Compartir

Jazmín Esquivel editó en 2016 el EP Agua Turbia / Espero y acaba de publicar su nueva producción, el disco Púrpura, a presentarse el 6 de abril en Caras y Caretas (Sarmiento 2037, CABA) a las 21 horas junto a los Alces, el trío que habitualmente la acompaña. Jazmín nos espera en la Galería Patio del Liceo, donde está ubicada Mercurio, la disquería de la cual es socia y que atiende ciertos días de la semana. Nos sentamos a una mesita y, cerrado el bar de la galería, compramos unas cervezas en el supermercado chino más cercano. La lluvia amenaza. “Está bueno presentarlo ahí, es muy bueno el lugar, ya toqué el año pasado ahí y la pasé muy bien. Es un lugar amable y muy amable para quien está tocando, nunca me escuché tan bien en mí vida tocando como ahí, era como: ¡qué bien que toco! Re buen retorno… el sonidista es lo más”. La noche la abrirá Mariana Michi: “Tengo una banda con ella, Mugre. Mariana, Sofía Malagrino, y yo. Es una banda punk. Ninguna de las tres, por separado, hacemos esa música. Nuestro plan es hacer punk. Tenemos toda la actitud”, comenta Esquivel y sonríe con todo su rostro. “Yo toco la guitarra, Michi toca el bajo y Sofi la batería. Power trío, bien simple. Yo amo a las pibas, la pasamos muy bien. A veces ensayo con ellas y digo: me tiene que pasar esto siempre, no estar pensando en nada más”. Jazmín se entusiasma con la presentación: “Va a quedar todo en familia, Michi es como una hermana. Un poco el plan de la fecha es ese: que sea una gran celebración. Nos va a auspiciar una bodega, La liga Enólogos” – Fran, compañero de Jaz y presente en la charla, consiguió el auspicio de esta bodega que combina precio y calidad – “Yo estoy feliz, además es el mismo color que el disco. Así que en familia y escabeche… la idea es que sea una fiesta”.

Purple Rain

Los rayos iluminan el patio de la Galería del Liceo. Atrás hay truenos. Jazmín relata el proceso de grabación de Púrpura. “El disco lo grabamos en Mawi Road. Está en Maschwitz, por eso se llama así. Fue un proceso increíble. Nos fuimos a Escobar, porque por lo que estuve averiguando después es Escobar. Fuimos ahí con los pibes, grabé con Los Alces, y estuvimos cuatro días allá”. Los Alces son: Sofía Malagrino, Tomás Viola y Valentín Basso. “Nos quedamos, porque Mawi es una casa estudio, hermoso. Tremenda casa, tremendo jardín. Ahí empezamos a grabar el disco. Nos quedamos cuatro días. Sofi y Lucy” –la multiterreno y talentosa Patané, productora de Púrpura– “se quedaron en la casa estudio, y yo con los pibes nos quedamos en la casa de Barbarita Palacios y Javi Lasalla. Fue increíble. Son tremendos músicos. Yo llevaba a los pibes en el auto, re quemada, re loca, porque estás al toque pero te tenés que subir a la autopista sí o sí. Tengo que llegar… y que nos esperen Barbi y Javi con una cena, todo hermoso, las camas hechitas. Me hicieron una habitación para mí sola, yo no me quería ir. Despertarte ahí, con un silencio total… hermoso. Abrir los ojos y decir: qué bien que dormí, la puta madre. Yo duermo en Consti con el boliche a pleno, de lunes a lunes. Chamamé a full. Conviven cumbia y chamamé. Y gritan. ¡Ayaya aaya ayyyyy! Todas las noches. Todo bien con el chamamé, pero durante toda la noche… es un montón, los gritos de sapucay… además siempre hay un animador que dice: ¡bailen, bailen, bailen! ¿Cómo la están pasando?” – Jazmín imposta la voz a modo locutora.

“Es terrible… En realidad la decisión de grabar allá es por el estudio. No fue por irnos a la mierda. Fue porque el estudio es zarpado y siempre fue mi sueño que Lucy Patané fuera la productora de mi disco. Y grabar en Mawi Road. Y pasó a ser una posibilidad real, todo sucedió así. Posta que este era mi sueño a los dieciséis años. Que Lucy Patané me produjera mi disco.”

