uruguay-bandera

Mientras el mundo recién empezaba a maravillarse con los Beatles, por allá en los ya lejanos sesentas, en Sudamérica -contrario a lo que suele indicar la creencia popular-, también se bailaba rock and roll en bares con músicos en vivo. Los Delfines, Los Shakers, Kano y los Bulldogs, Los Mockers, y un sinfín de bandas locales agitaban la movida uruguaya y sentaban las bases para una rica escena musical propia que en estas décadas posteriores se ha diversificado enormemente y conseguido mantenerse a la vanguardia.

El proceso de crecimiento no se detiene, y recientemente artistas de la escena independiente como Martín Buscaglia, Guachass y Juan Wauters han logrado dar a conocer su trabajo en países vecinos y de otras latitudes. Desde la redacción de Indie Hoy, proponemos el siguiente listado que a través de la música de siete exponentes da cuenta de la calidad y variedad de la actual escena del vecino país.

Julen y La Gente Sola

Hacia el año 2009 el joven cantautor Federico, hasta entonces totalmente desconocido, decide comenzar a grabar en su computadora y dar a conocer sus primeras canciones. Durante un par de años más continuó con este proyecto en solitario y empezó a presentarse en algunos concursos y escenarios de la movida local. En 2011 decidió fundar su propio sello “Nikikinki Records” con el cual publicó sus primeros discos caseros y los de algunos amigos, alcanzando a editar varios EPs propios como Los Amores Imaginarios, Los Amores Imaginarios Vol. 2, Las Naves, Gente Pobre y Para Ana Sofía. Una producción prolífica gestada en apenas unos meses antes de que el proyecto evolucionara al formato de banda con la incorporación de nuevos integrantes bajo el nombre de Julen y La Gente Sola.

Desde entonces, Federico ha continuando fiel a su política de autogestión y debutó con su banda en el marco del “Nikikinki Records Fest Round 2”, dando así solución y respuesta a una de las mayores cuestiones que tienen que afrontar nuevos artistas independientes, referente a espacios para tocar y empezar a interactuar con una audiencia. Su música se acerca mucho al pop naif, bastante autorreferencial y auténtico que proponen artistas como La Ola Que Quería Ser Chau y Antolín, con quienes ha compartido escenario shows recientemente brindados en Buenos Aires y La Plata. Julen y La Gente Sola acaba de editar su primer álbum de estudio, que lleva por título Julen y la gente sola,  que ya se puede escuchar y descargar desde su Bandcamp, luego de habernos adelantado “Alquimista“.

Santé Les Amis

Sus integrantes se juntaron por primera vez con la intención de crear música en 2007. No obstante han mencionado recordar lo diferente que era su sonido en aquellos comienzos, ya se encontraban en la búsqueda de un sonido rockero apto para pistas de baile. Dieron a conocer su primer EP homónimo en 2008, y de ahí en adelante no se han detenido hasta lograr el lugar privilegiado que en la actualidad ocupan dentro de la música emergente. Su estilo no tiene problemas con adaptarse al inglés o al español, coquetea constantemente con la música disco y juega con arreglos electrónicos logrando que algunos los consideren algo así como herederos de grandes referentes del dance-punk como LCD Soundsystem o los Chemical Brothers.

A pesar de la popularidad alcanzada, no solo en la escena uruguaya sino también en países vecinos como Brasil y Argentina, continúan siendo unos jóvenes inquietos, con ganas de explorar los límites de sus capacidades para mover y poner a bailar a todo aquel que tenga la oportunidad de verlos en vivo o de escuchar sus discos. Su trabajo más reciente, Sudamericana publicado en 2012, da cuenta de las prioridades de esta banda, que hace poco recibió la noticia de que Brasil, el primer single que se desprende de este álbum, fue seleccionada para hacer parte del soundtrack oficial del videojuego FIFA 2015. Para quienes sientan ganas de conocerlos un poco más, toda su música se encuentra su Bandcamp y en Spotify.

Hermanos Láser

De las cenizas de una banda que llegó a tener gran acogida en la escena musical uruguaya surgió una nueva y muy distinta propuesta sonora, y es así como luego del fin de Vieja Historia, algunos de sus ex miembros (Los hermanos Martín y Sebastián Cáceres) conformaron en 2011 los Hermanos Láser. Desde entonces han transitado por un proceso de reinvención artística, no solo a nivel sonoro sino también conceptual, durante el cual se sumaron más músicos amigos que hoy hacen parte del proyecto.

Líricas sinceras, líneas melódicas memorables, sumado a una producción y arreglos muy bien cuidados, son aspectos clave de su obra, que hacen a esta banda atractiva para un público bastante amplio y que en estos pocos años los ha hecho merecedores de reconocimiento a nivel nacional. Se encuentran en todo caso cercanos a propuestas como las de Wilco y Band Of Horses, entregando un pop folk que conserva con buena salud sus raíces rockeras. Hace apenas unas semanas, los Hermanos Láser dieron a conocer el video para Perfume, canción que se desprende de su primer disco homónimo publicado en 2013, disponible para escuchar gratis en su Bandcamp y a través de Spotify.

Franny Glass

Posiblemente uno de los mayores exponentes del espíritu de la música emergente y la escena no convencional del folk y pop sudamericano. Ha conseguido hacerse un nombre luego de varios años trabajando en este proyecto, que inició en forma de banda, pero que desde 2007 se consolidó como el proyecto solista del cantautor Gonzalo Déniz, quién en todo caso también alcanzó a ser conocido en su rol de vocalista de la banda de pop rock Mersey, con quienes toca desde hace varios años.

