A pocas semanas de haber estrenado a través de sus redes sociales su más reciente single “Dentro de ti”, la diva chilena del pop independiente Javiera Mena vuelve a Argentina para reencontrarse con sus seguidores más fieles en dos prometedores conciertos.

Una soñada gira por Asia y una firma de contrato con Sony han sido parte de las nuevas condecoraciones que ha ganado la carrera de Javiera Mena este año. Luego de sacar “Dentro de ti”, su más reciente single y adelanto de lo que será el primer disco de la chilena bajo el respaldo del monstruo de la industria musical Sony Music, Javiera se ha tenido que internar a trabajar en el resto de las canciones que incluirá su nuevo trabajo discográfico, el cual contará con la presencia de diferentes productores y tendrá una impronta un poco menos discothequera que su predecesor Otra Era (2014): “Aún no sé si todas las canciones del disco las voy a mezclar con Michael Brauer (quien mezcló “Dentro de ti”), pero quiero que ése sea el tipo de sonido. No sé si se va a notar o no, pero el nuevo disco va a tener diferentes productores. Esta cosa de estar pululando entre diferente países, trabajando y llevando yo el hilo conductor es algo diferente para mí y creo que se va a notar en la frescura del sonido” comenta Mena en entrevista exclusiva con IndieHoy, y agrega:

“Haber firmado con Sony no cambió nada en mi proceso de composición. Desde Otra era que yo tengo una visión de hacer música bien pop y eso no cambia. Lo que puede cambiar con la firma es que ahora hay tiempos y plazos que cumplir. Antes yo podía extenderme más, y ahora hay tiempos más definidos. Lo que son las canciones en sí, la composición y las decisiones de con quién voy a trabajar no han cambiado para nada. Incluso me siento más respaldada con todo eso”.

Una curiosidad en la trayectoria de quien en 2006 empezó a dar que hablar en el circuito independiente de Chile gracias al lanzamiento de su primera placa y hoy clásico Esquemas Juveniles es el largo tiempo que se toma entre disco y disco. “Sacás discos como hay mundiales”, le dijo un amigo. La humorada tiene bastante de cierto, y es que Javiera Mena se toma su tiempo para componer y luego se toma su tiempo para pensar en los shows y en el desafío que trae consigo disfrutar de las canciones en compañía del público: “Entre Otra Era y este disco nuevo quería demorarme menos, pero no se dio. Ahora que tengo que cumplir con algunos plazos, creo que es una buena oportunidad para mí de darme el tiempo para dedicarme de lleno a la parte artística y empezar a delegar cosas sobre las que he estado muy encima, justamente por mi carrera independiente. Tampoco quiero caer en sacar un disco porque simplemente hay que sacar un disco. Quiero que, si saco un disco nuevo, sea porque tengo algo para decir” afirma Mena y continúa: “Ahora estoy en una especie de recambio, quiero ir hacia otra cosa. Cuando salga el nuevo disco, quiero armar otro concepto de show en vivo, diferente al que vengo presentando con “Otra Era”. Armar un show en vivo es como hacer un nuevo disco: es hacer algo que esté en relación con el disco, que se base en él, pero tampoco me gusta que sean las mismas pistas del disco, o que pase lo mismo. En vivo me gusta hacer las canciones un poco diferentes, entonces también el armado del show es un proceso lento porque son muchas cosas las que tengo que abarcar”. Actualmente los shows en vivo de la chilena distan de lo que uno puede pensar cuando se pronuncian las palabras “artista independiente”. El vivo de Javiera es una apuesta pensada para el tipo de música que se basa en sintetizadores y perillas: cuenta con bailarinas, juegos de luces, y visuales dignos de fiesta electrónica. A esa parafernalia hermosa hay que sumarle la acción que generan las melodías que calan hondo y las letras que con sinceridad nos hablan de amor, sensibilidad e interiorización. Un festín sensible y bailable.

Sin ser bicho de otro planeta, Javiera Mena es consciente de los riesgos de la exposición extrema de la cual se puede ser voluntariamente víctima hoy. Exposición y/o alienación producida por redes sociales, estímulos brindados por pantallas y múltiples tecnologías que pueden parecer inofensivas pero que poco a poco (o no tan poco a poco) van consumiendo los tiempos y las cabezas de los mortales. Por esto, la compositora admite tomarse sus tiempos para alejarse de la vorágine y trata de ayudar a reflexionar a través de lo que mejor sabe hacer: “Es súper importante mirar dentro de uno. Yo veo a mi hermano menor y pienso que de mi generación me gustaría entregarle eso: el intento de mirar dentro de uno. Yo veo que él está súper invadido por cosas como videojuegos, YouTube y cosas que a mí también me encantan, pero que hay que saber detener. Obvio que hay que aprovechar y disfrutar la era en la que vivimos, pero también hay que saber parar y disfrutar de otras cosas, cosas que tienen que ver más con lo ancestral. Ése es un poco el mensaje de ‘Dentro de ti’. Yo trato de darme los momentos para mí. Trato de ser disciplinada y practico la meditación –o el mindfullness, como le llaman ahora- todos los días, y ése es mi cable a tierra. Si no lo hago todos los días, me doy cuenta que ando más propensa a caer en neurosis, o dejo de hacer esa observación hacia adentro. La meditación tiene que ver con estar presente, que no es nada muy descabellado o de otro mundo, de hecho es lo básico, pero también es de las cosas más difíciles de lograr.”

Foto: Juan Queirolo

De Latinoamérica a Asia hay muchos kilómetros, horas, abismo de diferencia en todo, quizá. Mera especulación y sorbos de programas de viajes, libros exotistas y vagos relatos de algún/a suertudo/a que se fue a la aventura. Sumemos uno reciente y vivo: “Me gusta mucho poder mostrar mi música en países donde no saben ni que existe Chile. Fui a China, Japón y Corea del Sur. En Japón tenía algunos fans, en los otros dos países, no. Me ha pasado muchas veces de ir a ciertos lugares donde no me conocen y tengo que hacer el ejercicio de presentarme, y es muy bueno para mí. No lo veo como un ataque, ni me siento menos, ni nada. Siento que es parte de”. Y sigue:

“Me gustó mucho ver cómo ellos sintieron empatía conmigo al ver que a mi me gusta mucho la cultura asiática. Las vivencias que tuvimos fueron súper bonitas. Obviamente vimos los pro y los contra de Asia. Ellos son muy apegados a la tradición y eso hace que progresos como el avance de la mujer cuesten mucho más que en algunos lugares de Occidente, por ejemplo. La pasamos muy bien allá: nos hicimos muchos masajes, tomamos muchos té, y ya tengo ganas de estar siempre en calcetines en mi casa”.

Luego de sus paseos orientales y ad portas de realizar un concierto masivo y apto para todas las edades en su natal Chile, Javiera Mena se encuentra hoy en Argentina lista para realizar su primer concierto en La Plata:

“Trato de no tener muchas expectativas, pero bueno, igual uno se las hace. Sé que en La Plata hay mucha música y que algo especial pasa ahí… Sé que tiene una esencia propia, entonces la quiero descubrir un poco. También es la ciudad de Virus, mi banda argentina favorita. Tengo muchas ganas de tocar y ver qué pasa”.

*

Javiera Mena se presenta hoy jueves 16 de noviembre en el Teatro Ópera de La Plata y mañana viernes 17 en Studio Crobar, CABA.

Foto principal: Juan Queirolo.