Llueve. No sólo eso: graniza sobre la Ciudad de Buenos Aires.

Foto: Cari Aimé

Lucy en Maschwitz con diamantes

Todo por un sueño. Lucy Patané, multinstrumentista y cerebro musical, era la productora soñada por Jazmín Esquivel para su disco Púrpura. “El día que Lucy me dijo: te quiero producir este disco… Fue increíble. Y encima Lucy vino y se instaló allá con nosotros. Fue un alto camping, hermoso. Esto fue en abril del 2017. Fue una gran decisión ir a grabar lejos de la ciudad. Fueron cuatro días y no fue que nos fuimos en un viaje místico de peyote. Saber que no tenés nada más que hacer que irte a dormir y al día siguiente seguir grabando, es increíble. No tener que tomar el bondi para ir a tu casa, prepararte la comida, hacer las cositas de la casa. Estuvo buenísimo. Estando ahí me di cuenta de que fue una gran decisión. Y ahí se grabó la mayoría del disco. Se grabaron todas las bases de los instrumentos, las voces no se grabaron ahí, pero todos los instrumentos se grabaron allá. Las voces se grabaron el en el estudio Sale la Luna que es el estudio de Juanito el Cantor, que ahí está trabajando Lucy. Es como su segunda casa, ahora. La hicimos cantar a Lucy Patané. No suele cantar, pero ahora está haciendo su proyecto solista. Y ahí se grabaron el resto de las cosas, en Sale la Luna. También fue hermoso. Como es el espacio de Lucy, fue como ranchar en una casa, entonces nos pasó un montón de veces quedar grabando desde las diez de la mañana hasta las tres, cuatro de la mañana, que eso en Mawi no lo hacíamos, era más formal, Lucy nos decía, sólo necesito algo: o vino o comida. Sólo necesito una de esas dos cosas, las dos idealmente. Entonces: bueno, dale, compramos unos vinos, o empanadas, y seguíamos grabando. Hubo una preproducción re grande del disco, pero en la cancha aparecen los pingos, ¿qué pasa si metemos unos coros? Y flashear, para mí está re bueno darse esos permisos. Que en realidad es un beneficio que tenés si el estudio es de un amigo porque si estás pagando por hora no podés hacer eso. Al menos que seas medio ricachón. No está dentro de mis posibilidades, y bueno, ahí se terminó de grabar el disco, en el estudio Sale la Luna. Y Lucy fue como el hada madrina del disco, fue la persona que me acompañó desde la preproducción hasta terminar de hacer el master. Una persona clave. Me es muy flaschero remontarme al pasado y decir: yo soñaba que Lucy Patané me produjera un disco. Lo primero que escuché de ella es ‘También dormimos‘. Era un compilado con muchas canciones con músicos de acá y Lucy había hecho unas canciones instrumentales. ¿Qué onda esta piba? Después la conocí a Marina Fages y me encantó su primer disco y, ¿quién produjo esto? Lucy. Empecé a ver a Lucy en todos lados, esto Lucy no lo sabe. Sí sabe que soy su fan… Lucy vino a los ensayos desde, no sé, octubre de 2016. La chabona fue a los ensayos, a Plasma, a Barracas, que le quedaba como el orto. En ese momento ensayábamos en Plasma. Lo que pasa que Tomy Viola, que toca conmigo, el de los Alces, labura en Plasma, entonces ensayábamos abajo, un espacio que antes no existía y que tiene una barra, es re lindo, arriba es más para banda de rock. Nosotros ensayábamos en el living, esto fue pre Mawi. Lucy vino a bocha de ensayos, por eso para mí es un gran pilar de este disco. Y los pibes también, porque se fue dando de una manera natural y orgánica de que: este es mi proyecto, y ellos también: este es tu proyecto y está buenísimo que así lo sea”.

