Los sellos autogestionados son una pieza fundamental del ecosistema sonoro de la música independiente: difunden, editan, producen discos y fechas, catalizan inquietudes y son un factor determinante en la profesionalización del trabajo musical.

Muchas veces estos sellos son llevados adelante por los propios músicos y, en otros tantos casos, se constituyen como pequeñas cooperativas que aúnan los esfuerzos de un colectivo de bandas que se ven representadas en un sonido, una historia común o en lazos de amistad que trascienden lo musical. Conocer su trabajo no solo implica acceder a un catálogo musical, sino también reconocer el esfuerzo y los desafíos que sus responsables llevan a diario para poder acercarnos a las bandas que tanto nos gustan.

En esta oportunidad –y quien les dice que no sea el puntapié de una serie- hablamos con Arturo Quispe Velarde, responsable de Necio Records, un sello de Perú que logró generar una referencia sonora ineludible en el ámbito de la psicodelia oscura y el stoner latinoamericano, y que cuenta entre sus filas a bandas argentinas como KNEI, Hijo de la Tormenta y IAH.

¿Qué los impulsó a crear el sello?, ¿cómo surgió esa iniciativa?
La idea surgió a principios de 2013 y la llevamos adelante junto a Israel Tenor y Joao Orosco. En principio solo íbamos a publicar nuestros trabajos con las bandas que teníamos en aquel entonces (Cholo Visceral, The Terrorist Collective). Con el paso del tiempo cada uno dejó el proyecto por diversas razones. A raíz de esto y también por mi afán de que el sello no quedará en stand-by, continué haciendo conciertos, ediciones y escuchando bandas de toda Sudamérica…. Todo ese trabajo permitió que el sello se pudiera sostener y pudiera afrontar nuevos retos.

¿Cuál fue su primer disco?, ¿qué recordás de esa primera experiencia?
El primer álbum que se editó fue un proyecto que teníamos con Israel Tenor, llamado Rapa Nui. El álbum se titulaba Rigel Kentaur. Tuvo bastante aceptación y recuerdo que lo publicamos en CD-R con sobre simple e incluía un inserto y stickers. Se movió entre amigos y alguno que otro melómano que lo pedía a través de Facebook.

¿Cuáles fueron los aciertos y errores de ese primer paso?
No te sabría decir si hubo aciertos o errores. En ese momento no recuerdo si me sentía desganado con el movimiento del disco… como era el primero todo mi ánimo y emoción estaban ahí. Viéndolo ahora con otra perspectiva sigo pensando que así debió ser, sin pensar que nada malo va a pasar, siempre en positivo. Ojo, solo hablo del primer lanzamiento. Después aprendí muchas cosas a partir de la cuarta edición (risas).

¿Qué pasó en esa cuarta edición?
A partir de ahí noté que un sello no solo puede quedar entre amigos/as… debe ir más allá, por el bien de la banda. Esto significa conseguir reseñas, conciertos, etc. Es decir, comencé a darme cuenta en el camino cómo deben funcionar las cosas pero sin dejar la personalidad de NR.

¿Cuál creés que es el aporte de un sello a una escena musical?
Wow… esta pregunta es bastante retrospectiva. Mi opinión ha cambiando a lo largo de los años… te diría que se ha ampliado más. Al principio creí que un sello era aquel elemento que solo publicaba tu música y hacía una edición física para que puedas compartirla de mano en mano entre amigos y amigos de amigos… y si llegaba a gente que no conocías, mucho mejor. Después, y conociendo un poco más del tema, entendí que se podían llevar adelante otras acciones, como por ejemplo la realización de conciertos. Lo importante era tratar de llegar a un público fuera de tu entorno, para así poder ver el rebote real de la música de las bandas. Luego de 3 años comprendí que un sello va más allá de la publicación de la música que te gusta, también es un valioso medio para poder difundir el trabajo de las bandas y/o proyectos. A partir de ahí empecé a trabajar con cada una de ellas e ir más allá, tratando de profesionalizar las propuestas en muchos puntos. Ahora creo que, además de ser una gran herramienta de trabajo para las bandas, se puede pensar como un medio que facilita el trabajo colectivo… te permite ir más allá y tratar de trabajar en conjunto en torno a metas comunes. Esto último es un poco amplio de explicar (risas)… pero en rasgos generales, creo que esa es la importancia de un sello.

