LCC

En el Sónar de Barcelona tuvimos la oportunidad de ver y entrevistar a LCC (Las Casicasiotone). Ana Quiroga y Uge Pañeda son este dúo asturiano de música electrónica y experimental. Estas creadoras de atmósferas publicaron su LP debut, d/devolution en el sello austríaco Editions Mego. Han colaborado en el documental sobre el caso de Patricia Heras, Ciutat Morta, y cuentan con una trayectoria plagada de actuaciones en festivales tan relevantes como el LEV.

Comenzamos por los orígenes. Cuéntennos cómo surgieron Las CasiCasiotone.
Ana: Nos conocimos en el año 2007 en Gijón. Uge pinchaba en muchos bares, y una noche aparecí yo por allí y nos conocimos. A raíz de ahí empecé a pinchar con ella. Uge ya producía temas de cuando estuvo en Islandia.

¿Estudiaste en Islandia Uge?
Uge: Islandia ya me gustaba mucho de cuando era chavalina y escuchaba a The Sugarcubes, empecé a leer cosas de Islandia y todo el contraste que hay… y un día decidí irme a vivir a Islandia aunque también me gustaba mucho la idea de irme a vivir a Ciudad de El Cabo. El último año de carrera una profesora me propuso convertirme en profesora adjunta, hacer la tesis doctoral y dar clases en Salamanca. Pero a mí ya se me había metido la movida de Islandia en la cabeza y me fui allí a hacer un voluntariado. Finalmente estuve allí 3 años, de 2002 a 2005. Al regresar estuve pinchando en Gijón y fue cuando conocí a Ana. En un momento dado pinchaba mogollón. Presenté a Ana a mis colegas que llevaban algunos bares y pinchábamos solas y por separado.

Pinchaban en el Sonotone entre otros…
Ana: El sonotone fue una de nuestras casas por excelencia. Pinchábamos allí muchísimo. Con muchísima libertad porque era un bar de rock. Nosotras sobre todo pinchábamos rock. Era un bar alternativo, que acogía indie y electrónica.

También el Bola Ocho…
Uge: El Bola Ocho lo llevaban unas amigas mías y también pinchamos allí. Aunque después cambió ya la historia del bar totalmente.

En sus inicios ¿tuvieron otro grupo con más personas?
Ana: Precisamente con estas chicas del Bola Ocho y con más amigas, pero no llegó a materializarse como grupo. Todas las noches hablábamos de hacer algo un poco punki pero electrónico, hacer performances. Yo además tocaba el bajo.
Uge: Podría haber sido una movida ecléctica y “performántica” pero quedó en conversaciones de noche que no llegaron a materializarse.
Ana: Pero a nosotras se nos metió en la cabeza, como a Uge con Islandia y decidimos hacer algo. Empezamos a “cacharrear” y probar cosas y surgió el grupo.

¿Por qué ese nombre? He leído algo sobre una colección de Casios…
Ana: Sí. Teníamos un Yamaha mío de cuando era pequeña, parecido a un Casiotone, y luego Uge rescató unos que tenía ella de pequeña y entonces la gente empezó a regalarnos más. Empezamos a acumular Casiotones y teníamos un montón de ideas para introducirnos en la música con muchos efectos. Y al final, en ningún tema se ha metido un Casiotone. Y empezamos con la broma “casi Casiotone”. Así, el nombre que empezó siendo una broma terminó siendo el elegido.

Ahora utilizan el acrónimo.
Ana: Sí. Por una cuestión estética y práctica, porque mucha gente decía mal el nombre.
Uge: Por pragmatismo puro y duro. Nos dimos cuenta de que el nombre se había convertido en un trabalenguas. Así que pensamos “seguimos siendo las CasiCasiotone pero en compacto”

Han ido creciendo hasta culminar la creación del LP d/evolution (2014, Editions Mego). Pero hasta llegar a este punto su trayectoria está plagada de actuaciones en diversos festivales como Loop Festival o el NoNoLogic de Barcelona,el Live Performers Meeting de Roma o el Visiónica Festival de Gijón o nada menos que el LEV.
Uge: Podemos aplicarnos lo de “de aquellos polvos estos lodos”.
Ana: La verdad es que como nunca nos hemos puesto ninguna barrera, siempre hemos hecho los que nos ha apetecido, lo que nos pedía el cuerpo, satisfaciendo las inquietudes que iban surgiendo o las propuestas que nos iban llegando. Entonces hemos ido evolucionando de una manera natural. Primero hemos hecho proyectos audiovisuales con gente, hemos hecho jam sessions, hemos hecho música para performances, hemos hecho bandas sonoras, y nuestros propios sonidos han ido evolucionando casi solos. Si es verdad que el disco nuevo tiene un discurso muy completo, pero es fruto de toda esa experimentación. Vamos alimentándonos y aprendiendo de nosotras mismas, de lo que vamos descubriendo.
Uge: Ha sido un proceso constante. Vamos aprendiendo y evolucionando. Hemos ido buscando también hacia dónde queríamos ir, que por suerte ahí coincidimos, porque tanto Ana como yo parece que vamos con el mismo discurso y hacia los mismos sitios.
Ana: En ese aspecto la verdad es que somos muy afortunadas porque parece que siempre estamos de acuerdo y en sintonía mentalmente con los sonidos que vamos a hacer e incluso con los proyectos.

Volviendo a d/evolution, el LP nos brinda 8 temas con títulos tan sugerentes como “Titán“, “Sílex“, “Quarz“… Lo definís como la paradoja que encierra la relación hombre-tierra. ¿Cómo describirían el proceso creativo que las ha conducido a crear este trabajo?
Uge: Salió de nuestras propias inquietudes y nuestras propias paradojas internas, porque es verdad que nosotras tenemos una sensibilidad bastante ecologista, y en ese sentido además somos personas que utilizamos mucho la tecnología para hacer nuestra propia música y somos de Asturias, que es una tierra de explotación mineral y todo eso va unido a los niveles de contaminación. Gijón va a ser la ciudad más contaminada de Europa en 2017.
Ana: Y el cinturón del norte de Asturias (Gijón, Avilés,…) es el mayor contaminado y con mayores índices de cáncer de pulmón de España.
Uge: Esto nos preocupa y nos inquieta bastante. Entonces, junto con otros temas que nos inquietan fuimos hablándolo y fue un punto de partida. Entendemos que la evolución y la tecnología son necesarias, pero ¿a costa de qué y cómo se puede hacer todo este progreso? ¿Por qué se tiene que romper todo el equilibrio? Quizá se puede hacer de otra manera, ¿no?
Ana: El disco se plantea más como una reflexión que como un tipo de discurso.
Uge: Aunque nosotras tengamos esa sensibilidad, no es una cosa que pretendamos trasladar. Simplemente es nuestra propia contradicción interna, el estado emocional que nos lleva a todas estas situaciones, intentamos transmitirlo con sonoridades. Pero es esa emoción, esa tensión, esa contradicción, esa a veces rabia pero a veces satisfacción.
Ana: A nivel sonido, el propio entorno ya es una fuente tan enriquecedora de sonidos que la propia naturaleza y la industria forma parte del universo sonoro del disco. De hecho un poco los títulos a los que hacías referencia en la pregunta, los fuimos escogiendo según entendíamos que el tema podía encajar. Simbolizaba esa parte de mineral. Nos hemos ido al origen de las palabras de los minerales que queríamos representar. Las hay latinas, hay alguna alemana y alguna griega. No necesitamos ponerlo en español porque en realidad estamos hablando también de elementos universales. Se trata de ir a lo profundo e ir al origen de las cosas. Ir a los minerales, a la pureza de los mismos y también de su nomenclatura. Y cada mineral tiene un punto que nosotras queríamos que estuviera ahí por algún motivo. Por ejemplo el diamante, porque los diamantes están generando una ruptura social y un desequilibrio brutal. Por ejemplo a mí la formación de los diamantes me parece fascinante, todas las circunstancias que se tienen que dar para que se forme un diamante (presiones, temperaturas, …) y de repente después de todo este proceso natural que lleva haciendo desde siempre el planeta, llega el hombre y genera un desequilibrio brutal, violencia, guerras…
Ana: Y en este caso, no solo es el hombre explotando a la naturaleza, sino el hombre explotando al hombre.
Uge: El factor humano puede romperlo todo. Igual que puede transmitir toda la emoción, con la música por ejemplo. Una vez nos preguntaron si la música electrónica tiene alma, pues claro que la tiene. Es nuestra manera de comunicarnos y expresarnos. El factor humano tiene ese doble filo de la navaja.

