Una conversación con Julia Pirani (Pirani Ediciones) y Luciano Lutereau (Pánico el Pánico)

Miguel Zeballos
¿Por qué decís que Pánico el Pánico es tu “Maravilla” Martínez?

Julia Pirani
el “versus” de tu entrevista, que no termina de cerrarme, me hizo pensar en un ring de box. de ahí mi respuesta. enfrentarme a pánico, es hacerme pelear con Maravilla Martínez. Él es lindo y fuerte. yo estoy aprendiendo a usar los guantes.

Luciano Lutereau
a mi me gusta la comparación, al menos en el punto en que define un método de trabajo que se vuelve visible cuando uno está pensando en retirarse. Me siento viejo para seguir haciendo libros, tengo dudas acerca de si todavía tengo ojo para acertar con lo que va a venir. En cambio, creo que Pirani está bien encaminada, es la primavera camporista, aunque confieso que pensé la última vez que pensé en Julia fue cuando lo vi a Altamira hablando en la calle Florida. Pirani, la Altamira de las editoriales: una persona seria que juega con el oportunismo, una mujer que entendió que la autenticidad no existe después del 2001, una de las pocas editoriales que hace política editorial.

Julia Pirani
mmm. ¿Será por mi diálogo permanente con la clase obrera? La verdad es que no me siento identificada, no. Respeto a Altamira, pero no me representa, y ¡Lucho lo sabe! O sea, pibes: no me están haciendo un piropo. Ojo, al margen de lo ideológico, creo que Altamira es un tipo muy lúcido, también carismático (aunque no sea muy evidente) En fin. Qué intriga.

Luciano Lutereau
Claro que lo sé, y sé que te molesta también
Aunque ahí también hay algo de una verdad reprimida, el próximo título de Pirani se va a llamar:”XXXXXXXXXXXXXX”

Julia Pirani
“Un pequeño militante del PO”, de María Lobo. Sale a principios del 2014.

Miguel Zeballos
¿En qué cambiaría (si es que cambiaría en algo) si tuvieran más plata, harías ediciones más sofisticadas, harían más cantidad de libros, más prensa?

Julia Pirani
Hago ediciones elegantes. Eso no cambiaría. Con más plata haría una tirada de libros más grande, sí, y por ende más distribución y difusión. Compartiría el laburo con mucha más gente, además. No estoy soñando una empresa, ojito (de esa aclaración oscura deberían deslizarse algunas ideas que son un bodrio explicitar) Y si tuviera mucha más plata, le dedicaría mucho más tiempo a la tarea de producir libros, básicamente.

Luciano Lutereau
haría todo igual. las ediciones de pánico están cuidadas por un estudio de diseño (Guapabombon) e imprimimos en una de las imprentas más caras (pero que mejor trabajan). Desde un principio sabíamos que ahorrar recursos no era una opción. Lo independiente no es casero. Ser independiente es dejar de hacer ediciones prefabricadas. Si tuviera más plata no se reflejaría en los libros, sino en la difusión, especialmente en la promoción de actividades y lecturas que puedan exponer la experiencia literaria más allá del libro.

Miguel Zeballos
¿Cómo se ven de acá a 5 o 10 años con sus proyectos editoriales?

Julia Pirani
no suelo ver(me) a largo plazo. En diez años me imagino medio vieja, apenas eso. Trato de concentrarme bastante en el presente (remarcá eso de “trato”, porfa), y tengo problemitas con el pasado, como cualquiera. Una certeza es que no quiero hacer libros uno tras otro porque sí. Entonces, si hago el esfuerzo de pensarme de acá a un par de años, me veo con un catálogo importante en las manos, una obra coherente. Eso significa que tengo un plan: seguir trabajando con escritores y escritoras que tienen un universo amplio. A ver. Los primeros autores de la editorial son tres, y fueron publicados juntos porque encuentro una fuerte ligazón entre ellos: la capacidad de transitar diferentes registros. Los chicos (Pailos, Lutereau, Gallego) son pensadores importantes que a través de la literatura llegan a un público que no accede a lo estrictamente académico. Eso me interesa mucho. Me gustaría seguir por ahí. En fin. Me fui por las ramas, para variar.