Han editado discos en colaboración con sellos de otros países. ¿Esos trabajos se limitaron a ediciones particulares o es parte de un proyecto estable? ¿Cuáles son las ventajas de las ediciones colaborativas?
En general, la única co-edición que hemos hecho con algún sello extranjero es con Forbidden Place Records de USA y fue para el lanzamiento en vinilo de El Jefazo. Creo que esa va ser mi única colaboración con respecto a vinilos. Aquí en Perú hicimos muchas colaboraciones con otros sellos locales. El primero que hicimos en CD fue para El Cerebro de Gregorio Samsa (HUANCAYO) con Cuadernos Roto Producciones. Después hicimos la edición del segundo álbum de Cholo Visceral en CD junto a Cuadernos Roto Producciones y Tóxiko Producciones en el 2016. Ese mismo año también publicamos entre Tóxiko, Cuadernos Roto y nosotros el primer álbum de El Jefazo. La última colaboración fue con Inti Records para el tercer álbum de The Dead-End Alley Band. En general, estas colaboraciones son muy buenas, pero la visión a veces no es la misma. Por esos motivos y aprendiendo un poco de lo vivido, decidí a publicar solo como NR.

¿Pensás que es posible concebir una red o alianza de sellos independientes?
Creo que se puede concebir una alianza entre sellos. Esto ayudaría mucho a la bandas de cada país y un sinfín de cosas más.

¿Cómo definirías el catálogo de Necio Récords? Digamos, ¿de qué manera caracterizarías el universo musical del sello?
El espectro va desde la psicodelia (pasando por el acid-rock, progresivo, folk, space, etc.) a lo experimental (noise, free jazz, improvisación). No tengo una palabra que podría definirla en realidad. No se me ha ocurrido pero al tener una gama de sonidos de un punto a otro punto creo que eso me gusta, que sea inclasificable.

El presente de las ediciones físicas es bastante particular: por un lado los servicios de streaming afectaron las ventas, hicieron que el consumo se vuelva inmediato e incluso modificaron ciertos hábitos de producción (como por ej. el aumento de EPs), por otro lado el vinilo recuperó protagonismo y motivó un gran número de reediciones. ¿Por qué creés que sigue siendo importante la edición física? ¿Cuál es su relevancia?
Creo que hay un romanticismo que jamás se va apagar. Tener algo específico de la banda que te gusta -como su álbum en físico- te identifica con ella, con su trabajo y te hace pertenecer a su mundo. Permite conectar lo que la banda te quiere comunicar y lo que el receptor espera recibir. Cada banda busca la mejor manera de llevar su música de forma inmediata a un público muy receptivo, por eso existen estas plataformas digitales, pero una vez que llega hay un porcentaje que busca conectar con la propuesta más allá del streaming. Habrá disminuido la venta física porque antes no existían estos medios de comunicación y la única forma de escuchar la música que te gustaba era vía CD, vinilo, cassette o ir a los conciertos. Lo que pasa es normal… se sabía que iba a pasar eso, pero se seguirá manteniendo el formato físico por la historia que representa de cada banda y/o proyecto.

Las cobras en el Festival Undercaos 2018

Ustedes editan en tres formatos (CD, casette, vinilo). ¿Qué es lo que más te gusta de cada uno?
El CD es el formato con el que crecí escuchando música así que el hábito no se quita, así de simple. El cassette también es otro formato con el que crecí pero me pareció más curioso, además la cinta magnética tiene otra calidad. El LP es un formato que vi de niño y me encantaba por la cantidad de dibujos que veía (en particular recuerdo vinilos de Cactus, Santana, Grand Funk Railroad). Con el tiempo, y mientras iba conociendo este medio, vi que era posible publicar en formatos que pensaba extintos. Así que trabajé mucho para que poco a poco pudiera hacerlos. De hecho cada formato tiene sus propias reglas y beneficios, pero esa es mi visión personal de cada uno.

