gaston massenzio

Fotografía: Cristian Maeda (Inzendies PH)

La música es una compañera fiel en la vida de muchos, funciona muchas veces como una especie de motor que no se apaga y que permite emprender infinitos viajes con inciertos y fascinantes destinos que nunca se repiten. El movimiento que hay en un paisaje sonoro es incesante, aún después de que finalizan las últimas vibraciones hay algo en el aire que ya no es igual, hay un viento que cambió su color, su intensidad o su dirección y hay una persona en una noche de invierno con la bufanda toda enroscada que se acuesta sintiéndose un poco más acompañada gracias al simple tarareo de una melodía. La música y sus poderes son incontables, incuestionables y al parecer inagotables. Actualmente hay toda una generación de creadores que practican activamente la fe hacia la música como instrumento para unir y transformar, dedicando la mayor parte de su tiempo a la expresión de lo que está encerrado en la materialidad de nuestros cuerpos y que exige salir para entrar en otros y así continuar con su ciclo de vida que, a diferencia de la nuestra, es infinita.

Gastón Massenzio (Bandcamp) es un prolífico compositor que definitivamente es de los enamorados libremente de la música. Libre y modernamente porque no hay sentimientos de posesión y puede compartir ese amor con muchos, pues sabe de la felicidad que produce la liberación de la ansiada oxitocina y la dopamina y pretende que todos experimentemos un poco de esa deliciosa y única sensación. Con dos simples bajo el brazo, Las Formas (2011) y Lyd (2012), un disco tributo al músico norteamericano Elliott Smith (2010) y su más conocido LP Lapsus (2013), Massenzio se ha hecho de un nombre importante y recurrente en la escena musical porteña, nombre que además de solista vemos constantemente en flyers de su banda Les Inestables, en anuncios de fechas con el maestro Fernando Kabusacki y en innumerables espacios de arte tocando junto a sus amigos y compañeros del sello Fuego Amigo Discos.

Próximo a lanzar su último disco Otra luz, Gastón habló con IndieHoy para adelantarnos un poco de cómo es el sonido que traerá impreso este nuevo trabajo y de la escena musical independiente que cada día cobra más fuerza.

¿Cuáles son las principales diferencias entre Lapsus y Otra luz?
Las diferencias esenciales entre Lapsus, mi primer LP y Otra luz, el que sale ahora, son que Otra Luz es un disco íntegramente en castellano. Lapsus tenía solamente dos temas en castellano y es un disco que creé durante 2011, 2012 y hay temas ahí que son de una época anterior. Ese disco tiene muchas influencias brit, folk, alternativas, todo con una impronta experimental y de trabajo sonoro por capas, muy modal en un sentido. Otra luz es un disco que tiene más cambios armónicos y es mucho más heterogéneo, también debido a que tengo 14 músicos invitados. Varios de los temas de Otra Luz fueron compuestos utilizando otras afinaciones en la guitarra y compuse algunos de ellos directamente desde el piano, cosa que también empecé a hacer en mis presentaciones, en donde siempre que hay un piano.

¿Y tenías un concepto pensado al momento de componer los temas que irían en Otra luz o se fueron dando espontáneamente en conjunto con tus músicos invitados?
Los temas los compuse en un período de tiempo relativamente corto, en poco más de un mes en su mayoría… Todos los temas fueron fruto de una etapa por la que estuve pasando en ese momento. Siento el concepto en sí como algo medianamente involuntario. A su vez toda la parte de la producción se dio en el estudio con Hernán De Micheli… Esos disparadores sumado a la participación enorme de los músicos dieron nuevas vueltas de tuerca al disco.

