Compartir

Pasaron siete años desde “Total Pop! Tour”, la gira mundial que trajo al dúo británico a Argentina, y los fanáticos no solo reclamábamos poder volver a verlos y disfrutar de su música, sino que además las condiciones eran óptimas. Con el lanzamiento de sus dos últimos discos de estudio (World Be Gone, 2017, y World Beyond, 2018) nos encontramos frente a un sonido que mantiene la frescura de Erasure pero que también trae un mensaje social y político con mucho valor en el contexto mundial en el que estamos sumergidos.

Pero esto tampoco es una novedad para Vince Clarke y Andy Bell quienes, desde el inicio de su formación, se convirtieron en representantes de la lucha por los derechos de la comunidad de LGBT. Lucha a la cual hoy se suma un mensaje de comunión y comunidad, de respeto por el prójimo y la importancia a la libertad de expresión o la influencia de los medios en la sociedad. Entonces se escucha el claro sonido del tono telefónico que anuncia una llamada saliente. Con una voz profunda y tranquila Vince atiende; sin intermediarios responde con un saludo alegre y marca el tono de una conversación compinche, amable y con muchísimos momentos en donde algunos de los dos termina riendo a carcajadas:

Tanto desde lo social como de lo político, estamos viviendo un momento bastante particular ¿Qué impacto tuvo esto en World Be Gone y World Beyond?
Vince Clarke: En general es Andy quien escribe las letras y yo, a veces, colaboro con esa parte del proceso creativo. Pero, ¿sabés? No queríamos que los discos se sintieran que “¡Oh! Esto en particular se refiere a tal cosa y esto apunta a Donald Trump”. Se trata mucho más de poder trabajar y difundir ciertos conceptos e ideas sobre cosas que están pasando en este momento. Donald Trump, el Brexit y todas estas cosas que nunca pensamos que realmente podían suceder, y por eso buscamos la forma en poder incluirlas en los discos.

Hace algunos meses contaste que el hecho de que Donald Trump ganara las Elecciones te dejó en shock. ¿Todavía te sentís así? ¿Llevaste ese sentimiento a World Be Gone?
Obviamente, y desde una perspectiva muy personal, estoy muy desilusionado con que esto haya sucedido en Estados Unidos. Es un sentimiento muy fuerte como para no prestarle atención. Pero como te contaba no creo que estemos en una batalla política en particular sino que simplemente estamos involucrados con todo esto que está sucediendo. ¿Y sabés qué? Nada realmente rima con Brexit o Donald Trump [se ríe].

¿Cómo vivís el hecho de que Erasure siempre representó la lucha de los derechos de la comunidad LGBT?
Lo tomo con muchísima seriedad, obviamente. Pero creo que la forma en que lo tomamos, sobre todo Andy, es que él siempre fue muy honesto sobre quién es y su sexualidad. Nunca jamás intentó esconderlo. Y creo que eso es lo que realmente inspira a muchas personas, sobre todo aquellas personas que tuvieron dificultades mientras crecían y tenían miedo. Realmente espero que hayamos podido ayudarlos con nuestra música y de verdad que las personas muchas veces se acercan luego de los conciertos y nos cuenta, por ejemplo, que cuando eran adolescentes escucharon “Little Respect” y cambió sus vidas. Como artista eso es increíble.

Yendo un poco más al tono musical de los discos, nos encontramos con más canciones melódicas, antes que bailables. ¿Cuál es la invitación a los fanáticos de Erasure?
¡Eso es muy difícil de responder! Cuando estás escribiendo un álbum o escribiendo las canciones para un nuevo disco, es casi imposible saber qué es lo que las personas van a pensar. Así que lo que tanto Andy como yo hacemos es tratar de escribir las mejores canciones que seamos capaces de crear; después pensás el álbum, lo producís y luego lo compartís con el mundo. Una vez que está lanzado, simplemente esperás que a las personas les guste aquello que creamos. No se puede escribir una canción pensando en complacer a otros porque no sería sincero y, probablemente, no funcionaría.

