Compartir

Stephen Wilkinson, más conocido como Bibio, es un productor inglés que empezó su carrera hace ya más de diez años, sin dudas siendo uno de los artistas más influyentes de la escena ha logrado quitarle cualquier tipo de etiquetas a su música. Este año se encuentra editando su nuevo material discográfico A Mineral Love, tal vez el más accesible de su carrera y en donde su voz deslumbra como nunca antes.

Indie Hoy tuvo la oportunidad de charlar con él sobre el nuevo disco, su colaboración con Gotye, géneros musicales y si tiene pensado volver a tocar su música en vivo.

Acabás de editar tu nuevo álbum A Mineral Love, hace dos meses. Es tu primer álbum desde el año 2013. ¿Cómo fue el proceso? ¿Lo grabaste todo en un mismo lugar esta vez?
Fue grabado en dos locaciones, me mudé de casa a la mitad de la grabación del disco y tuve un estudio nuevo, eso interrumpió la fluidez del trabajo, lo que hizo que el álbum tome más tiempo de lo usual. Este álbum se focaliza más en tomas de los instrumentos en vivo, hay algunos sonidos electrónicos como cajas de ritmos, pero es más un álbum de estudio tradicional de alguna manera. Siempre usé mucho los instrumentos en vivo, tocados por mí mismo, así que eso no es nada nuevo, es solo que este álbum es más acerca de eso creo.

¿Cuál es el significado del título A Mineral Love?
La pista esta en el tema “A Mineral Love”, el título viene de una parte de la letra en esa canción. Me gustaría dejar que la gente lo descifre por su cuenta mejor.

Realmente suena como tu álbum más accesible hasta el día de la fecha. ¿Fue algo que buscaste?
No realmente, disfruto hacer música pegadiza, algo que quieras escuchar una y otra vez, con melodías memorables y linda producción. Quiero que la gente lo disfrute pero cuando la estoy haciendo estoy yo solo, usando mi propia opinión. No cambio las cosas para que sean más accesibles. De hecho siempre hay un poco de rareza en las canciones para hacerlas menos accesibles de lo que podrían ser.

¿Tocás todos los instrumentos vos en el disco? ¿Cómo creés que se diferencia de tus trabajos anteriores?
Las baterías en “Town & Country” fueron tocadas por mi amigo Rob Lee (de Wax Stag). Él también contribuyó algunas líneas de synths en el tema “Gasoline & Mirrors”. Saint Thomas es un dúo de guitarra en vivo que tengo con mi amigo Tom Dwyer. Toqué todo lo demás yo: guitarra, bajo, saxo y teclados.

Tu voz suena mucho más extrovertida y confortable en este nuevo material. ¿Por qué crees está sucediendo ahora?
Me siento más seguro cantando y escuchando mi propia voz, más seguro tratando de cantar diferentes estilos, y también siento que mejoré gracias a la práctica durante tanto tiempo. Es también importante que pueda cantar cuando nadie está alrededor, era difícil en el pasado porque yo era muy consciente que la gente me escuchaba, pero ahora estoy más aislado y me siento más libre. Paso mucho tiempo en en soledad y me siento cómodo con eso, porque me gusta ser creativo.

Después de hacer un remix del gran hit de Gotye “Somebody that I Used to Know”, conseguiste que él preste su voz en este disco, en la canción “The Way You Talk”. ¿Cómo fue que te acercaste a él? ¿Ya lo conocías personalmente? ¿Cómo fue el proceso para grabar?
Originalmente él se acerco a mí hace unos años para hacer el remix de su canción y me gusto su voz y la melodía. Cuando grabé un demo de “The Way You Talk”, me imagine su voz cantando las líneas, pensé que el tenía el tono perfecto para el tema, le mandé un e-mail y le gustó la idea. Fue así de simple, así fue como sucedió.

Otra colaboración en el álbum es con St. Louis en “Why So Serious”. Suena distinta, es la canción “menos Bibio” ahí, por lo menos para mí. Es muy funky de los ’80, pero a la vez suena moderna. Es una sensación que tengo cuando escucho este álbum, tiene ese sonido americano de los años ’80 que fue tan popular. ¿Cómo fue el trabajo con él? ¿Ese sonido fue algo que buscaste para este disco?
Me gusta hace años el funk y los synths de los 80, el sonido medio boogie. El instrumental me salió un día apenas me acababa de comprar un Moog Voyager, siempre me gustó el instrumental pero sabía que no tenía la voz correcta para usarlo. Cuando me contacté con Olivier, le mande un montón de sonidos, y me devolvió “Why So Serious?” y quedé enloquecido, es justamente el sonido que buscaba y más de lo que imaginé. Ese chico tiene talento de verdad, una voz increíble, un gran alcance y tiene sentimiento cuando lo hace. Además escribe buenas letras y tiene una habilidad natural y oído para las melodías, armonías y ritmos. Nos volvimos grandes amigos gracias a esta colaboración, así que pueden esperar más material juntos para este año.

Después de tantos años tu música sigue cambiando a cada momento, y en cada álbum has tenido una relación con una gran variedad de géneros musicales. ¿Cómo hacés para mantener tu sonido tan fresco después de tanto? ¿Te considerás uno de los primeros artistas sin género de esta época?
No creo no tener género, sí pienso que me involucro en varios a la vez, así que no tiene mucho sentido tratar de etiquetarme en un solo género. La gente ha estado usando el término “Folktrónica” pero es un nombre tonto yo creo, no pega con lo que hago. Si escuchás mi catálogo, encontras hip hop, funk, r&b, folk, house, electrónica, ambient, pop… es un reflejo de mi amor por la música y mi gusto tan amplio. No busco de manera consciente cambiar mi estilo, solo me siento cómodo así y cualquier cosa que me emocione en ese momento es lo que me sale, de esa manera se siente honesto, viene desde mi corazón y mi alma y mis intereses. Así que bueno, este álbum está influenciado por los ’70 y ’80, la música negra americana, porque realmente siento una conexión con mucha de ella.

¿Tenés alguna influencia cuando estás grabando tu propia música? ¿Tenés tiempo para escuchar otros artistas?
Si, escucho muchísima música, pero no toda es una influencia. Escucho mucho jazz y últimamente mucho Bach, pero no creo que eso me influencia mucho. Mis influencias vienen más del pop, funk y soul, algo como Steely Dan, Stevie Wonder, Sly & The Family Stone, Joni Mitchell, Hall & Oates, Change, B.B. & Q Band o Prince.

Leí en algún lado que después de tantos años todavía te consideras un “chico de estudio” y te sentís incomodo tocando en frente de una audiencia. ¿Hay algún momento en el que te sentás y pensás en tocar en vivo o tenés la fantasía de hacer un tour internacional teniendo en cuenta que tenes la oportunidad?
Estaba mirando un video el otro día en YouTube de uno de mis shows, es en una fiesta en Polonia. Pongo mucho tiempo en mis sets, para los que armo remixes antes de tocar. Usualmente los creo con la energía y una audiencia en mente, lo que es muy diferente a como trabajo en casa. Mientras miraba el video, por un momento me dieron ganas de hacerlo de nuevo, probablemente lo haga en algún punto, pero no veo estar detrás de una laptop como música en vivo. Para mí presentarse en vivo es tocar instrumentos, cantar, etc, y eso es algo que tengo muy poco interés en hacer en frente de un público, se siente muy poco natural para mí y prefiero usar ese tiempo para grabar nueva música antes que ensayar cosas que ya grabé anteriormente solo para tocar en vivo.