Compartir

Perla Rotzait, poeta nacida en 1920, reúne por primera vez toda su obra publicada, y agrega además, los libros inéditos Y tendrá tus ojos y Siete veces cero/ Siete veces noche. Siempre a la deriva de las vanguardias y las modas literarias, la poesía de Perla Rotzait fluye caudalosa como un río. Ríos de tiempo y ríos de sueño, la nada y la noche, temas que atraviesan los dos volúmenes de esta obra monumental.

Desde el inicio, somos testigos preferenciales del espectáculo que sucede dentro de Ella ríe sin embargo, vivaz y breve como una llama, vital como un chico de cuatro años.

El segundo volumen abre con Tu cabello de ceniza Sulamita (título inspirado en un poema de Paul Celan), allí alerta: “Las fábricas de muerte están calladas. No sabemos hasta cuando”. Poco después lanza una predicción: “La muerte tiene memoria”

A pesar de ese costado más político, por decirlo de alguna forma, donde las guerras, la violencia y el holocausto la obligan a replantear su escritura, la obra de Perla Rotzait claramente insiste con otros climas; casas vacías, angustia, desasosiego: “confundo el desconsuelo con la caricia moribunda de tu mano en mi pelo”.

La música del aburrimiento es el silencio, y solo en el silencio se puede encontrar algo parecido a ser libres, a ser inmortales.

Ella ríe sin embargo es el letargo de nuestros pensamientos. Un rincón donde podemos refugiarnos del paso del tiempo, algo así como la sombra eterna en la pared de nuestro cuarto: “HAY UN SUEÑO/ donde mi muerte/ se abraza a mí/ con tanto desconsuelo/ que la acaricio/ hasta volverla tenue…”, finalmente, el sueño ejerce su dominio.

Ella ríe sin embargo, Obra reunida 1962/ 2008

Perla Rotzait
Bajo la luna Poesía