Tom Chapman tiene ojos azules, dientes relucientes, cabello oscuro y una risa contagiosa. Sus modales son ingleses pero su acento todavía no se mimetiza del todo con el de sus compañeros de Manchester. Nació en Francia y se mudó al nublado territorio de la isla británica con la intención de cumplir su sueño de despegar como músico. En el 2009, un llamado de Phil Cunningham fue su primer golpe de suerte. Tras una exitosa audición, se incorporó a Bad Lieutenant -proyecto conformado por Phil, Bernard Sumner y Jake Evans- como reemplazo del siempre querido Alex James de Blur, quien había tocado el bajo en el disco debut del grupo pero no estaba disponible para hacerlo en los shows en vivo. Cuando New Order decidió reunirse en el 2011 para hacer dos conciertos en Francia y Bruselas a beneficio de su amigo Michael Shamberg, quien estaba muy enfermo, Tom fue nuevamente convocado para asumir la responsabilidad de cubrir el lugar vacío que había dejado Peter Hook tras su determinante separación. Lejos de echarse atrás, tomó el puesto con la misma seguridad que denota cuando habla, y que le valió convertirse en una nueva pieza inamovible de la legendaria banda que se presentó por cuarta vez en Argentina el pasado martes 29 de noviembre.

El segundo de los conciertos de caridad que dieron con New Order en el 2011 fue en Le Bataclán, ¿cómo fue esa experiencia para vos que naciste en Francia?
Fue muy especial para mí porque fue el primer concierto que hice con New Order en París, cuando recién me había unido a la banda. Me sentí muy orgulloso porque dejé Francia para tratar de despegar como músico en Inglaterra, en Manchester. En ese momento sentí como que el círculo se completó, desde que dejé mi casa hasta que regresé y tocamos ese concierto. Me sentí muy bien. Me siento cómodo como músico. Sabía que era el hombre para este trabajo. Al escuchar Music Complete (2015, Mute Records) creo que se nota mi influencia, mi estilo de tocar y lo que le aporta a la música de New Order, lo que era muy necesario para que la banda siguiera adelante.

En Music Complete recurren más al uso de sintetizadores, ¿por qué decidieron volver a un sonido predominantemente electrónico?
Hay una razón: los anteriores dos álbumes de New Order estaban más orientados al sonido de las guitarras, lo mismo que el disco de Bad Lieutenant, así que fue como una progresión natural hacer que este fuera más electrónico. Creo que tiene que ver con la experimentación con la nueva tecnología, los beats y el ritmo.

Debe haber sido un sueño hecho realidad tener a Iggy Pop colaborando con ustedes, ¿no?
¡Sí! En el 2014 en Nueva York con Iggy y Philip Glass hicimos un concierto de caridad que se hace todos los años para el Tibet House y para mí fue un momento inolvidable cuando él estuvo en el ensayo con nosotros. Estábamos practicando “Love Will Tear Us Apart” con Bernard y Phil, Iggy entró, se sentó y empezó a aplaudir hasta que escuchamos su profunda voz cantando tipo “loooovee, loveee will tear us apart” (imita la voz de Iggy). Fue brillante, un momento muy especial.

Algo que me gustó mucho es que le dieron el lugar a artistas un poco más nuevos para que participen en Music Complete también, como La Roux
Si, La Roux y Brandon Flowers…¡Toooodos aman a Brandon!

Si, además The Killers tomaron su nombre de…
¡Del video de “Crystal“, sí!

Me parece buenísimo que hayan podido trabajar con artistas que los admiran a ustedes también.
Sí, para mi es muy interesante que los músicos colaboren con otros artistas porque siempre van a aportar algo diferente a la química que hay en la banda, o cantar una canción de una forma distinta a la que estás acostumbrado.

Es muy valorable el hecho de que New Order haya podido construir su propio legado más allá de Joy Division. Siento que New Order es una banda de renacimientos, por decirlo de alguna forma. Hasta su nombre lo predica. Nació después de algo tan trágico como el suicidio de Curtis, después se separó…
Claro, sí, después Phil entró, después Gillian volvió, y ahora yo estoy en la banda. Para mí es importante para cualquier artista que tome riesgos y experimente, no tiene sentido repetirte a vos mismo una y otra vez. Creo que podemos decir que New Order es una banda que siempre se supo reinventar.

