Compartir

1996, la era grunge llegaba a su fin. Ese joven pequeño de gorros extraños que un par de años antes había salido del anonimato con su Mellow Gold y ese himno de los perdedores concebido en la meca de los invencibles, “Loser”, desafiaba todas las reglas del mercado con un disco único que se convertiría en una pieza de fundamental importancia e influencia para todo lo que se vendría de acá en mas.

La historia cuenta que Beck Hansen tenía un conjunto de canciones folks melancólicas y bastante tristes inspiradas en la muerte de su abuelo, las cuales serian las indicadas de conformar el quinto disco de estudio del multiinstrumentista músico oriundo de Los Ángeles, California, pero la elección de los Dust Brothers como productores de la placa (Paul’s Botique de los Beastie Boys) convertirían a Odelay en un disco completamente distinto.

Como un collage postmoderno que anuncia el principio del fin de un milenio o el nacimiento de una nueva era, Odelay se presenta ante el mundo como un lienzo con apariencia nihilista siendo en realidad una obra detallada y super elaborada, gestada por una de las mentes creativas más brillantes dentro del mundo de la música de esos días.

Estilos como el folk, hip hop, country, lounge, punk, grunge, garage, disco, noise entre beatbox y sampleos (que van desde “I Can Only Give You Everything” de MC5 a “Song for Aretha” de Pretty Purdie, pasando por pistas de músicos como Mike Millius, Edgar Winter, Joe Thomas o de grupos como Them, Sly and The Family Stone o The Frogs), se funden entre sí y se convierten en canciónes como ”Devils Haircut”, “Hotwax”,”Lord Only Knows”, ”The New Pollution”, ”Minus” y “Sissyneck” (qué cosa linda ese silbido), para conformar una placa que gracias a la constante rotación de su primer corte ”Where It’s At” y su único y clásico video, llevaría (para sorpresa de los grandes ejecutivos de David Geffen Company) a vender más de 2 millones de copias, obtener premios de la crítica mainstream y convertir a un tipo como Beck en una estrella en muy pocos meses.

El mercado intentaría devorarlo pero dos años después con el no menos genial y no tan exitoso Mutations (producido por Nigel Godrich quien fuera un par de años antes el productor de OK Computer de Radiohead) Beck tomaría control de vuellta sobre su vida, con un disco cargado de melodías melancólicas (ahora sí) y no tan optimista ni lleno de hits (que se bailaron remixados de toda forma y por todo tipo de DJ’s en todo el mundo) como en Odelay.

Anécdotas como el por qué de su nombre, hay quienes dicen que el original era Órale en honor a sus amigos mexicanos y otros que se debe a la tardanza en la finalización del disco y un juego de palabras, algo así como oh… delay, o el por qué de su portada, una foto de la novia de Beck por esos días, dado el desinterés que mostrara el músico en cuanto a definer el arte del disco, al llegarle la foto decidió de manera simple que la imagen del perro komodor (raza húngara con extraño y cuasi rasta pelaje) saltando una posta fuera el cover art de su nueva obra, mientras que la tipografía impresa sería elegida por un empleado de la disquera.

Celebramos a 20 años de su salida una obra que demostró cómo desde el caos y la ruptura de las estúpidas barreras de géneros que muchas veces convierten a los músicos en fundamentalistas que se repiten disco tras disco sin más que sumar que dólares en su billetera; le abrió las puertas a miles de músicos solitarios desprejuiciados que en busca de nuevos sonidos, sin grandes pretensiones, hacedores de sus propios instrumentos nuevos y extraños, raperos blancos folks tocando bossanova en radios teenagers o en suburbios pubs de Brooklyn, tenían música hermosa para compartir, música como la de Odelay, que trascendió las notas y modificó de cierta manera la cultura reinante, por ser original, como aire fresco y fue influencia enorme para mucho de lo que se vendría.

Hoy por suerte Beck sigue buscando más de eso que solo él conoce, 20 años más sabio, lo sigue haciendo.

Beck-Odelay

Beck – Odelay

1996 – DGC

01. Devils Haircut
02. Hotwax
03. Lord Only Knows
04. The New Pollution
05. Derelict
06. Novacane
07. Jack-Ass
08. Where It’s At
09. Minus
10. Sissyneck
11. Readymade
12. High 5 (Rock The Catskills)
13. Ramshackle
14. Diskobox