Compartir

Este jueves 28 de septiembre PAZ, rapera queer, DJ y activista descendiente de mapuches lanza en el Teatro Margarita Xirgu (CABA) su primer álbum de estudio titulado “Patagonia Emergente”, trabajo que de manera bailable y ecléctica ruge en pos de la libertad en su más amplio sentido.

Con una colorida combinación de cumbia, funk carioca, reggeaton y trap, más una rica mezcla de lenguas como el español, portugués y mapudungún, Cümelen Berti, hoy conocida como PAZ, presenta sus rimas con fuerte contenido político y social en “Patagonia Emergente”, su primer álbum de larga duración en el que saluda al mundo sin miedo a ser ella misma. Así, los diez tracks que constituyen la placa dejan en claro que la música es su arma de lucha y como tal, PAZ no duda en dispararla con ímpetu en tiempos en los que parece absolutamente necesaria una refrescada acerca de la libertad de acción y de pensamiento.

Junto al productor Cristian Puschel, PAZ (nacidx y criadx en Allen, Río Negro pero actual residente de Florianópolis, Brasil) y su “Patagonia Emergente” se ocupan de plasmar y visibilizar de manera vibrante una identidad marcada por la marginalidad en todas las esferas de la vida; marginalidad que rompe su silencio para salir a flote, bailando, orgullosa de todo aquello por lo cual se la aparta.

¿Qué significa el disco Patagonia Emergente para ti? ¿Por qué crees que la gente debería motivarse a escucharlo?

Patagonia Emergente significa para mí un amuleto, un ritual, un llamado mostrando un poco de la cultura de esta tierra ancestral que me dio origen. Quise en este trabajo hacer emerger la historia de donde nací, que por diversas circunstancias hoy es una “zona de conflicto´´. Para mi Patagonia, en el contexto histórico actual, tiene un significado muy importante tanto en lo social como en lo personal. Estoy hablando de un territorio que tiene mucha ancestralidad latente. Yo no solo vi, y veo, la fuerza mapuche-tehuelche aconteciendo, la cultura de barrio gritando, los géneros y sexualidades disidentes empoderándose, la marginalidad ocupando cada vez más espacios, sino que también siento todo eso emergiendo en mí, como una semilla germinando. Es impresionante lo que me pasa que cuando escucho “Patagonia Emergentte”, no consigo definirlo, cumple el objetivo que quería. Es una obra como yo, sin definiciones como me animo a expresarme en este disco y lo hago en cada uno de mis shows desde mi identidad, Marika de Barrio.

En estas 10 canciones, con mi productor Cristian Puschel (también originario de la Patagonia), construimos además de una hermandad, un proceso de cambio de ideas, de historias, de costumbres, de cuerpos, y la música nos acompañó en todo este proceso como una madre (Pachamama). En esta mezcla de sonidos que pasan por diversas vertientes como la cumbia, el baile funk, el raeggeton hasta el loncomeo, se fusionan rimas y palabras de aliento y de lucha. Veo un disco que se cocinó parte como musical, como corporal y también como visual. Todas las canciones de Patagonia Emergente tienen una danza y videoclip en mi cabeza, donde vivencio experiencias en diferentes lugares. Veo la cordillera, los caballos, las araucarias, mi barrio `´El Santa´´ y también veo el mar, las favelas otras imágenes sudamericanas de lo que llegue a recorrer. Puedo encontrar todo eso cada vez que escucho el disco.
Patagonia Emergente es una invitación para quien se anime a encontrar en si mismx su semilla. Es una herramienta de descolonización, y por eso quien lo escuche tengo seguridad que se va a cuestionar muchas cosas, porque nosotrxs lo hicimos en su creación y creo que esa energía se traspasa. Es un disco, como pocos, para bailar hasta el cansancio y al mismo tiempo permite parar para pensar, una forma de descontruirse, de pensarse y libertarse.

¿Cómo ha sido la recepción del público con tu proyecto?