Exacto, pero además, y no sé si estarás de acuerdo conmigo, siento que eso es parte de lo que transmiten ustedes con su música. El poder de encontrar algo bueno en la adversidad, quedarse con lo positivo y salir adelante. Cuando estoy triste y los escucho me recuerdan que siempre hay algún remoto motivo para ponerse feliz, ¡y hasta me dan ganas de bailar!
Sí, creo que estás completamente en lo cierto. En New Order siempre tuvieron esa actitud de que a pesar de todas las piedras que les puso la vida en el camino, lograron recomponerse y seguir hacia adelante. No pienso que que New Order sea una banda estancada en el pasado, siempre miraron hacia el futuro y buscaron nuevas formas de crear. Creo que es muy importante que un artista tenga esa visión.

Para mí esa es una de las cosas que los hace especiales, también se notó en Music Complete. ¿Me podés contar alguna anécdota del proceso de grabación del álbum?
Fue muy especial cuando compusimos “Stray Dog“, que inicialmente iba a ser instrumental y después discutimos la idea de que Iggy participara. Fuimos al estudio un día y entonces Bernard grabó una versión de la canción -él escribió la letra, que es como un poema- poniendo su voz en “estilo Iggy Pop” para mandársela a él. Fue brillante. Así que cuando Iggy la escuchó dijo “¡sí, obvio, cuenten conmigo!”.

¿Alguna banda que hayas escuchado recientemente que te haya gustado? ¿O que hayas descubierto cuando tocaron en Glastonbury?
Mmm, no, escuché a los que estaban antes que nosotros en Glastonbury, The 1975……………..*risas*

Jajaja ¡no te gustaron para nada!
Emmm, eh, eran muy buenos en lo que…bueno, no, no eran realmente mi estilo. En el pasado me copó mucho Future Islands, más que nada por cómo se desempeña Sam (Samuel T. Herring) como frontman.

Leí que sos re fan de The Smiths.
Absolutamente

Si tuvieras que elegir entre Joy Division y The Smiths…
¡Esa es una pregunta muy difícil! *risas*

Sí, sí, lo sé…
Probablemente elegiría a The Smiths, porque fue realmente la primera banda que escuché que me influenció y me formó como el músico que soy ahora, y que me ayudó a mudarme a Manchester, que parecía un lugar muy interesante para ir a hacer música. Me siento muy conectado con ellos. Así que tengo que elegir a The Smiths, ¡pero no le cuentes a Bernard y a los otros! *risas otra vez*

Es la cuarta presentación de New Order en Argentina y la tercera para vos. ¿Qué hace este país especial?
Te voy a decir lo que lo hace especial, ayer fui a ver una presentación de tango y ¡me encantó! No recuerdo el nombre del lugar pero cerraron con “No llores por mí Argentina”, fue una muy muy linda noche, lo amé. Siempre que tocamos en Sudamérica el público se diferencia completamente de todos los demás. La forma en la que los latinoamericanos reaccionan a la música está llena de alegría, es una fiesta. Es como un partido de fútbol. Eso no lo encontrás en ninguna otra parte del mundo.

¿Viste la película Control de Anton Corbjin? ¿Qué pensás al respecto?
Sí, creo que está realmente enfocada en la vida de Ian Curtis. Muestra a un hombre que estaba obviamente muy confundido con su vida y estaba lidiando con la epilepsia, pero también tenía un don para la escritura. Es triste, es una película triste, es una historia triste. Pero siento que captura muy bien la esencia de Joy Division, deja ver lo poderosos que eran como grupo. Sí, captura bien la vida de Ian Curtis y de la banda. Conocí a Natalie Curtis, la hija de Ian.

¿Y cómo fue eso?
Fue raro, porque la mirás a los ojos y ves a Ian Curtis mirándote fijamente…

Es tremendo. La vi en fotos, sus ojos son los mismos, iguales.
Sí, ves los ojos de él en su cara. Es muy especial.

¿Y dónde fue que la conociste?
Estábamos dando un concierto en Irlanda y si mal no recuerdo New Order iba a recibir un premio por “Love Will Tear Us Apart” y ella vino en representación de Ian. Es fotógrafa en Manchester. Es una chica muy agradable, una buena persona.

Todavía están promocionando Music Complete, pero ¿hay algún plan concreto para el futuro?
Bueno, el tema con New Order es que no hacemos planes, es como que todo pasa. No es que tenemos un plan maestro y nos sentamos a pensar nuestro futuro, simplemente se va dando. Te puedo decir que el año que viene vamos a ir a Norteamérica a dar un par de conciertos y que vamos a hacer algo especial en Manchester el próximo verano pero no puedo hablar mucho al respecto porque es un secreto por el momento *risas*. Tenemos un par de cosas planeadas y después, quién sabe…

Yo sólo espero que sigan haciendo más de su maravillosa música.
¡Yo espero lo mismo!

Foto: Meri Samur