Compartir

Quizás una de las cosas más lindas para enfermos por la música como yo es imaginarse cuántos discos y canciones perfectas nos queda por conocer. Por suerte, cada vez es más fácil encontrar nuevo material: basta con elegir una canción en YouTube y buscar en los vídeos recomendados o entrar a sitios de streaming como Bandcamp y buscar por país, estilo o lo que se te ocurra.

Tras un extenso recorrido por Bandcamp, recomendamos diez excelentes discos que abarcan una amplia variedad de géneros y deberían tener muchos más oyentes.

El clan de la niebla – El clan de la niebla

Al escuchar las primeras notas del violento riff de “Arcano XIII“, tema que abre el álbum debut de El clan de la niebla, nos damos cuenta que estamos ante algo grande. La banda tucumana es capaz de llevarnos por un sinfín de atmósferas densas y oscuras con un sonido etéreo que recuerda a las bandas de fines de los ’80 como Dead Can Dance o My Bloody Valentine. Durante los siete temas, fríos y cargados de melancolía, los instrumentos con la medida justa de reverb y distorsión se funden en una increíble wall of sound que, junto a cajas de ritmo y baterías, nos induce en un trance oscuro que se prolonga hasta el agónico final del álbum.
Mejores temas: “Mercurio el Atlante“, “Metamórfico“, “Agonía“.


SNEAKS – It’s a Myth

A veces, menos es muchísimo más. It’s a Myth brilla por su experimentación sumamente minimalista. Sneaks es la música de Eva Moolchan, quien con sus dos discos nos lleva al nefasto Nueva York de finales de los ’70: la energía del rap y la furia arty de la no wave, movida basada en la spoken word y el ruido (o la no-música) que surgió de las cenizas del punk. El resultado es un disco art punk imperdible: con solo un bajo, una caja de ritmos, sintetizadores y una poesía fenomenal, It’s a Myth es un disco dotado de una sutil violencia que va desde la repetición de krautrock hasta sonidos electrónicos más experimentales que no se habían escuchado en su disco anterior.
Mejores temas: “Look Like That“, “Hair Slick Back“, “With a Cherry on Top“.

Wizard of Meth – ddddd

Desde Paraná, Wizard of Meth publicó en verano ddddd a través del sello stoner Spectral Recordings. Se trata de un disco psicodélico completamente instrumental de Gabriel Ravera, artista visual con un estilo inclinado hacia la psicodelia del los ’60 y el bizarro arte de la escena psychobilly. ddddd son 9 canciones basadas en complejos arreglos midi que combinan pop psicodélico con el sonido electrónico de los sintetizadores.
Mejores temas: “Soda Pop Pressing“, “Jelly Pink Sunshine“, “Melted Ice Cream Mornin‘”.

DOGLAND – Intimate Vibrations

Luz tenue. Humo. Tranquilidad. Un sofá que pareciera tragarse a todo aquel que se siente. Es ese el setting ideal para escuchar Intimate Vibrations. O el estado hacia donde éste álbum nos lleva casi sin darnos cuenta. Seguro Ollie Hodgkinson se convertirá en una artista de renombre pronto. En este nuevo EP, el británico crea unos beats espectaculares que, junto a guitarras y teclados suaves y hondos, logra hacer R&B de primera calidad. Sí, es parecido a Homeshake pero con un estilo mucho más marcado. Al autor de esta nota le resulta imposible dejar temas de este disco sin recomendar.

Glue Trip – Glue Trip

Si bien el dúo brasileño Glue Trip ya lleva un par de años tocando, su primer disco salió el mes pasado y es una de las propuestas más originales del año. ¿Qué pensamos cuando hablamos de música brasileña? Seguramente samba, bossa-nova y mucho sol. Glue Trip es probablemente el rock psicodélico más brasilero que podrás escuchar. El grupo invoca ritmos tradicionales cariocas y los combina con la lisergia del rock psicodélico utilizando una enorme variedad de instrumentos y ritmos que van hasta el jangle pop. Un disco para escuchar en la playa con la jarra de caipirinha en la mano.
Mejores temas: “La edad del futuro“, “Bird Singing Lines” “Tropikaoos“.