Es muy loco, porque cada vez que vuelvo para Argentina veo como se acrecienta el número de seguidorxs y de personas en mis show, que lo preparo como el momento más importante próximo y verdadero para compartir mi arte y mi cuerpo con otras personas. Como decimos las Trans-Marikas, en cada show lo “damos todo´´ y lo digo en plural porque me gusta construirlo con el público. Tengo en mi garganta tatuado mi Nge Nge (Símbolo mapuche de un ojo para mostrar y ver las almas), lo que me da protección y percepción del territorio/espacio/escenario donde estoy paradx y como tengo que agir. Mi público es maravilloso, porque es un público consciente, diverso y abierto, dispuesto a realizar un gran cambio social desde lo disidente, comenzando por unx mismo.

¿Qué encuentras en la música que te hace enfocar tu vida y tu activismo en ella? ¿Qué te gustaría provocar con tus canciones?

La música me acompañó toda mi vida, así como la danza. Y como digo siempre: con la música tenemos una relación intensa porque con ella no hay límites ni fronteras. El activismo me lo provocó la injusticia, entonces la música es mi arma de lucha, es la que le dio espacio a mi voz.
Quiero que al escuchar mi música la gente se sienta libre, pero en serio, que se anime a salir de este grande armario lleno de normas y estigmas. Me encanta ver como la gente se anima a soltar el cuerpo bailando y soltar todo lo que les pesa y es eso que quiero provocar.

¿Qué expectativas tienes de tu actual gira?

¡Las mejores expectativas! Voy a estar tocando en dos lugares que son muy importantes para la escena independiente porteña como son el teatro Xirgu junto a Sentime Dominga, y en Niceto de invitada de la gande rapera Sara Hebe. Después estaré en Villa Maria (Cordoba) que es un lugar que tenia muchas ganas de conocer. Para finalizar esta gira estaré lanzando Patagonia Emergente en la tierra que le da nombre. Me presento el 22 de Octubre en Cipolleti (Alto Valle del Rio Negro, Patagonia).

¿Qué te llevó a irte a Brasil y militar a través de la música desde allí?

Llegué a Brasil en el 2010 en un viaje de mochila, con la iniciativa de conocer todos los países de Latinoamerica, pero acabe enamorándome de los lugares, las playas y las culturas que se viven en ese país. Me sentí muy en casa desde que llegué, sabía que me iba a costar mucho irme de allá. Conocí el funk carioca (estilo musical de las favelas brasileñas), me encanté y quise saber mas sobre ese género y su cultura y me fui para Rio de Janeiro a conocer más de cerca. Viví en la favela, fui a muchos bailes y me empapé de la cultura suburbana de Rio. Eso me motivó a lanzar mi primer EP PAZ Funk Art (2014), y hace dos años, en un viaje de visita por Argentina nos conocimos con Cristian y comenzamos a trabajar con Patagonia Emergente.
Actualmente vivo en la isla de Florianópolis, que es mi refugio desde hace dos años. Es una ciudad con playa y mucha naturaleza que crece cada vez más y se diversifica su escena cultural. Como es al sur, todavía puedo visitar a mis amigxs y familia de Argentina, lo que le da mas sentido quedarme allí.

¿Cuál es tu opinión sobre lo que está sucediendo con el conflicto mapuche?

Por un lado estoy muy feliz que se de visibilidad a una lucha que se ignora hace muchos años, porque la lucha mapuche no nace desde la desaparición de Santiago Maldonado. La lucha Mapuche tiene inicio a más de 500 años desde la colonización. Lo que se vive hoy es una revuelta de la nación mapuche, de todos los grupos y linajes, desde los más cercanos hasta sus descendientes. Toda esta lucha es por causas justas, que tiene que ver con defender no tan solo un territorio, sino también la libertad que tenemos como nación de llevar nuestra identidad libremente y cuidar de nuestra tierra con una cultura de autogestión. La lucha mapuche habla sobre el respeto y la tolerancia para poder vivir sin opresión y conseguir ser seres libres.
Por otro lado veo las causas que hacen visible esta lucha y me indigna muchos ver como el Estado parece no haber mudado sus estructuras y después de largos años de dictadura todavía tengamos que padecer personas desaparecidas por las fuerzas armadas.

¿Nos recomiendas 3 discos para escuchar?

Mulher do Fim do Mundo – Elsa Soarez

Crudencia 2109 – Negrah Liyah

AIM – M.I.A

Escuchá “Emergente”, el primer corte de “Patagonia Emergente”: