Compartir

Con tan solo 8 capítulos, Stranger Things logró realizar lo que muchas series quieren y no pueden lograr: ser un culto para los espectadores. Millie Bobby Brown, Finn Wolfhard, Gaten Matarazzo y Caleb McLaughlin son pequeños santos de devoción para muchos. Con la confirmación de una segunda temporada y el inicio de la pre-producción, solo nos queda bajar la ansiedad con alguna que otra serie, y tal vez, acompañarlas con waffles.

1. Twin Peaks (1990-1991)

“¿Quién mató a Laura Palmer?” es la pregunta que nace en el primer episodio de la serie. Una cosa es segura: nadie parece ser inocente en el pequeño pueblo de Twin Peaks. Dejémosle esa incógnita al agente del FBI Dale Cooper y a su gran adicción a la cafeína, mientras nos sumergimos en la locura cinematográfica de David Lynch. Con el revival de la serie a la vuelta de la esquina, es mejor apresurarse y resucitar esta historia. Disponible en Hulu.

2. Taken (2002-)

No, no estamos hablando de la trilogía en la que Liam Nisson termina con algún familiar secuestrado. Sin embargo, ya por el titulo podemos suponer que ocurre algún arrebato. Exactamente por cinco décadas y cuatro generaciones. Esta miniserie, producida por Steven Spielberg, dibuja la línea de tiempo de las conspiraciones alienígenas. ¿Qué más podemos esperar del genio detrás de E.T., Encuentros Cercanos del Tercer Tipo y Super 8? Disponible en DVD o Paramount Channel.

3. The X Files (1993- 2002)

Yo quiero creer. Y creo que The X Files es fundamental si sos amante de lo desconocido, sobre todo si involucra aliens. Mulder y Scully, dos agentes del FBI, investigan los casos clasificados como “Expedientes X”: fenómenos paranormales, avistamiento de ovnis, criaturas extrañas, etcétera. Y vienen haciéndolo hace ya mucho tiempo. Con 10 temporadas, una mini-serie y dos películas, parece que los misterios nunca se acaban. En la familia de la ficción paranormal, The X Files es el gran progenitor de Stranger Things. Disponible en Netflix.

4. Freaks and Geeks (1999-2000)

No habrá telekinesis ni secuestros sobrenaturales, pero Freaks and Geeks tiene lo justo y necesario para enamorar a un fan de Stranger Things: sobreexplotación de los años ochenta, nenes muy peculiares y una espectacular banda sonora. Freaks and Geeks trata sobre dos grupos de estudiantes (los raros y los nerds) en un instituto entre los años 1980 y 1981. Esta comedia, la cual cuenta con tan solo 18 capítulos, dio a luz a varias caras conocidas como James Franco, Seth Rogen y Jason Segel, entre otros. Led Zeppelin, Queen, David Bowie y Cream son algunos de los nombres que suenan en esta serie. Asimismo, Michael Andrews (Donnie Darko) es el encargado de componer los temas originales. Disponible en Netflix.

5. Salem’s Lot (1979)

Para los fanáticos del terror paranormal el nombre Stephen King no pasa por alto. Esta miniserie, basada en el libro homónimo, se centra en el regreso del novelista Ben Mears a Salem, su pueblo natal. El protagonista empieza a notar extraños comportamientos en sus antiguos vecinos, por lo que decide investigar el origen de los mismos. Mears se topará con un secreto oscuro que amenaza con acabar con la tranquilidad de la localidad. Disponible en DVD.

6. Roswell (1999 – 2002)

Adolescentes alienígenas ocultos como humanos en un pequeño pueblito de Estados Unidos, ¿qué puede malir sal? Basado en un suceso “real” (el incidente OVNI de Roswell en 1947), esta serie es ideal para los amantes de las conspiraciones alienígenas. Sin embargo, no esperes grandes plot twists o argumentos complejos como en Stranger Things. Roswell es la clara definición de pueblo chico, infierno grande. Disponible en DVD.

7. Orphan Black (2013 – )

Dicen que todos tenemos un “clon” en el mundo, o por lo menos, alguien muy parecido. ¿Qué pasaría si encontrás a tu clon siendo brutalmente asesinado? Sarah, una joven marginada y huérfana, descubre que ya no está sola en el mundo, además de una terrible conspiración detrás de este hecho. Cuando un asesino va a acabando con los clones uno por uno, la joven debe hacer lo imposible para mantenerse con vida mientras trata de averiguar el verdadero origen de su ser. Orphan Black no es cualquier serie. Tiene en su control el más mínimo detalle, sobre todo cuando se trata de referencias filosóficas; Darwin y Hobbes son algunos de los autores que podemos encontrar a lo largo de esta obra maestra audiovisual. Disponible en Netflix.

https://www.youtube.com/watch?v=cN86nDS4K54