Compartir

Según datos que se desprenden del reciente mapa musical que confeccionó Spotify, durante el 2017, el quinteto mendocino fue lo más escuchado en su propia provincia, logrando un triunfo del consumo cultural local, en comparación a lo más escuchado en otras ciudades argentinas donde prima la música del circuito comercial y, generalmente, de origen distinto a la provincia de referencia.

Durante décadas la frase “nadie es profeta en su tierra” expulsó, con salvaje unitarismo, cientos de promesas hacia las urbes, con supuesto destino escrito por algún mártir desconocido.

Llegó internet a romperlo todo y el destino escrito pasó a ser destino forjado por cierta accesibilidad total a todo. Algunas escuelas de la autogestión se ramificaron tras las ruinas de Cromañón por las provincias argentinas, grabando en habitaciones solitarias y con un criterio digital – artesanal super romántico y disruptivo. Sobrevivir fue la clave y Mendoza, durante los últimos 13 años, sembró lo que hoy cosecha en frutos maduros y territorio de vanguardia. Se convirtió, así, y junto a Neuquén, Córdoba, Santa Fe y La Plata en una usina constante de escenas musicales varias.

El 2017 cerró con balances más que positivos para los artistas de la provincia. A los lanzamientos de discos claves de la escena y al underground de diversos géneros con circuito propio, se le sumó un dato a considerar durante los últimos días del año que acaba de pasar:

Al ver en el mapeo 2017 realizado por Spotify, las provincias argentinas que tenían en su primer puesto de escuchas a bandas locales fueron: Chaco (Viento Norte), Córdoba (Damián Córdoba, un catamarqueño forjado en Cordoba), San Juan (Pijama Party) y Mendoza. Por otro lado, de lo que podría decirse (muy ampliamente) como nuevo rock argentino/ escena emergente/ o como más les guste, pudimos divisar que Mendoza se adjudicaba ese factor al elegir a los Pasado Verde como su banda local más escuchada por ésta plataforma en ésa provincia. Además los ya consagrados Usted Señalemelo rankean en el primer puesto en el departamento de Godoy Cruz.

Ser una banda independiente, de rock, que vive en la provincia donde compone y que sea lo más escuchado en ese lugar, en comparación a toda la diversidad anárquica que propone Spotify, es más que un logro al ver consumos bajo el mismo criterio en otras provincias, incluso Capital Federal. Vea el mapa usted mismo y despeje la x.

Nos juntamos en Emilio Jofré de la 5º sección, cerca de nuestro parque super mostro que tenemos en Mendoza, para compartir conclusiones de un dato duro que alegró y escribir las intenciones proyectadas para el 2018 en clave Pasado Verde.

¿Qué factores creen que explican el resultado de saber que el público de Mendoza elige escuchar artistas de su provincia, en este caso a ustedes?
Fabri Potenzone: Creo que en nuestro caso se dio porque de la generación que venimos nosotros y de las que aprendimos a ver cómo se laburaba, siempre tocaron mucho en la provincia. No era tan accesible salir a tocar afuera. De alguna manera, el under mendocino es grande y tiene muchas variables porque por mucho tiempo no había otra. Fue un año de mucho laburo aquí en la provincia y tenemos una filosofía de trabajo que es generar, y con eso salir.
Exequiel Stocco: La movida en Mendoza, por algunos factores que creo que hay en las grandes capitales y aca no hay, es muy genuina. No hay agencias de booking, no te venden humo ni te inflan algo. Acá lo vemos al Luca Bocci tocar en una casa a cuatro cuadras. Cuando lo fuimos a ver, todos nos dimos cuenta que ese chabón tenía que explotar, es muy verdadero. Lo que querés ver, vas, lo ves, hablás con los pibes. No había guita para salir, entonces la única que quedaba era tocar acá. Después de 12 años la gente ya nos siente como buenos conocidos. Al haber tocado muchos años, nuestro público abarca muchas generaciones.