Editions Mego celebra 20 años con 6 artistas en el Sónar. ¿Cómo empezó su colaboración con el sello austríaco?
Ana: Después de tener el disco todavía sin terminar pero prácticamente finiquitado, nos preguntamos dónde podríamos publicarlo, y consideramos que por nuestras sonoridades Editions Mego sería el sitio ideal. Así que se lo propusimos, les enviamos cuatro temas y tuvimos la mejor respuesta que podíamos esperar, que fue un sí de primeras y con Peter (Rehberg) tuvimos un pequeño enamoramiento.
Uge: No había escuchado ni siquiera el resto de temas. Y la siguiente respuesta antes de enviárselos fue que nos adelantaba la publicación.
Ana: Y una de las premisas que teníamos a nivel interno es que queríamos que fuera en vinilo. Y Mego siempre apuesta por el vinilo.

¿Cómo ha sido la interacción aquí en Sónar con Mego y el resto de las bandas?
Ana: Nos conocimos el primer día cuando llegamos. Además estábamos todos juntos en el mismo hotel, a petición del sello para hacer un poco de familia. Y hemos conocido a todos. A Klara (Lewis) ya la conocíamos en persona, a otros grupos no, y a Peter no le conocíamos en persona. Toda nuestra relación durante año y medio ha sido casi cibernética. Nos ha hecho mucha ilusión conocernos, porque además compartimos aficiones, no sólo la música sino por ejemplo el mundo animal. Le encantan los perros como a nosotras y ha sido una conexión humana muy grata, más allá de la música.
Uge: Estar en Mego es un lujo. Actuar en el Sónar para nosotras ha sido una pasada, y tocar en el Sónar Complex, que creemos que es el escenario ideal para el tipo de música que hacemos todos los de Mego. Por el sonido, las luces, la música que puedes generar…

Fue estupenda su puesta en escena con las luces, el humo…
Ana: Queríamos generar esa atmósfera. Hablamos con la gente de luces.
Uge: Yo habría metido todavía más humo.
Ana: El escenario es una parte muy importante del show para conseguir meter al espectador en situación. Es una música que requiere cierta concentración y a la vez abstracción, un poco como el yoga. Creemos que hacemos una música bastante física. La verdad es que nosotras nos lo hemos pasado muy bien en el escenario.
Uge: Durante el concierto escuchamos como alguien dijo “Puxa Asturies” o “Asturianaaas”.
Ana: Yo prefiero que la gente se deshiniba y si quiere decir algo o silbar que lo haga y lo pase bien.

A todos nos fascinó su colaboración con el docuental Ciutat Morta. ¿Qué ha significado para ustedes participar en este proyecto?
Uge: Sobre todo para la gente que hizo el docu pero también para nosotras, ha sido el fruto de mucha perseverancia, ya que el documental se hizo hace mucho tiempo. Ha habido mucha omisión de los medios, les han dado la espalda, no querer sacar esto a la luz…
Ana: Había mucho desconocimiento del caso por parte de la gente.
Uge: Había una censura total con el tema hasta que llegó al Festival de San Sebastián, que estuvimos allí con ellos, no explotó todo. Y esto ya llevaba mucho tiempo de trabajo.
Ana: Es muy importante también la labor de los pocos que lo conocían, aparte de los directores y la gente implicada, por la presión que hicieron en las redes sobre todo, en concreto a TV3, porque lo tenían que poner. Ya no le podían dar más la espalda a esto. Cuando se emitió nosotras estábamos en Asturias y recuerdo las reacciones en Twitter. Salió hasta en el programa de Ana Rosa Quintana. Nos hizo mucha ilusión por los amigos de Patricia (que conocemos a muchas de sus amigas) y por los implicados.
Uge: Por lo menos como la justicia no puede volver, que se sepa y que haya un germen ahí ya que brote. Los directores Xapo (Ortega) y Xavi (Artigas) vinieron a Oviedo a presentar el documental hace poco, y una de las cosas que hablamos con ellos fue que ahora nos invitan a las universidades a exhibir el documental, a hablar de ello, y pensamos que es lo mejor que puede pasar, que se haya encendido una mecha para que los futuros responsables de los medios, ahora estudiantes, se cuestionen su ética profesional, porque esto no puede volver a suceder. Ellos tienen la responsabilidad profesional de sacar esto a la luz.
Ana: Y también que el ciudadano exija crítica a los medios de comunicación que están para hacer esa labor.

CIUTAT MORTA — Teaser 2013 from metromuster on Vimeo.

La participación de ustedes en la banda sonora es muy acertada.
Uge: La primera vez que lo vi y escuché, primero se me pusieron los pelos de punta y luego lloré. Podemos decir que a día de hoy, el trabajo de mucha gente ha merecido la pena.