Las tapas de World Be Gone y World Beyond son alucinantes. ¿Cuál es la historia que buscaron contar?
Creo que ambas tapas representan un viaje, un recorrido o mismo una búsqueda, y de una manera metafórica el mar representa a este mundo inestable en el que estamos viviendo. Pero creo que ambos diseños son también muy optimistas, así que pienso que se trata del recorrido en que este barco está… aunque quizá suena muy pretencioso [se ríe].

Quizá esto suene algo tonto pero Erasure fue una parte muy importante de mi adolescencia y cuando escuché los dos nuevos discos, me resultó increíble sentirme transportada a esa época de mi vida. ¿Cómo logran mantener esa frescura en su música?
La principal razón es que ambos amamos seguir haciéndolo. Yo siempre estoy en la búsqueda de sonidos que me sirvan para crear atmósferas y encontrar nuevos ritmos; y es esto lo que hacemos con cada álbum que escribimos. También pienso que es porque nunca estamos completamente satisfechos y no se trata realmente sobre el presente álbum sino sobre el próximo. Además tenemos fanáticos verdaderamente fieles que, al igual que vos, nos cuentan que crecieron con nuestra música. Hemos sido muy afortunados y siempre sentimos su apoyo, que es lo que nos permitió tener continuidad por tantos años.

Y hablando de eso, ¿cómo es trabajar junto a Andy por tantos años?
Antes que nada, Andy es mi amigo y hemos pasado muchísimas cosas juntos. Desde el momento en que empezamos, atravesado algunas situaciones verdaderamente difíciles, situaciones que nos unieron mucho y, en esos momentos no tan buenos, nos convertimos en algo así como “una unidad de batalla”. Otra de las cosas es que Andy es una persona bastante tímida y, a lo largo de los años, esa timidez también tomó algo de mí. Pero, ¿sabés? Él es, simplemente, un gran tipo con quien trabajar; es muy serio y muy honesto. Tengo muchísimo respeto hacia él, y realmente creo que tener una buena relación con alguien siempre se basa en el respeto mutuo y al final de cuentas somos como un matrimonio [se ríe].

Foto: Doron Gild

¿Cómo ves el negocio de la música en la actualidad? ¿Qué pensás que trae de nuevo?
Realmente es asombroso cómo todo cambió en los últimos años, con internet y todo eso. Pero la parte más emocionante, sobre todo en el universo de la música electrónica, es que se convirtió en un género mucho más accesible para muchísimas personas. Cuando yo empecé hacer este tipo de música era algo verdaderamente costoso pero ahora, si tenés una buena idea, podés llevarla adelante en tu computadora portátil. Y eso le da a un montón de personas la oportunidad de expresarse y esto es algo realmente poderoso. Estamos frente a un modelo diferente y hay que aceptarlo, no se puede volver hacia atrás.

Y si miráramos tu playlist, ¿a quién encontraríamos?
No hay un artista en particular que estoy siguiendo porque de verdad que lo que más disfruto es escuchar a la gran cantidad de artistas electrónicos que hay. De verdad disfruto ver cómo las personas exploran con el sintetizador y exploran la música electrónica, y disfruto ver cómo las personas experimentan con los ritmos. Eso es lo que de verdad encuentro inspirador.

El último recital que dieron en Argentina fue en el 2011. Como fanáticos, ¿qué podemos esperar de este regreso?
Estoy verdaderamente emocionado por volver a Argentina porque es uno de mis lugares favoritos en el mundo. Amo a nuestros fanáticos y siempre han sido increíblemente cariñosos y receptivos. Así que solo buscamos poder darles un gran recital, en donde vamos a estar tocando cosas de los nuevos discos pero también algunos clásicos, ¡tenemos tanto material! Realmente espero que las personas salgan del concierto con un buen sentimiento. De verdad estoy ansioso de poder estar allí.

*

Erasure se presenta el sábado 5 de mayo en el Luna Park (Avenida Madero 470, CABA). Las entradas están a la venta mediante Ticketportal desde $700.