60mejores


Entre tanta actividad de buscar discos nuevos que nos atrapen, siempre está bueno volver a grandes discos fundamentales de la historia. Es por eso que en Indie Hoy empezaremos a recorrer las décadas pasadas a través de este tipo de listas, con nuestra opinión de los que son los mejores discos de esos respectivos períodos de tiempo.

La primera lista en cuestión es sobre los años ’60, con sus mejores 50 discos elegidos por el staff de este sitio. Cada día de esta semana se liberará una nueva parte de la lista. Si hacés clic en la tapa del disco, podés escucharlo en Spotify, siempre y cuando esté disponible.

Textos por:

Rodrigo Piedra
Agustina Checa
Lucas Méndez Aymar
Ismael Viñoly
Julieta Aiello
Barto Armentano
Florencia Garrido
Daniela Álvarez

50. Sam Cooke – Shake

1965 – LPM/LSP-3367

Sam Cooke - Shake

Sam Cooke es recordado como el Rey del Soul (junto a Otis Redding) gracias a todos los hits que cosechó entre 1957 y 1965 en Estados Unidos, además de haber fundado su propio sello discográfico. Shake es su disco póstumo, lanzado al mes de su fallecimiento en diciembre de 1964. Si bien es una recopilación de singles anteriores, incluye el último hit que compuso Cooke y que no había visto una edición física, “Shake“.
R.P.

49. Nick Drake – Five Leaves Left

1969 – Island Records

Nick Drake - Five Leaves Left

El debut de Nick Drake es el único que el cantautor británico ha editado en la década de los ’60: llegó tres meses antes de que ésta terminara (septiembre del ’69). Son un total de 10 canciones de cuerdas y vientos llenas de poesía, por momentos más accesibles que otros. Además de tener a Joe Boyd de productor, Drake reclutó a Richard Thompson, Danny Thompson y su amigo de la escuela Robert Kirby para sumarse a su propio talento y entregar este debut, al que le seguirían otros dos grandes discos.
R.P.

48. Simon & Garfunkel – Bookends

1968 – Columbia

Simon and Garfunkel - Bookends

El cuarto disco del popular dúo norteamericano Paul Simon y Art Garfunkel los encontró en un momento más que perfeccionista: el sólo hecho de haber pasado 50 horas en el estudio para la grabación de una sola canción (“Punky’s Dilemma“), da cuenta de ello. Compositivamente, el álbum se dobla en dos: la primera parte explora el recorrido de la vida, desde la niñez hasta la vejez, mientras que el segundo no guarda ningún concepto. En este lado B se incluyen las canciones que el grupo compuso para la película The Graduated. Finalmente, en el film sólo se utilizó una, “Mrs. Robinson“, que impactó directamente en la exposición que cobró la banda. Doce canciones tan adorablemente pop como concisas.
R.P.

47. The Pretty Things – S.F. Sorrow

1968 – EMI Columbia

The Pretty Things - SF Sorrow

Los británicos The Pritty Things lanzaron su cuarto disco, S.F. Sorrow, la misma semana en la que salían White Album de los Beatles y The Kinks Are The Village Green Preservation Society. Una de sus mejores obras que en ese entonces se vio totalmente opacada por otros monstruos. Lo especial que tiene este disco es que es aclamado como uno de los primeros álbumes conceptuales del rock, basada en un cuento del cantante y guitarrista Phil May que relata la vida de Sebastian F. Sorrow a través de los diferentes estadíos de la vida, o trece canciones.
R.P.

46. The Doors – Waiting for the Sun

1967 – Elektra / Asylum

The Doors - Waiting for the Sun

Si de canciones épicas se trata, “Hello I Love You“, es una de poder inmensurable. Capaz de cautivar y encender a cada ser que se encuentre en su paso, merece ser parte de algo tan importante como Waiting for the Sun. Allí se complementa con otras grandes creaciones de plácidas reminiscencias como: “Love Street”, “Not to Touch the Earth,” “Unknown Soldier” o la poderosa “Five to One”. Un festín de amigos para los seguidores del rey lagarto.
A.C.

