Ayer te acercábamos el arte de dos músicos callejeros que recreaban temas conocidos con copas de agua. Hoy, seguimos la misma línea y te compartimos el trabajo de Nikita Golubev, un ruso de 27 años que convierte los vehículos más sucios de Moscú en obras andantes.

A diferencia de los pintores que suelen encerrarse en un estudio y utilizar diversos elementos para llevar a cabo un cuadro, Golubev sale a recorrer las calles de la capital rusa en busca de los autos, camiones y camionetas embarrados para realizar sus trabajos sólo con la ayuda de sus manos y un pincel. La clave parece ser: cuanto más enchastrados esté el exterior del “lienzo”, mejor.

Así, el artista también conocido como ProBoyNick deja su huella en la ciudad, transformando esos vehículos a los que cualquiera pensaría en escribirles “Lavame, sucio” en canvas con diseños de animales, paisajes, personajes de películas y hasta en anuncios del lanzamiento de un disco.

Podés ver algunos de los trabajos de Nikita Golubev a.k.a. ProBoyNick a continuación.

A post shared by Nikita Golubev (@proboynick) on