Pegados a la tradición de la canción con comicidad y espíritu pop que dejó Virus como herencia, República del Paraguay viene desde el 2010 creando melodías para darle forma a su primer disco.

“En un principio éramos un cuarteto de rock tradicional, tirando a folk. Por cuestiones de distancia y tiempo, lo dejamos en stand by. En el 2014 nos volvimos a encontrar en Buenos Aires con la idea definitiva de consolidar a la banda en el circuito porteño, siendo sólo tres y con baterías programadas. Hace varios años y en la actualidad, Que ya somos un quinteto y eso nos permite plasmar mejor las canciones”, cuenta Juan Becco, voz y sintes en RDP.

Con solo escuchar “Quedate conmigo”, uno se da cuenta cual es el camino que los RDP eligieron y cuál es el destino que quieren para sus canciones. Hay teclados, guitarras distorsionas y una voz que sufre, para bien, esos modismos típicos del pop inglés noventoso de bandas bandas como Suede, Pulp y Menswear.

“Somos la generación que se educó en los 90, la de MTV. Imaginate. Estamos tan influenciados por Marilyn Manson como por Daniel Agostini. Hacemos rock federal, música popular”.

Bienvenidos: así parece que los muchachos van a bautizar su primer disco, y decimos “parece”, porque dentro del mundo onírico de la banda, puede que a último momento cambie todo. Todo menos las canciones que ya tienen listas y preparadas para soltar a la palestra.

“Hay una identidad muy marcada, un rumbo muy definido. En cierta manera, hacemos las canciones que a nosotros nos gustaría escuchar. Estamos abocados a terminar el disco y salir a tocarlo. Hacemos canciones divertidas, con una pizca de rebeldía y de humor. Sin contar que somos chicos lindos y bien parecidos jaja. Sabemos qué hacer para seducir al público en vivo y que se vayan cantando a sus casas. Somos el triunfo de la canción”.

“No tenemos tu aspecto, ni tampoco hacemos las cosas que vos hacés, pero también vivimos por aquí”, cantaba Jarvis Cocker en su gran disco Different Class, y la frase podría funcionar como leit motiv a los largo de todas las canciones que RDP nos viene a dejar.