Euro-Boy – (Gracias a un montón de imbéciles)

¿Quién es Euro-boy? Es prácticamente imposible descubrirlo googleando su nombre. Lo único que sabemos es que desde La Matanza nos llegó este disco que recuerda a lo mejor de los pioneros de la electrónica dark. A fines de los ’70, los sintetizadores dejaron de ser un instrumento sumamente caro reservado para bandas de rock progresivas y muchísimas bandas comenzaron a experimentar con sintetizadores caseros que regalaron una infinidad de sonidos nuevos e interesantes. De ahí salió la minimal wave, uno de los primeros estilos de lo que hoy conocemos como música electrónica marcado por el uso repetitivo y pegadizo de sonidos electrónicos simples que invitan a bailar. Casi enseguida, otro estilo surgió: Electronic Body Music, una movida dark más cerca del techno y no tan experimental como la anterior. Euro-boy logra una réplica excelente de aquellas bandas que se animaron a experimentar con sonidos nada comunes. Es cierto, probablemente sea un disco hecho en gran parte con sólo una computadora, pero el resultado no deja de ser increíble.
Mejores temas: “Se te traba el cerebro“, “Diálogo acorazado“, “Todos del mismo caño (troskito dark version)“.

Mr Amish – mood

mood es el último disco de Mr Amish y demuestra la gran capacidad del artista neozelandés para componer y escribir canciones llenas de sentimientos y momentos reconfortantes. Se trata de cinco canciones marcadas por un estilo lento y de a momentos progresivo, dando espacio a solos de guitarra que encajan perfecto aún sin ser demasiado complejos. Un disco para escuchar tranquilos mientras la fiesta termina.
Mejores temas: “I’m so glad ur here“, “Pressure downwards, dead“.

Gnoomes – Tschak!

La historia de la música electrónica en Rusia es apasionante. Detrás de la cortina de hierro, hubo decenas de discos olvidados donde los músicos exploraron atmósferas tétricas y cósmicas, una música experimental que ni siquiera la sociedad oriental pudo entender y que hoy, gracias a YouTube, podemos escuchar con un clic. Para contextualizar un poco, cito esta magnífica pieza de Yuri Morozov, una joya avant-garde que ni siquiera fue publicada oficialmente. Volvamos, año 2017. Gnoomes es una banda rusa que, en base a la experimentación con un explosivo uso de sintetizadores, cajas de ritmos y guitarras distorsionadas por una cantidad innombrable de pedales, es capaz de explorar desde los rincones más puros del rock progresivo y el mecánico krautrock hasta los estados oníricos de las bandas shoegaze y dream pop de comienzos de los ’90.
Mejores temas: “Maria“, “Severokamsk“, “Tshak!“, “B-Day“.

TEMPOREX – Care

El encanto de este disco no pasa tanto por lo musical sino por lo identificables que pueden llegar a ser sus letras. TEMPOREX, con solo 17 años, retrata la inseguridad y los miedos que todos tenemos no solo en la adolescencia, aunque su música esté lejos de ser deprimente: con unos beats tranquilos y teclados simples y pegadizos, Care nos invita a bailar y a aprender, entre otras cosas, que pasar el tiempo con uno mismo puede ser más feliz de lo que solemos pensar. Es difícil hablar o clasificar este álbum dentro de un único estilo. Durante su corta duración, las once sencillas canciones fluyen de tal manera que nos dejan con esa sensación de querer escuchar más.
Mejores temas: “Nice Boys“, “Care“, “Alone Time” y “The Right Place“.

VAGUESS – Guilt Ring

El punk tiene un enorme lugar en la cultura californiana. Desde Black Flag y Dead Kennedys hasta Green Day o Rancid, las bandas hicieron del estado norteamericano un foco de referencia para las millones de bandas punk que surgieron en el resto del mundo. Pero hoy, 20 años después, ¿qué pasa con el punk allí? La respuesta puede encontrarse en locuras como VAGUESS. Guilt Ring es el segundo disco de VAGUESS y viene con 14 temas que no pasan los dos minutos cargados de guitarras sucias, riffs descontrolados y estribillos para cantar hasta quedar sin garganta y empujarse un poco.
Mejores temas: “Can’t Hang“, “Jimmy’s Gotta Go“, “Bad Chicks“, “OG 1” y “Private Windows“.