Dentro de las miles de funciones que pueden cumplir las canciones a nivel social, una de las más importantes es la de contar historias, denunciar situaciones, o por lo menos darles visibilidad cuando se trata de temáticas que han sido rotuladas como tabúes.

Esto es así en el caso de decisiones tan difíciles como la de abortar. Mientras buena parte de la sociedad, sobre todo en países de regiones como América Latina, prefiere no hablar sobre aquello, ya sea por razones religiosas o convicciones morales; sabemos que los artistas a menudo sí se animan a abordar ese tipo de asuntos en sus creaciones.

Lo cierto es el próximo 13 de junio se debatirá el proyecto reglamentario sobre el aborto legal, seguro y gratuito en la Argentina, mientras que hace poco más de una semana se realizó un referendo sobre el tema en Irlanda en el cual ganó el sí al derecho de las mujeres sobre su cuerpo.

En vista de todo lo anterior, nos pareció pertinente armar un listado con 10 canciones que se atreven a hablar sobre el tópico. Desde la colombiana Shakira hasta las bandas argentinas She Devils y Fun People, el canandiense Neil Young y los estadounidenses Bad Religion y Cat Power, han interpretado temas que han hablando de la interrupción voluntaria del embarazo, cada uno desde su perspectiva y con diversos grados de compromiso con esta situación. A continuación, la citada selección.

Bad Religion – “Don’t Pray on Me”

Los punks californianos de Bad Religion reivindican la prerrogativa de las mujeres de decidir cuándo ser madres, y piden que dejen de intervenir en ello instituciones como la iglesia y los medios de comunicación. El mensaje es bastante claro en partes de su letra como: “Y los custodios de la opinión pública se quedan atrás, después de opinar en vano sobre los derechos de ella. Poné tus manos fuera de su cuerpo. No es tu maldita vida”.

Cat Power – “Nude As the News”

La que es considerada por medios como Stereogum la mejor canción de la extensa trayectoria de Chan Marshall está basada en su experiencia de abortar con tan solo 20 años. Si bien en su letra la artista habla de un embarazo en el coro al mencionar: “Jackson, Jesse, I’ve got a son in me”; no fue sino hasta que ella se refirió concretamente a la historia detrás de esa creación que supimos que la pieza está inspirada en todos los sentimientos contrariados que tuvo al interrumpir un embarazo. Fue así como en 2007, durante una entrevista con la revista Interview, Marshall confesó lo siguiente sobre aquella pista: “La escribí cuando era joven. Cuando apenas estaba formando mi mente, sentía remordimiento, había tenido un aborto a mis 20 años. Sentía mucha culpa, pero me he perdonado a mí misma. Acabo de ver a Patti Smith en vivo por primera vez, sabiendo que tiene dos hijos, ella es una figura de fuerza femenina para mí, estuve conectando con su fortaleza, queriendo tenerla o al menos trabajar en ella y llenar mi necesidad por esa fuerza, aquella misma de la cual carecía cuando escribí esa canción”.

Cyndi Lauper – “Sally’s Pigeon”

La recordada diva de los ’80 cuenta por medio de esta emotiva balada el fatal destino sufrido por una amiga de su infancia, quien falleció durante su adolescencia a causa de un aborto clandestino, dejando un enorme dolor en ella, que aún la recuerda como un ser lleno de amor e inocencia. El video que acompaña esta pista busca rendir homenaje a dicha amistad, mientras que en su letra, Cyndi canta: “Llorando, ella me dijo que estaba retrasada. Y Sally dejó sus palomas volar. En el vestidor hay un marco con una fotografía, dos chicas con rodetes. Hace unos 21 años ella se fue una noche con solo un asentimiento, y se perdió por una operación clandestina. Cierro mis ojos y las palomas de Sally vuelan, ella nunca verá esas aves de nuevo”.

Dido – “Isobel”

Según ella misma reconoce, Dido escribió esta canción en compañía de su hermano basándose en una adolescente irlandesa que debió abandonar su país (en donde el procedimiento era hasta hace poco ilegal) para practicarse un aborto. Lo cierto es que la artista inglesa ofrece palabras de consuelo y ánimo para la chica que acababa de atravesar por esa dura experiencia, en un claro ejemplo de sororidad y empatía: “Querida Isobel, espero que esté bien y lo que has hecho es correcto. Oh, ha sido un infierno. Deseo que estés bien, espero que estés a salvo esta noche”.