45. The Kinks – Something Else by The Kinks

1967 – Pye NPL / Reprise

The Kinks - Something else by The Kinks

Hay algo en los temas que cierran los discos que de alguna manera terminan siendo los tracks que más me gustan de muchos álbumes. El quinto disco de estudio de los británicos The Kinks, Something Else, culmina con una de las grandes canciones rock de la historia: “Waterloo Sunset“, cargada de un romanticismo que parecería ser sólo posible de vivir en el Reino Unido. Por canciones como esta y otros clásicos como “Death of a Clown“, Something Else es un must en toda lista sesentosa.
R.P.

44. Janis Joplin – I Got Dem Ol Kozmic Blues Again Mama!

1969 – Columbia

Janis Joplin - I Got Dem Ol Kozmic Blues Again Mama!

No existe lista de los sesenta sin Janis, explicar por qué sería redundante. Lo que justifica la elección de éste, su tercer disco sobre otros es que es aquí, con la participación de la Kozmic Blues Band, donde su sonido se eleva y complejiza enormemente. Es porque junto a estos grandes músicos, su voz encuentra el contexto perfecto donde desarrollarse en proporciones épicas y la evidencia de eso son canciones como “Maybe”, “Try (just a Little bit harder)” o la conmovedora “Work me Lord”, encargada de cerrar el disco.
A.C.

43. Johnny Cash – At Folsom Prison

1968 – Columbia

Johnny Cash - At Folsom Prison

Después de 26 (¡veintiseis!) discos, Johnny Cash finalmente pasaría a la historia y cobraría más exito con este, el número 27: At Folsom Prison. La historia comienza con la idea que Cash siembra con su canción “Folsom Prison Blues” en 1955. Unos trece años después, y con toda la parafernalia política encima, Cash da dos conciertos, en el mismo día, en el predio de la prisión y de allí nace este álbum. Al año siguiente editaría otro disco grabado en directo en una prisión, At San Quentin. Antes de que terminara la década, Cash había dado conciertos en las dos prisiones más antiguas del Estado y reavivado toda una carrera.
R.P.

42. The Jimi Hendrix Experience – Electric Ladyland

1968 – Reprise

The Jimi Hendrix Experience - Electric Ladyland

Es el tercer y último álbum de la banda que cierra una de las mejores trilogías del rock con: Are you experienced?, Axis: Bold as Love y Electric Ladyland llevando el funk y la psicodelia a sus límites. Su proceso de grabación fue conflictivo por la conducta obsesiva de Hendrix con cada toma, y tuvo gran repercusión mundial. Su interpretación de Dylan en “All Along The Watchtower” posiblemente sea una de las mejores de la historia. Y antes de irse, Hendrix nos dejó lo mejor de sí: virtuosismo, experimentación, psicodelia, genialidad y vanguardia. Canciones clave: “Voodoo Child“, “All Along the Watchtower“.
L.M.A.

41. Love – Forever Changes

1967, Elektra Records / Rhino Records

Love - Forever Changes

En pleno verano del amor Love saca un disco histórico de la costa oeste. Un disco de pop barroco muy distinto al catálogo del género (Odessey and Oracle o Pet Sounds). Ya que es un LP en el que predominan arreglos de tinte hispano, mostrando la infuencia que tiene hispanoamérica en una ciudad justamente llamada Los Angeles. Todo esto mezclado con guitarras rockeras, letras sobre morirse y canciones para morirse como la hermosa “Andmoreagain” o la sublime “You set the scene“. En su momento fue mal recibido, pero una vez que el paso del tiempo opera, quitando lo residual y prevaleciendo lo verdaderamente intenso, el mismo nos deja vislumbrar a las obras maestras como Forever Changes.
I.V.