Hace apenas unas semanas, el trío conformado por Sol Marianela (voz y guitarra), Nacho Flores (bajo) y Lucas Mariño (batería) dio a conocer su primer disco de larga duración bautizado Playa Crocante. Grabado en los estudios Wonderland y producido por Gregorio Martínez (bajista de Los Brujos), el disco atraviesa distintos estilos donde predomina una esencia punk garajera. Quisimos conocer un poco más acerca de cómo vivieron la creación del proyecto y por eso charlamos con Sol y Nacho, quienes además nos adelantaron lo que se vendrá para la fecha presentación en CABA el jueves 28 de julio en Ciudad Cultural Kónex.

¿Cómo fue el proceso de producción de Playa Crocante?
Sol: Empezamos a grabarlo en verano pero la preproducción comenzó en septiembre del año pasado. Fueron varios meses, hasta mayo, pero no estábamos mucho tiempo con la misma canción sino que se iban sumando canciones nuevas. Queríamos que suene lo más directo posible. Fue divertido, armamos una pelopincho y pasamos el verano en el estudio.
Nacho: La premisa era que los temas ya estaban casi cocinados, más que nada por el estilo de la banda, que es lo que somos en vivo: bajo, guitarra, batería y voz. Igualmente hubo varios aportes por parte de Gregorio en lo que se refiere a los arreglos, en base a la idea concreta que le habíamos transmitido nosotros.

¿Qué diferencias notan con su anterior trabajo, el EP Un Lugar Para Vivir?
Sol: En relación con las canciones, los temas del EP fueron hechos muy rápidamente. Lo habíamos grabado en julio de 2015 y la banda recién se había formado en mayo. Necesitábamos mostrar que ya no éramos un proyecto solista de Sol Marianela, sino que se trataba de una banda. En ese momento no sabíamos ni que estilo queríamos tocar y hoy sentimos que el EP todavía ni era Amor en la Isla. A nivel sonido se mejoraron muchas cosas con el disco: mejores instrumentos, placas de sonido, micrófonos, amplificadores. Además, todos los solos del disco los grabé con una Fender Stratocaster lo cual resultó muy cómodo.
Nacho: El EP fueron canciones que armamos muy rápido y sin producción, las ideas eran nuestras. Había llegado Sol de España, tenía unos temas, los armamos y empezamos a tocar. No queríamos esperar un montón para tener un material y el resultado fue un prototipo de lo que queríamos hacer. Después con el disco entró a trabajar Gregorio y marcó una diferencia. El EP lo había grabado con mi bajo y en el nuevo disco me prestaron uno de cinco cuerdas que se había usado para grabar temas del Indio Solari, por ejemplo.

En el disco confluyen distintos géneros como punk, garaje, surf pop, y en síntesis, se nota una energía potente de power trío. En tu caso, Sol, ¿sentiste que querías despegarte del género folk, con el que se te asoció mucho tiempo?
Sol: Sí, totalmente. Hasta el día de hoy me siguen invitando a fechas acústicas que yo generalmente digo que no a menos que sienta por alguna razón que quiero participar, como fue el festival Independencia Viva. Incluso las referencias con las que se me asociaron en su momento ni las había escuchado. La realidad era que yo tocaba acústico porque no me quedaba otra. A mí me encanta tocar la guitarra eléctrica y siento que perdí años en los que podría haber progresado con el instrumento.

¿Por qué eligieron “Muerte Paraíso” como primer corte de difusión?
Sol: Supongo que lo elegimos porque ya lo habíamos lanzado y no queríamos mostrar tanto antes que saliera el disco. Es uno de mis temas favoritos. De hecho, va a ser el primer video oficial también, porque el que está rotando es en vivo.
Nacho: Fue uno de los últimos temas que grabamos y era el que teníamos más fresco y nos divertía. Además es un tema corto, como una pequeña muestra.

¿De dónde surgió la idea de hacer un disco con letras inspiradas en la playa?
Sol: No fue buscado, nació naturalmente. “El Mar, las Estrellas” y “Plasma Marino” fue como un experimento, quería escribir canciones del mar, después gustaron y quedaron para la banda. Nunca pienso mucho en lo que voy a escribir, excepto “Chica del Mar” que me llevó tres meses. Siempre que escribo sale todo en el momento y con ese tema sabía que quería contar una historia de amor no correspondido, tenía la idea pero me resultaba difícil explayarla. El mar siempre está ahí, es parte mío. Playa Crocante es un disco triste playero, generalmente la música es más bailable pero las letras son un bajón.
Nacho: El contacto más directo que tenemos es con Villa Gesell y lo que tienen las ciudades playeras es que son un poco trágicas, conviven con esa dualidad del verano. Siempre que íbamos a Gesell estaba lleno de historias oscuras y creo que el disco tiene esa impronta. Pero el concepto fluyó solo, sin buscarlo. Después nos dimos cuenta que había un denominador común en las canciones.

¿Con qué nos vamos a encontrar en la presentación del disco en el Kónex?
Sol: Vamos a tocar todo el disco, algunas canciones del EP y otras inéditas que van a formar parte del próximo EP que se va a llamar Trashy Feelings. También va a haber algo de lo que quedó en el camino y no llegó a entrar en el disco pero que nos gusta tocar en vivo. Va a estar abriendo la noche Julián Desbats de Los Rusos Hijos de Puta, con toda su bronca y oscuridad melódica para aclimatarlos a todos. La idea es que se paren de las butacas del Kónex y bailen un poco. Van a ver unas sorpresas en el escenario y lo único que les puedo adelantar es que no tiene que ver con músicos invitados, como sí sucedió el año pasado que participó Juanito El Cantor.

Fotografía: Florencia Daniel

Amor en la Isla presentará Playa Crocante el jueves 28 de julio en Ciudad Cultural Konex. Abre el show Julián Desbats. Más información en el evento de Facebook.