facebook-post


Una vez más, es “esa” época del año. Las listas de lo mejor y lo peor del año comienzan a surgir. Mirar para atrás en esta época del año es casi inevitable, y para los amantes de la música elegir un disco favorito del año es algo casi natural (y elegir uno solo también puede ser frustrante). Muchos discos, muchas caras nuevas, muchas canciones.

Esta es nuestra lista de los 50 discos que más nos gustaron del año. El orden es más que nada un producto matemático. La función de este tipo de listas (antes de quejarse por las posiciones y demás) es resaltar los lanzamientos que más nos gustaron del año y que creemos que todos debemos escuchar. El staff de IndieHoy es amplio, y el recuento inicial cuenta con exactamente 121 títulos, por lo que imaginarán que el gusto es variado y estos 50 son sólo una parte.

Textos por:

Rodrigo Piedra
Agustina Checa
Ismael Viñoly
Mariano Rosales
Daniela Álvarez
Florencia Garrido
Santiago Scauso
Bartolomé Armentano
Adrián Rocha
Bruno Calicho
Ricki Tassile
Gabriel Balmaceda
Lucas Aymar
Belén Soria

50. Ty Segall – Sleeper

Drag City

Ty Segall - Sleeper

Tras la muerte de su padre y la subsiguiente depresión de su madre, Ty Segall decidió que la mejor forma de canalizar su tristeza era escribiendo y vaya si lo ha logrado. Sleeper es un álbum perfectamente parejo de punta a punta, el ambiente acústico que prevalece en todas las canciones, algo que Segall nunca planeó, y su folk oscuro manchado con tintes psicodélicos le dan al disco un marco ideal en donde cada uno de los temas nos prepara para el siguiente sin decepcionarnos nunca. Probablemente el mayor mérito de Ty con este disco es haber hecho de la tristeza algo hermoso, lo cual en estos días es muy difícil de encontrar.
D.A.

49. Snakadaktal – Sleep In The Water

Liberation Music

Snakadaktal - Sleep In The Water

Sleep In The Water es el LP debut de Snakadaktal, la joven banda australiana de indie dream pop conformada por cinco piezas: Pheobe Cockburn, Sean Heathcliff, Joseph Clough, Jarrah McCarty-Smith y Barna Nemet, quienes hasta el momento habían presentado tres singles muy interesantes en los ultimos dos años. “Un disco ambicioso pero tranquilo, consumado y de otro mundo, pero siempre con los pies sobre la tierra”, con sintetizadores juguetones rebotando como una simple palmada, después de un lavado de las voces y guitarras dulces antes de fundirse entre sí. Reseña completa.
R.T.

48. Ignacio Herbojo – Solo

Independiente

Ignacio Herbojo - Solo

El disco debut de Ignacio Herbojo fue lanzado de manera independiente a través de su bandcamp en septiembre, y fue como la negación a que lleguen las temperaturas altas. Once canciones cargadas de melancolía y acompañadas por el piano (instrumento que Ignacio comenzó a tocar a sus 14 años), sensibles e íntimas. “Enfermedad”, “Verano”, “Robada”, “Niebla”, canciones de ruptura, no aptas para cualquier estado emocional. Canciones que hay que saber usarlas. Reseña completa.
R.P.

47. Holy Ghost! – Dynamics

DFA Records

Holy Ghost - Dynamics

En septiembre de 2013 Holy Ghost! lanzó Dynamics, grabado en los estudios de DFA y sucesor de su aprobadísimo homónimo disco debut (2011). El segundo trabajo de los neoyorkinos está compuesto por 11 canciones que se nutren del pop y del disco, generando esas melodías tan pegadizas del pop electrónico de los ochenta, con momentos que transportan al amor adolescente. A pesar de ya haber demostrado su talento con los sintetizadores, el dúo de Brooklyn redobla la apuesta e invita a bailar desde el primer momento a puro synth-pop. En este sentido, se destacan los temas “Okay“, “Dance A Little Closer” y “Bridge and Tunnel“. Dynamics es el disco ideal para ambientar una fiesta y no dejar de sonreir.
S.S.