Luego de titular este proyecto igual que un personaje imaginado por el enigmático escritor J.D. Salliger, Franny Glass, además de tener un nombre femenino, es poseedor de cierto misticismo y fortaleza que se basa en la aparente fragilidad, se asincera por completo, conquista y conmueve con la misma habilidad. Su sonido acústico ha logrado traspasar fronteras e incluso acercarse a un público que a primera vista no parecería estar predispuesto a entender y admirar a quien es para algunos y pese a su aún corta edad, un artista de culto. Sus discos Hay un cuerpo tirado en la calle (2009) y El podador primaveral (2011) fueron especialmente bien recibidos América Latina y España. En 2013, incursionó en la creación de música para cine siendo el encargado de componer e interpretar la banda sonora de la película El Rincón de Darwin, del director uruguayo Diego Fernández Pujol. Más recientemente, durante este año, nos entregó Planes, su más reciente álbum en el que ya incluye un poco más de instrumentación, que fue colectivamente financiado a través de la plataforma Ideame, y que al igual que sus discos anteriores, se puede escuchar en Spotify y desde su Bancamp.

Los Blueberries

Conformados en 2007, inicialmente se orientaron mucho hacia el sonido punk y garage. Influencias del legado de bandas británicas como los The Clash y los Stone Roses eran palpables. Sus principales motivaciones o detonantes a la hora de crear estaban relacionados con sentimientos de hastío y disconformidad frente al tedio de la rutina, canalizando aquella negatividad en su música como válvula de escape. Fue así como se gestaron su EP debut Tangerine Zone en 2008, y posteriormente, su primer álbum homónimo dado a conocer en 2010 con muy buena acogida por parte del público local, ávido por propuestas ruidosas y con justificada rebeldía.

La banda, en todo caso, fue evolucionando hacia un sonido más propio, y hacia finales de 2012 presentó The West. La canción “London Eye“, perteneciente a ese disco, fue seleccionada para hacer parte del soundtrack de Down The Cape, película independiente estadounidense del primerizo director Shane Butler. Recientemente, The Blueberries han anunciado que se encuentran próximos a comenzar la grabación de los primeros adelantos de su tercer disco, que llevará por título Un fin de semana en Chernobyl. Por lo pronto sus dos primeros trabajos se encuentran disponibles para escuchar en su Bandcamp.

Carmen Sandiego

Si bien este proyecto ya casi alcanza a cumplir su primera década, su incursión en la escena musical uruguaya no deja de ser novedosa y aún hoy podría decirse que el candoroso indie pop de este cuarteto es un secreto a voces. Cuando en 2010 compartieron su disco Joven Edad, canciones con títulos como “Mi novio Gremlin“, “Píntame de Gatito” y “Asco Al Sexo“, a primera vista ya daban cuenta de un estilo propio muy particular que rompía con los lugares comunes a los que solían acudir las temáticas y conceptos abordados por artistas de la escena de Montevideo. En “Tamagotchi“, canción que se desprende de ese primer álbum como banda, la lírica nos canta acerca de los beneficios para la salud mental que ofrecen ese tipo de digi-mascotas de origen japonés, incluso en comparación con una sesión de terapia y psicoanálisis. Siguiendo con esa línea tan cercana al twee (como se denomina a artistas entregados a un sonido y narrativa de estética dulce o naif), y con una fuerte tendencia a evocar anécdotas de la infancia-adolescencia. Desde su primer disco, Carmen Sandiego logró una equilibrada fórmula entre un sentido del humor con tintes oscuros y un sonido tan ruidoso como entrañable, logrando cohesionar, además de guitarra, bajo y batería: gritos, xilófono y teclados de juguete.

Durante los años posteriores, continuaron con un proceso creativo y de difusión de su música en países de habla hispana que los ha afianzado, ya no solo como una joven promesa, sino una sólida banda. Su más reciente álbum, Ciudad Dormitorio fue presentado a finales de 2013 a través de su Bandcamp, y puede sin dudas ser considerado como un trabajo coherente con su trayectoria, que una vez más nos transporta en el tiempo y resume el espíritu de un movimiento, y por qué no, de una generación.

Maniquíes

Si de buscar un referente del surf rock en Montevideo se trata, esta banda puede ser una de las más acertadas respuestas. El proyecto comenzó en 2009, cuando los hermanos Lucía y Pablo Riera se reunieron con Fede González y Diego Ruíz. Posterior a la salida de Fede de la banda, se incorporó Pablo Obispo, y durante estos años han conseguido evolucionar hacia un sonido realmente dinámico, envolvente, y que puede perfectamente prescindir de letras y voces en la gran mayoría de sus canciones. Su estilo resulta indefectiblemente entretenido, remitiendo con facilidad a tardes soleadas y noches de fiesta veraniega, con energía punk y rockabilly.

Su primer y único álbum, titulado Hula Hula, que consta de diez canciones, fue presentado en 2013 y es posible escucharlo desde el Bandcamp oficial de la banda. Por estos días –en cuatro fechas programadas desde el 19 de noviembre hasta el 9 de diciembre-, la banda se estará presentando en Montevideo dentro del ciclo autogestionado “Esquizodelia de Colección” en el que compartirán escenario junto a Lucas Meyers el 2 de diciembre, y en cual también participarán algunas bandas mencionadas en este listado como Julen y La Gente Sola y Carmen Sandiego.

Autores: Gonzalo Estevez / Laura Camargo

También te puede interesar:

7 Bandas de Colombia para conocer

7 Bandas de Panamá para conocer

7 Bandas de México para conocer

7 Bandas de Ecuador para conocer

7 Bandas de Brasil para conocer

7 Bandas de Costa Rica para conocer

7 Bandas de Perú para conocer