Fun People – Lady

El split colaborativo entre las She-Devils y Fun People, El aborto ilegal asesina mi libertad, brinda su apoyo a los derechos de las gestantes por medio de cuatro canciones alusivas a esta lucha:“Nada Para Mí”, “Baby”, “Lady” y “Valor Interior”. Dicho EP fue editado en 1997 y se completa con dos tracks más en los que recitan poemas alusivos (“Señora bronca” por Fun People e “Inconforme e inapropiado” en voz de Pat de She-Devils). En las primeras líneas de “Lady”, se canta: “Honey, honey, honey. Yo lo sé, no es tan fácil. Lady, no estás preparada. No tienes el dinero, no estás sana para tener un bebé. Vos no querías abortar, pero no tenías opción. You did take care, you did take care, but it didn’t work. Te cuidaste, te cuidaste, pero eso no funcionó”. Con frases como esas los músicos buscaban derribar ciertos mitos bastante comunes sobre las mujeres que optan por el aborto, como los que las tildan de irresponsables o de tomar esa decisión a la ligera.

Lunachicks – “Fallopian Rhapsody” 

Con este track publicado en 1995, incluido en su álbum Jerk of All Trades, la agitadora formación femenina expone motivos por los cuales el aborto debe ser legal y accesible a todas las mujeres que puedan llegar a necesitarlo. La canción empieza con una estrofa que reza: “¿Qué sucede con un hijo no deseado? Cada semana, un bebé es abandonado en la basura ¿Y qué pasa si cometemos un error? Pero está bien si una mujer es violada ¡Oh, no, estás equivocado!”.

Mudhoney – “F.D.K. (Fearless Doctor Killers)” 

Una de las agrupaciones pioneras del movimiento grunge dedicaron en 1995 este tema a los anti-abortistas que llegan a atacar físicamente a los médicos que practican dicho procedimiento. De principio a fin, este agitador track ironiza sobre la doble moral que impera sobre el asunto, pero quizá la mejor parte de sus estrofas es la que reza: “Soy defensor de la vida, hasta que el bastardo nace. Después de eso está por su cuenta, y  si comete algún crimen, tratando de sobrevivir, me aseguraré de que sea electrocutado. Salva al bebé, mata al doctor”.

Shakira – “Se Quiere, Se Mata”

Los que crecimos con sus primeros álbumes en los ’90, sabemos que la música de Shakira no siempre fue tan complaciente como la que hace en estos tiempos. Y es que en este corte, la todavía morocha artista nos cuenta la historia de una pareja joven y de la decisión de abortar  que lamentablemente le cuesta la vida a la chica: “Ese día llegaste un poco más de las diez, pero el susto se dio unas semanas después, cuando te confirmaron tus terribles sospechas: un niño nacería y ya sabías la fecha. Y antes de que el vecino y la familia supieran, fuiste donde el doctor a acabar con el problema. Hoy tu vecino está en casa, dándose un buen duchazo, y tú dos metros bajo tierra viendo crecer gusanos”.Por cierto, en el teatral videoclip que acompaña esta canción e ilustra la triste historia, podemos ver actuando a León Larregui, vocalista de Zoé.

Neil Young – “Act of love”

En esta creación del gran Neil cobra protagonismo una promesa de amor rota por parte de un hombre que embaraza a su pareja y entonces decide dejarla y le ofrece dinero para que pueda abortar. Mientras tanto, la mujer se encuentra confundida por todas las opiniones religiosas que no le permiten decidirse sobre tal situación. La cómoda posición del hombre en este caso queda en evidencia cuando Neil menciona: “Sabes que siempre te ayudaré, mi amor, pero no puedo hacer eso. Sé que dije que te ayudaría, cariño. Acá está mi billetera, llamame alguna vez. Acto de amor, acto de amor”. Lo cierto es que hay otra canción más del mismo álbum, Mirrorball, que habla sobre la misma temática: “Song X”, la cual a menudo ha presentado en vivo en compañía de Pearl Jam.

The Dresden Dolls – “Mandy Goes to Med School”

La siempre irreverente Amanda Palmer crea un alter ego para hablarnos de una chica que practica abortos clandestinos con una percha de ropa y con el dinero que recibe por ellos se paga sus estudios de medicina. Por medio de esta paródica canción publicada en 2006, Palmer nos recuerda a lo que con frecuencia se deben enfrentar quienes quieren terminar con su embarazo y terminan en manos de personal no capacitado: “Guarda esos alicates, querida, confía en mí que conozco las opciones ¿Qué tal unas vacaciones largas de nueve meses y un ataúd de dos pies?”