Tienen un catálogo bastante amplio, el cual no solo incluye ediciones de bandas latinoamericanas sino también reediciones de bandas muy específicas como Acid Mother Temple o King Gizzard. ¿Qué tienen en cuenta a la hora de seleccionar una banda?
Para que una banda sea editada por NR solo debe de encantarme. Es simplemente eso. Puedo tener ediciones programadas para un año y medio, pero si escucho un nuevo álbum que de casualidad llegó al inbox de la página y me sorprende los contacto y le digo: sea como sea sale este año. De hecho no es bueno para mi bolsillo, que casi siempre sufre, pero me doy ese gusto (risas). En el caso de las ediciones de King Gizzard y AMT me pareció importante publicarlas porque, como tienen muchos fans en todo el mundo y puedan encontrar estos CDs a través del bandcamp del sello, también puedan ver y escuchar las otras propuestas de Sudamérica y que su curiosidad los lleve más allá. Al parecer ha funcionado muy bien y, bueno, seguiré haciéndolo. También ocurre que me encantan éstas bandas (KG&TLW y AMT) y no iba a dejar de pasar la oportunidad de que me brindarán su confianza para hacer una edición muy simpática.

¿Cómo ves la actualidad de la música alternativa en Perú? ¿Y cómo ves, en particular, la escena del rock psicotécnico y el stoner?
Actualmente está muy bien. Del 2016 a la fecha han surgido una gran cantidad de bandas que le están dando más oxígeno a las propuestas del movimiento independiente. Tenemos a The Underground Parties, Parahelio, Fantasma, Incendios Forestales del Viejo Continente (que tienen más tiempo en la escena pero son muy buenos), Entre Asteroides, Mutant Geisha, Cuarzo, Satánicos Marihuanos, Ancestro, La Lá, Culto al Qóndor, Rito Verdugo, Druida y más. Creo que el nivel de las bandas es muy bueno y se complementan muy bien con las propuestas de bandas de afuera. Eso es algo que notamos en las fechas que producimos. El 11 de noviembre toca Earthless en Lima y 3 bandas del sello van a formar parte de la fecha. Pero noto que no es solo en el Perú, esas expresiones también se ven en Chile, Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay… Tenemos a The Slow Voyage, Brian Dejacker, Dejalosangrar, Arteaga, Vago Sagrado, Demonauta, Adelaida, Cola de Zorro, Terapia Grupal, Kayros, Color Horror, Familia de Lobos, Los Ácidos, KNEI, Las Sombras, La Tumba del Alca, Fusibles, OPAAL, Rakta, Hijo de la Tormenta, IAH, Las Cobras, Spatial Moods, etc. En particular la escena de rock psicodélico y derivados está pasando por un buen momento. El Jefazo se ha posicionado muy bien con participaciones en el Festival Radiación, la Feria de Sellos de Fundación Telefónica y hace poco en el Festival Cultura Libre. Ancestro estuvo de gira por Chile a principios de año; al igual que Cholo Visceral, Satánicos Mariahuanos que han estado muy activos tocando en Arequipa, Huancayo y ahora parte a Ritual Eléctrico en Chile. Aún falta mucho más por trabajar, pero es un gran comienzo así que se sabrá más en un futuro cercano.

Este año cumplen 5 años. ¿Con qué tienen planeado festejar?
Bueno, la fecha es el 15 de diciembre. Aún no podemos dar a conocer el lugar pero estamos preparando algo que vaya más allá de un concierto… una actividad cultural a grandes dimensiones, la más grande que hemos organizado hasta ahora. Habrá feria de sellos, fanzines, editoriales… queremos armar tres escenarios, visuales, una escenografía para cada lugar y vendrán muchas bandas de diferentes países. Eso sí, queremos recalcar que el evento será completamente gratuito. El que lea esto en Perú, ahora lo sabe. Esta celebración lo hacemos porque después de los 5 años, no celebraremos hasta cumplir los 10 años y también es como una bienvenida para todo el mundo que quiera conocer las bandas del sello y nuestro trabajo, porque el 2019 vendrá cargadísimo de muchas sorpresas, entre esas la publicación de más vinilos, conciertos internacionales, etc.

Para cerrar, ¿cómo te ves dentro de 5 años más?
Soñar no es difícil pero queremos consolidar al Festival Undercaos como uno de los más importantes eventos del género a nivel sudamericano. Consolidar a NR como un sello importante y referenciado, además de seguir ampliando nuestra gama de trabajo. Para cerrar, me gustaría mandarles un saludo a mi equipo de trabajo que son Claudia, Rodrigo e Ivanna, Angie y Brayan. Sin ellos nada de esto sería posible.