46. Cut Copy – Free Your Mind

Modular

Cut copy - Free your mind

El nuevo LP de estos australianos es un viaje de ida y de vuelta, un viaje al pasado y al presente, a lo moderno y a lo clásico. Lleno de positivismo que llega un punto que nos saturan de tanta buena onda pero que se aplaca cuando aparecen canciones como “Into The Desert” y todo ese empalagamiento se calma. Hay una luz que marca el camino de Cut Copy, esperemos que sigan en su rumbo.
G.B.

45. The Knife – Shaking The Habitual

Mute – Brille – Rabid

The Knife - Shaking the Habitual

A siete años de haber lanzado su último disco, los hermanos Karin Dreijer Andersson y Olof Dreijer volvieron a los estudios con Shaking The Habitual, sucesor de Silent Shout (2006). El cuarto álbum del dúo sueco significó una nueva gran maduración en su carrera, demostrando que los sonidos de la electrónica alternativa pueden ser mucho más oscuros de lo que el oído humano sería capaz de imaginar. Incluso después de haber impactado con su anterior trabajo, The Knife comprobó en 2013 que la experimentación no tiene límites y Shaking The Habitual es la prueba de eso. Sin darle mucha atención a las opiniones de la prensa, The Knife brindó a su público (una vez más) una experiencia sensorial que va más allá de la música.
S.S.

44. Toro y Moi – Anything In Return

Carpark

Toro y Moi - Anything in Return

En un disco fino, de aparente desconexión entre canciones, Bundick, aprovechando el componente lúdico del songwriting esboza una especie de bazar pop en dónde cada canción comprende a un souvenir distinto. Del house a canciones en plan boy band, es un disco sutil, silencioso y elegante, plagado de detalles e impecablemente grabado. Devuelve la canción y la psicodelia al frente y reafirma a Bundick dentro del podio del indie-pop mundial.
I.V.

43. Heavenly Beat – Prominence

Captured Tracks

Heavenly Beat - Prominence

No es azaroso considerar que el nombre del segundo disco de Heavenly Beat evoque a la cualidad de prominencia (prominente: algo que se eleva o sobresale a lo que está alrededor). Pensado así, ésta segunda producción claramente sobresale a Talent (su debut), en quizás un intento por ser considerado un artista autónomo con enorme potencial y no sólo alguien que alguna vez fue parte de algo sobresaliente (remitiéndonos a Beach Fossils). El camino a través de Prominence es acertado. Quizás de esta manera logre independizarse de aquella imagen, pues claramente John Peña es poseedor de un sonido distintivo que sólo trascenderá a medida de que él siga empujando los límites que lo conforman. Reseña completa.
A.C.

42. Kanye West – Yeezus

Def Jam

Kanye west - Yeezus

¿Es el mejor disco de Kanye? La respuesta es: no. El mejor Kanye se encuentra entre el songwriter de Graduation y el músico que hizo Dark Twisted Fantasy. Sin embargo, el mérito de Yeezus es ser distinto y presentar a un nuevo Kanye que sin copiarse a sí mismo hace un disco sólido. También Yeezus lo encuentra en uno de sus puntos más altos como artista. Por último, se trata de un disco muy personal, en el cual su experimentación nunca cae en el divague, ni tampoco pierde de vista el componente que hace bueno a un disco en lo que respecta a música popular, me refiero al songwriting. Porque es un disco hecho para emocionar desde sus canciones. Reseña completa.
I.V.

41. Coiffeur – Conquista de lo Inútil

Quemasucabeza

Coiffeur - Conquista de lo inutil

Los que vieron a Coiffeur en vivo en el último año y medio quizás no les sorprenda el cambio musical que se escucha en éste, su cuarto disco de larga duración (es el sucesor de El Tonel de las Danaides, y más recientemente del EP Nada, en donde ya se escuchaba esta veta electrónica). Con diez canciones, afirma su alejamiento del folk, sin dejar de lado su guitarra y poesía. Teclados y sintetizadores pasan al frente de estos relatos, mezclándose con su voz, logrando matices y paisajes sonoros que nunca antes había plasmado en un álbum. “Guarida”, “Ovo”, la sensual “Christine” y el cierre de “Nudo” abren todo un nuevo panorama en los paisajes de peluquería y botines perdidos.
R.P.