¿Cuáles podrías decir que fueron tus principales influencias en la creación de los temas de Otra luz?
Una gran influencia fueron mis amigos y colegas músicos con los que toco y a quienes admiro mucho. Realmente de tocar con ellos aprendo un montón y me inspira para hacer nueva música. Hernán De Micheli, Pablo Maeda, Daniel Amiano, Fernando Kabusacki , Mene Savasta Alsina… Podría nombrar muchos, de hecho, todos los que están en mi disco son una influencia para mí. También estuve escuchando mucha música de acá y de afuera, como Junip, The Goastt, etc… y de acá Limón, Mi Amigo Invencible, Juampi Dicesare, etc… Eso sumado a todos los que me olvido.

Eso, te iba a comentar que personalmente me parece que hay quizás un sonido en común entre muchos de los proyectos que integran el sello Fuego Amigo Discos… Justo te iba a preguntar por eso, si colaboraban musicalmente unos con otros y cómo es la relación entre las bandas integrantes del sello.
Sí, la escena y la amistad te llevan afortunadamente a compartir eventos, recitales, festivales, proyectos en común… de hecho integramos mutuamente las bandas solistas del otro.

Y hablando un poco de este tema de la escena musical… ¿Qué opinión te merece toda la movida independiente tan fuerte que se está dando hoy en día? y ¿cómo ves el hecho de que al estar tomando más fuerza toda la escena, se vayan clausurando más centros culturales de la capital?
Toda la movida independiente es el resultado de la necesidad de expresarse, de decir lo que uno tiene para decir. Cada día es más grande porque siento que sabemos que no hay límites desde lo creativo, y que la amistad y la empatía es uno de los motores que lo impulsan. El gobierno de la ciudad sabe que la cultura es su enemiga, porque es un arma de libertad, que todo lo que permita expresar y comunicar te abre la mente, te pone en jaque. Por eso la cultura es su enemiga, basta recordar lo que se hizo con la Sala Alberdi… Creo igualmente que estas cosas nos unen más y nos tienen que fortalecer.

Has estado yendo a tocar bastante a Mar del Plata. ¿Cómo ha sido recibido tu trabajo allá?
Estuve tres veces en Mardel este año, en febrero invitado por Pistilo Records y Fuego Amigo Discos, toqué en el Auditorium del puerto. Luego Juan Sirkhauser del duo Limón inauguró un centro cultural bellísimo, La Casa Del Arte, y nos invitó dos veces a tocar. Hace pocos días tocamos con Mene Savasta y Pablo Maeda y creo que fue una de las mejores fechas que tuve en mi vida, entre el lugar, los amigos con los que toqué y lo respetuoso y divino del público. ¡Tengo ganas de volver ya! Seguro que luego de presentar el disco vuelvo…

¿Y cuáles son tus expectativas con este nuevo disco?
Mi expectativa es que el disco logre llegar a la gente a la que realmente le pueda interesar… Poder tocarlo adaptándome a distintos formatos, con banda y también en distintos formatos acústicos y que todo lo que venga luego genere nueva música, nuevas inspiraciones y nuevos lugares.

¿Cuáles son las propuestas de la escena musical independiente que más has estado escuchando últimamente y que recomendarías a los lectores de IndieHoy?
Me gustan muchas cosas de estilos muy diferentes. Mi Amigo Invencible creo que está ofreciendo un viaje único y se los recomiendo a todos. Las Taradas me fascinan también. Ayer fui a ver al cuarteto de jazz de Patricio Carpossi a Thelonius y me voló la cabeza; también cantautores como Pablo Maeda y Juampi Dicesare tienen mundos interiores re zarpados para descubrir… El dúo de Lucy Patané & Marina Fages también… Y me quedo corto con esto, recomendaría muchas cosas más.

El disco Otra Luz, con fotos por Cristián Maeda (Inzendies PH) y arte por LUH, estará disponible de manera digital a partir del 16 de agosto por medio del bandcamp oficial de Gastón Massenzio y será presentado oficialmente el día 3 de octubre en el Auditorio del AMPHI. Además, Gastón estará presentándose este viernes 15 de agosto en El Imaginario (Bulnes 905, CABA) junto a su banda Les Inestables dando a conocer Equilibrio, última placa del conjunto.

lesinestables