¿Tienen en mente alguna nueva colaboración documental?
Uge: Esta última temporada hemos estado trabajando con unos chicos que hicieron un documental también bastante reputado y que cosechó bastantes premios. Se llama Remine, y versa sobre el último movimiento obrero, que fueron las últimas manifestaciones de los mineros de Asturias cuando llegaron a Madrid. El director tuvo un trabajo super intensivo con los mineros durante todo el tránsito de Asturias a Madrid. El trabajo estuvo muy bien y les encargaron una TV serie, y estuvimos trabajando en la banda sonora para esos tres capítulos.
Ana: Es como una deconstrucción del documental con cosas nuevas, hay material inédito. Es como una versión expandida. Y ha sido una experiencia muy interesante en todos los sentidos. Por un lado en la parte personal y social. Además son de Mieres, de donde soy yo, y en este caso sí que hemos hecho la banda sonora desde cero. Hemos hecho toda la música expresamente para ello. Ha sido un proceso creativo muy interesante. También hemos aportado canciones nuestras a otro documental que se llama Se Dice Poeta, que es una mirada de género a la poesía en España, a través de todas las poetas, muchas muy jóvenes, algunas amigas nuestras, y una directora y poeta asturiana, Sofía Castañó y pusimos nuestro pequeño granito de arena.
Uge: El diseño sonoro es una cosa que nos atrae mucho para documental y para cine nos encantaría.

Su trabajo lleva implícito también lo visual ya no sólo por el documental, sino por los visuales que utilizan en sus actuaciones, (Adrián Cuervo).
Uge: La parte visual ha sido básicamente con él. Hicimos por ejemplo Unstable Society.
Ana: Luego hemos hecho vídeo. Hicimos un par de incursiones audiovisuales con los vídeos que presentamos a través del Museo de Desplazados de Left hand Rotation en el CCCB. Hemos hecho alguna intervención para vídeos suyos.
Uge: Con Adri tenemos pendiente AV que llevamos a Madrid de d/evolution y seguimos en constante fluir y movimiento.

LCC – 'Calx' from LCC on Vimeo.

Después de haber actuado en el Sónar, ¿cuál es vuestra próxima apuesta?
Ana: Vamos a publicar un tema nuevo en un sello, que todavía no podemos decir cuál es, y tenemos en la recámara mucha música nueva. Pero está todo en proceso de construcción total. No tenemos prisa tampoco. No como reto pero sí nuevos objetivos. Tenemos algunos bolos en verano, algunos no se pueden decir, pero sí que podemos decir ya que en julio actuaremos en el MUSAC dentro del ciclo ‘Diálogos musicales. Volumen Femme’ y haremos un Dj set en Gijón. En agosto también vamos a pinchar. No solemos prodigarnos mucho pinchando por la noche pero volveremos un poco a los orígenes de pinchar juntas electrónica y bailoteo. También nos tomaremos un tiempo de relax, porque este año hemos trabajado mucho. Sacamos también un disco de remixes el pasado marzo y ha sido un año intenso. Queremos descansar para volver con fuerza en otoño, que además en Asturias con el mal tiempo, es más fácil encerrarse en el estudio.

Por último, ¿qué artista o artistas del cartel de este año destacarían y a cuál les habría gustado ver aquí?
Uge: Yo no entiendo cómo, con el discazo que ha sacado este año Andy Stott, no lo han llevado a ningún festival.
Ana: Es una pena, y tiene muy buen directo.
Uge: Se nos había pasado por la cabeza, porque sabíamos que venía Arca, que partició en la producción del último disco de Björk, que ella viniera. Hace meses apostamos que podría haber habido una colaboración en directo Arca – Bjork.
Ana: Tenemos que confesar que nos divierte un montón especular en todos los festivales quién va a venir. Por ejemplo, nosotras siempre vamos al LEV y hacemos nuestras quinielas.

¿Suelen acertar?
Uge: A veces sí.
Ana: El Sónar esta año tenía un cartelazo sobre todo de día y no hemos podido ver a casi ninguno. Hemos visto al menos a todos los de nuestro sello que nos encantan. Nos habría gustado ver enteras las actuaciones de Arca, Autechre, Mika Vainio. Vimos un poco de Squarepusher, un poco de Kiasmos. En fin, un poco de cada uno. Me gustaría ver también a los Chemical, que nunca los ví. Uge sí.