Foto: Cari Aimé

Jazmín Esquivel + 10

En Púrpura se da, asimismo, un quiebre: el proyecto es Jazmín Esquivel. Sin embargo, los Alces siguen marchando. El granizo ha cesado dando lugar a una lluvia tenue, la cerveza ya tibia, comienza a extinguirse. Sobre la decisión del estado Jazmín Esquivel Project:

“Fue grupal, fue como que cada uno está con sus cosas pero son mis canciones, que crecen cuando están ellos, e igual existen. En el disco anterior también era así, pero quizás estábamos en otro momento todos, como de efervescencia grupal. Pero pasó el tiempo y Tomy está en Plasma, Sofi hizo su proyecto solista, igual una cosa no impide la otra, pero fue como: bueno, Jaz, este es tu proyecto. Nosotros estamos ahí para bancarte, pero es tu proyecto. Y también fue como hacerme cargo de eso, de que yo quiero que eso exista. Yo sé y ellos son conscientes que si alguno se va a vivir afuera o x, esas canciones van a seguir existiendo y yo las voy a seguir tocando. Ojalá que sea con esta banda y con más personas o lo que sea, pero van a seguir existiendo, entonces fue: bueno, me hago cargo de que es así. Es un crecimiento, como decir: somos un equipo, pero también soy consciente de que en esto, soy la capitana. Y si vamos para allá vamos para allá y si somos nosotros somos nosotros y si me la tengo que bancar yo sola, me la banco yo sola”.

-¿Cómo fue la composición de los temas del disco?
-Hay temas viejos, los compuse tipo a los diecisiete y otros más nuevos. No sé si esos temas los tenía encajonados. Es que este disco tardó mucho tiempo en hacerse, de hecho hay dos canciones, una seguro, que sentía que quería dejarla como realizada, quería sacármela de encima, es una canción que me gusta y que la disfruto pero ya no la siento mía. Una foto del pasado, como mi yo en otro momento. De hecho la voy a tocar en la presentación del disco, y la banco pero es una foto de hace años y flasheé como cuando decís “¿por qué tenía el pelo así? ¿Qué me pasaba?”

-¿Volviste a escuchar Púrpura?
-Ni bien lo terminamos, cuando todavía no estaba masterizado, me re peleé con el disco. Estaba como empezando a grabar otra cosa. Lo escuchaba y no me sentía identificada. Como que decía: esto ya re fue. Una foto que ya no tiene nada que ver conmigo. Y lo volví a escuchar, gracias a Fran, y me amigué un montón. Y ahora lo escucho y hay una canción, que no voy a decir cuál es, que la paso. Me aburre. Descúbranlo. Es para que lo descubran en casa. Pero el resto, menos esa, la verdad es que me re gusta. Soy muy crítica, en general termino odiando lo que hago.

-Estás aprendiendo…
-Sí, y entre el anterior y este, siento que el próximo lo voy a hacer de otra manera… son aprendizajes, ahora sé que puedo confiar más en mí. Lo escucho y pienso: yo tenía razón en esto. Y en otras pienso: qué bueno que vino Lucy y me dijo por qué no sacás esto y ponés esto… La verdad que en Lucy confié como no confié en nadie. Lucy me cortó canciones, me dijo: va hasta acá. Viene cualquier otra persona en el mundo y me dice eso y lo mando a cagar. Mirá, esto es así, te guste o no te guste. Pero viene Lucy y me dice, mirá la canción es hasta acá y le digo: de una. Termina ahí. Y así pasó. Y hoy lo escucho y me parece que fueron grandes decisiones. Estuvieron muy bien esas opiniones.

¿Cómo seguís después?
La verdad es que estoy re conforme con este disco pero ya tengo ganas de grabar un EP, algo. Estuve componiendo un montón, en el momento en el que estuve disconforme con el disco, que fueron dos semanas, dije: voy a hacer canciones para redimirme conmigo misma. Y ya las quiero grabar.

Ya no llueve, charcos en las veredas y en las calles. Púrpuras.

*

Jazmín Esquivel presenta Púrpura este viernes 6 de abril en la sala Caras y Caretas 2037 (Sarmiento 2037, CABA), desde las 21hs. Las entradas están a la venta mediante TuEntrada.