Siempre se caracterizó al público mendocino como uno de los más difíciles a la hora de presentar piezas artísticas. ¿Creen que esta idea se diluyó como la frase “nadie es profeta en su tierra” o solo es paradigma preinternet?
F.P: A nosotros nos pasa que a veces vas a ver una banda una o dos veces, y si en dos veces no te llegó no vas más. No es como en Buenos Aires que te lo pasan y por repetición te entra, acá es más tajante, sumado a que los pibes hoy tienen mucha más accesibilidad para comprar instrumentos, hay mucha más tecnología, graban en una pieza y suenan increíble. Asi que sí, creo que acá hay una vara de calidad y ves que hay una exigencia grande. Salir a tocar hoy en Mendoza, después de la Skandalosa, es muy difícil, sonar contundente después de una banda como esa, igual con los chicos de Usted Señalemelo, Luca o Perras on the Beach.
E.S: Creo que hubo un cambio de paradigma en la gente joven. Lo que pasó en estos años es que mucha gente joven empezó a ir a recitales. Hace 4 o 5 años no existían para nosotros los recis ATP como tienen que hacer, por ejemplo, las Perras (on the Beach) porque se les quedan muchos pibes afuera. Esa nueva generación, es de pibes que no curtieron Attaque o Cadena pero es muy lindo porque eligieron en vez de ir a un boliche a bailar, ir a ver bandas. Para nosotros hay dos factores que explican esto: los grandes festivales que vinieron a Argentina y la Ley de medios, los nuevos medios salieron a buscar contenido porque ya había mucha plataforma y había que llenarla de contenido. Recuerdo el boom de Video Delivery del canal Acequia.
F.P: Para las bandas de acá que no estábamos acostumbrados, nos permitió aprender cómo trabajar en comunicar lo que hacemos. Y lo que generó la Ley de Medios con Acequia, Señal U o los medios de la Universidad, fue que las bandas dejaran de salir a buscar medios hegemónicos para divulgar sus canciones.

¿Qué consumo musical creen que evidenció el dato duro que confirmó que la mayoría de usuarios en Mendoza se volcó a darle play a música independiente?
F.P: Hay algo que se está dando mucho ahora y es que tu ídolo, la persona que admirás, puede ser tu vecino. Te lo podés cruzar comprando tortitas en un kiosco.
E: Hay un cambio de actitud siempre en paralelo. Un cambio en la gente por lo generacional y la actitud de las bandas. Cuando venía una banda de Buenos Aires había como una solemnidad y hoy ya no existe más eso. Estamos todos al mismo nivel, sonamos todos bien. Para la escena es muy enriquecedor que, por ejemplo, Usted Señalemelo estén acá, entonces vos a los pibes te los cruzás en un show. Poder ser contemporáneos, no sólo por una cuestión de tiempo sino también de lugar. Eso hace que la escena sea super rica.
E.S: Hace que la escena tenga otro valor, se rompe la figura del rockstar.

¿A quiénes escuchaban hace 12 años en Mendoza cuando nacía Pasado Verde?
Al unísono: Los Goonies.
E.S: Fuera de Tiempo. Cuando nosotros empezamos a tocar salieron: Un millón de euros de El Mató, 39º de Aristimuño y un par de años antes Rara de Juana Molina, ¡discazos! Toda una nueva movida de música. Mientras también, estábamos con Boom Boom Kid al palo y mucha data de música nueva que se venía acercando. Nosotros tuvimos la suerte de ensayar en la sala donde ensayaba Fuera de Tiempo y después la Skandalosa. Estamos super contentos de esa escuela. Fue la que nos dio la idea de no esperar a que te vengan a buscar sino una posición super proactiva de ensayar y tocar. Esa época fue una explosión de influencias.

¿Qué bandas escuchan ahora?
E: Mi amigo invencible, yo volvi a las raíces con Eterna Inocencia y bueno, La Skandalosa que para nosotros es un ejemplo de independencia y organización. También toda la nueva camada de los pibes como los Usted, Luca Bocci, Spaghetti Western, Leones y Galaxias, Sam. Hay toda una camada de bandas mendocinas, además de las que ya son conocidas.

2018, el presente

Pasado Verde es una banda mendocina compuesta por Exequiel Stocco , Fabricio Potenzone, Juan Franco Santillan, Joaquin Ferreira Nazar y Leonardo Lemoli. Tocan hace 12 años y tienen editada una trilogía compuesta por Para crecer y Olvidar (2007), Fuimos y Seremos (2012) y Fuego y Flora (2016). Recomendación fuerte el ir a verlos en vivo. Este año la banda confirma que entrará a grabar en su propio estudio las maquetas del sucesor de Fuego y Flora y el estreno del videoclip de la canción “El Plan”.

Exequiel, voz y guitarra, asegura: “No sé si el disco que viene va a ser mejor pero sabemos que la concepción de ese disco va a ser mucho más romántica que el anterior porque va a ser nuestro espacio, con nuestros temas. Por un lado, sentimos que todavía hay un montón de cosas por contar y, por otro, vemos que en Mendoza además de tener mucho consumo de bandas, ese consumo fue con mucha intensidad. No es tanto un tema de cantidad sino de intensidad. Yo siento que hay cosas que me han pasado en este último tiempo que tengo ganas de contarlas al público, así que el laburo para el verano 2018 es empezar con los temas nuevos y seguir tocando lo más que podamos porque es lo que más disfrutamos”.

*
Foto principal: Tom Escobar.