba una coproducción con gente de allá. Es una forma diferente de trabajar que nos lleva a tocar en otros lugares y conocer un montón de personas.

Hay un cambio muy fuerte de un disco a otro. Cada uno tiene su estética individual, pero en la forma cambió mucho. ¿Cómo es el vivo en ese momento de volver a lo que antes hacían?
Cuando sacamos el primer disco teníamos la necesidad de versionar un poco las canciones y poder adaptarlas a lo que ya era el disco en ese entonces. Lo grabamos y estuvimos mucho tiempo trabajándolo y cuando lo sacamos no nos sentíamos tan identificados, entonces estuvimos obligados a convertir todo el vivo para que sea un poco más contemporáneo a lo que nos pasaba en ese momento. Obviamente con el segundo disco también pasó, es un disco totalmente diferente al primero. Ahora, cuando tocamos, la lista de temas tiene mucho del disco nuevo y un par de canciones del disco anterior pero que pueden sonar más parecido a lo que queremos hoy porque lo hemos versionado para que encaje bien. Hay canciones del primero que nada tienen que ver con el segundo, pero ese debut nos enseñó un montón de cosas y nos llevó a conocer muchos lugares.

¿Para qué lado se orienta la banda en futuros proyectos?
Ojalá que el tercer disco sea un disco totalmente diferente a los anteriores, porque lo que buscamos hacer todo el tiempo es renovarnos. El segundo salió hace muy poco, pero si nos sentamos ahora mismo a componer van a salir cosas muy diferentes, porque ese disco ya cumplió un ciclo y la música que escuchábamos en ese momento también era diferente. Estamos todo el tiempo intentando renovarnos porque si no, vas a estar sacando discos que se parecen y te vas a quedar haciendo lo mismo. Podríamos pensar que, ya que al segundo disco lo escucha mucha más gente que al primero, tendríamos que quedarnos en ese molde. Pero obvio que no, porque lo que queremos es seguir haciendo las cosas que sentimos.

¿Cómo ven este colectivo generacional que los acompaña y los tiene siempre tan presentes?
En esta generación se perdieron muchos prejuicios que hasta hace cinco o seis años todavía estaban. Acá en Mendoza existía el paradigma de que la gente no escuchaba bandas locales porque decían que les parecían todas una cagada. Pero después aparecieron muchas bandas que empezaron a generar un público, una escena, y eso cambió. A la vez, esto repercutió en Buenos Aires: hace cuatro años nosotros no podíamos ir a tocar porque no éramos una banda que cortaba tickets. Todo eso cambió a raíz de lo que generamos acá en Mendoza, más un montón de cosas que nos fueron pasando en la carrera que hizo que hoy se le abran las puertas a un montón de bandas de todos lados sin ningún tipo de prejuicio. Sin pensar ni de dónde sos, ni cuántos años tenes, ni cuántos discos sacaste. Ahora hay una renovación de la escena en todos lados: Buenos Aires, Mendoza, Córdoba. Es una renovación a nivel federal consolidándose. Es increíble porque eso antes no pasaba, podía salir una banda de Mendoza, pero siempre eran casos aislados.

Está bueno que se preocupen en recorrer el país y no sólo centralizar en Buenos Aires.
El hecho de decidir quedarse a vivir en Mendoza es para poder viajar a muchos otros lugares. No queremos instalarnos en Buenos Aires y tener que tocar todos los fines de semana ahí. Hay bandas que lo hacen y no pueden salir. Desde acá, a nosotros nos resulta más fácil movernos a otras provincias como Córdoba, o irnos a Chile y también recorrer el interior.

Usted Señalemelo se presenta el viernes 24 de noviembre en Studio Theater (Rosario de Santa Fe 272, Córdoba), junto a Mi amigo invencible y Tomates asesinos. Las entradas anticipadas pueden conseguirse mediante sistema AlPogo. Más información. Evento en Facebook.