Compartir

Pocas personas viven más de 100 años, y sobretodo muy pocas logran revolucionar el mundo de las artes durante su paso por la Tierra. Nicanor Parra logró ambas cosas y desde su fallecimiento en el día de hoy a sus 103 años ya se ha dado comienzo a numerosas acciones que buscan homenajear su gran legado.

Según sus allegados, el escritor que obtuvo el premio Cervantes en 2011 murió en la madrugada de ayer de forma apacible en su casa ubicada en Las Cruces, al lado de la costa del Océano Pacífico.

El artista, que era además el hermano mayor de la recordada cantautora popular Violeta Parra, al comienzo de su vida cursó estudios de matemáticas y física avanzada para luego virar hacia las letras. Fue entonces cuando haciendo uso de sus particulares habilidades de jugar con el lenguaje concibió un estilo tan único, anti-retórico y aparentemente sencillo, alejado de lo barroco, que luego fue denominado por los críticos como “antipoesía”.

Dentro de su extensa obra, la primera en dar qué hablar fue Cancionero sin nombre (1937), aunque la más aclamada es Poemas y Antipoemas (1954), mientras que la última en ser publicada fue Antiprosas, durante 2011.

Ya grandes personalidades chilenas han expresado su pesar por su deceso, entre ellas la ex presidenta Michelle Bachelet a través de su Twitter:

Así como desde el Ministerio de Educación se conmemora desde ya su labor como escritor y como académico:

Dentro de su larga trayectoria, también fueron frecuentes sus apariciones televisivas en toda Hispanoamérica, entre ellas esta que dejamos a continuación para recordar su gran pasión e intelecto.