Luciano Lutereau
en 10 años no me veo en pánico el pánico. estoy empezando a encontrar satisfacción en otras cosas.

Miguel Zeballos
¿Podrían citar textos, fragmentos, de los libros que editaron? Algo que recuerden o que quieran destacar.

Julia Pirani
Fragmentos. A ver. De memoria tengo una línea de Pailos :
“El zombie es un bicho inclusivo, te come o te convierte”. ¡Me gusta!

De la novela de Mariano elijo un fragmento que aparece sobre el final. No lo tengo de memoria, pero casi. Va copy paste:
“Ella hizo una pausa para tomar un trago de vino, aproveché para cambiar de música, puse a Héctor Lavoe. El cambio de clima fue evidente, aunque entre la voz de Lou Reed y la de Lavoe se puede establecer fácilmente una analogía. Ambos son el signo de la tragedia y del hastío. Un día perfecto es casi la antítesis manifiesta de Todo tiene su final. Es el negativo ideal, es el día soñado, lo máximo que podemos aspirar en esta vida. Caminar por el zoológico y estar bien puesto, arriba. No esperes más que eso, no intentes taparlo con otras cosas, estar lo suficientemente apartado como para no sentir lo suficiente, y estar lo suficientemente arriba como para no escapar al intento. Lavoe es la representación misma de lo trágico de la existencia y la imposibilidad de saciarse, Todo tiene su final, nada dura para siempre, tenemos que recordar, que no existe eternidad. Lavoe y Reed comparten ese hastío de lo incontenible y lo inabarcable. Finalmente de lo único que estamos seguros es sobre la nada y la miseria de nuestra existencia y ni siquiera la idea del suicidio nos puede rescatar de ese trauma, y por eso existen las drogas y los ansiolíticos. Es obvio que Lavoe estaba condenado a la existencia, era la personificación de la condena existencial, ni siquiera intentando matarse pudo escapar a la elección. La fantasía del suicidio es algo con lo que cargamos todos frente al sufrimiento, pero el suicidio fallido es una condena insuperable, después de eso ya no hay retorno”

De Forever juntos tomo un pedacito de Les amants, un poema de Lucho (que también tomé en el prólogo de su libro): “Cada uno por su lado, somos como el río enfermo de Heráclito, o aquel aforismo de los contrarios que convergen divergiendo”

Luciano Lutereau
preferiría no elegir fragmentos, serían demasiados, todos, parafraseando a Charly: todos los libros que edité son excelentes, pero no valen como tales, sino porque los usé para otra cosa. Es “otra cosa” es Pánico.

* * *

Bonus track
Extractos de “Las editoriales independientes“, el texto que cierra “Forever Juntos”, el poemario de Luciano Lutereau, editado por Pirani Ediciones.

Miguel Zeballos
“La pareja perfecta del escritor cobarde siempre fue un editor canalla.”

Luciano Lutereau
Sí. Se trata del editor que expropia la obra del escritor por las inseguridades de éste, la edición independiente va en contra de eso, ya que no se firma un contrato por cesión de la obra; el escritor cobarde es el que busca ser reconocido, esa es su debilidad.

Miguel Zeballos
“(…) el editor sería una suerte de bricoleur lévi-straussiano que compone una gran obra con las obras de sus autores”. ¿A qué te referís con “esteta pre-capitalista”?

Luciano Lutereau
toma el concepto de lévi-strauss, referido a la estética “primitiva”: es curioso que un tipo que es un editor supercapitalista se compare con un primitivo. Por eso es una forma de mala fe, porque desconoce que no es un esteta, sino que busca vender libros. ¿me explico?

pirani-panico

Pánico el Pánico
Editores: Marina Gersberg / Luciano Lutereau
Contacto: panicoelpanico@gmail.com
Sitio

Pirani Ediciones
Editora: Julia Pirani
Contacto: piranijulia@gmail.com
Facebook