Compartir

discos 80

10. Galaxie 500 – On Fire

1989 – Rough Trade

Galaxie 500 - On Fire


La bajista de Galaxie 500, Naomi Yang, dijo: “Creo que fuimos como una estrella de cine o un músico que se murió muy pronto”. Cuatro años es muy poco tiempo pero a ellos les bastó para publicar tres discos que iban de la calma al ruido de un minuto al otro. On Fire es el segundo de ellos, y como suele pasar con los hermanos del medio, es extraordinariamente frágil y sensible. Los chicos de Harvard no sólo comenzaron a sonar en la radio de su Universidad con On Fire sino que a la vez conquistaban la crítica internacional y los oídos más ávidos de atmósferas y sonidos de ensueño. Producido por su eterno colaborador (“cuarto Galaxie 500”) Mark Kramer, las diez canciones que lo componen remiten a un estado de trance emocional profundo: canciones como “Tell Me”, “Snowstorm”, la inquebrantable “Another Day” y el cover (de esos que quedan mejores que los originales) de “Ceremony”, todas, marcan en cierto punto el nacimiento del shoegaze. Rodrigo Piedra

09. New Order – Power, Corruption & Lies

1983 – Factory

New Order - Power, Corruption and Lies

Lanzado el 2 de mayo de 1983, llegó a convertirse en un disco clave de la década del ‘80. Con hits como “Age of Consent“, “Your Silent Face” o “Blue Monday” en la versión especial con bonus tracks, este álbum se destacó por los elementos de música electrónica, los sintetizadores y teclados que se utilizaron a la hora de grabarlo. Sin dejar atrás las grandiosas líneas de bajo de Peter Hook, New Order logró combinar post-punk y new wave, y como resultado final obtuvo Power, Corruption & Lies, obra que hoy en día sigue siendo un clásico. Florencia Garrido

08. Charly García – Clics Modernos

1983 – SG Discos

Charly Garcia - Clics Modernos

Este es el segundo disco de Charly, después de la tremenda obra Yendo de la cama al living. Clics Modernos parece ser un puñado de hits y una marca generacional. Junto con la vuelta a la democracia en Argentina, Charly irrumpe con 9 canciones poderosas: aquí es cuando se inmortalizan canciones como “Los Dinosaurios”, “No me dejan salir”, “Nos siguen pegando abajo”. El disco fue grabado en Nueva York y la experiencia del músico queda sentada en una de las mejores canciones del disco: “No soy un extraño”. El álbum quedó catalogado para siempre como uno de los mejores discos del rock argentino. Julieta Aiello

07. Joy Division – Closer

1980 – Factory

Joy Division - Closer

Grabado y publicado en 1980, Closer fue el segundo y último disco de estudio de Joy Division. Pese a que estaba programado para salir al mercado en mayo de ese año, apareció un mes después, justo luego de la muerte de Ian Curtis, lo cual llevó al álbum a tener una gran repercusión entre los fans y los medios del mundo de la música. Con un sonido aún más oscuro que el de su antecesor, un mayor uso de sintetizadores y las clásicas letras sobre la desesperación y la soledad, Closer superó en ventas a Unknown Pleasures (que ocupó el primer lugar en la lista de los favoritos de los ’70 en Indie Hoy) y estuvo mejor posicionado en los charts ingleses. Podríamos destacar también que este disco le facilitó el rumbo a New Order, banda que luego formarían Bernard Sumner, Peter Hook y Stephen Morris tras el suicidio de Curtis. Florencia Garrido

06. The Jesus and Mary Chain – Psychocandy

1985 – Blanco y Negro

The Jesus and Mary Chain - Psychocandy

Cualquier banda que después de 1985 haya utilizado apasionadamente pedales, algo le debe a este disco. El disco debut de los hermanos Reid (y Bobby Gillespie aún en batería) llegó luego de la publicación del single “Upside Down”, con el que rápidamente llamaron la atención y empezaron a convocar gente a sus problemáticos shows. The Jesus and Mary Chain nunca sonó más crudo que en Psychocandy y justamente eso lo hace un disco único en su estilo. Desde el agridulce comienzo de “Just Like Honey” hasta el final de “It’s So Hard”, en 39 minutos los escoceses logran fusionar sus dos influencias más fuertes: los Beach Boys y la Velvet Underground, tan distantes uno del otro que parece mentira. Rodrigo Piedra

05. Pixies – Doolittle

1989 – 4AD / Elektra

Pixies - Doolittle

Este párrafo bien podría ser útil si solo nos ponemos a nombrar a la cantidad innumerable de agrupaciones influidas por el sonido de la banda de Black Francis, que con este disco, editado el 17 de abril de 1989, consiguieron inmortalizarse en uno de las placas más asombrosas y destacadas de la historia del rock. No solo porque posee éxitos tales como “Debaser”, “Here Comes Your Man” o “Monkey Gone To Heaven”, sino también porque sirvió para afianzar una estética, un sonido que hasta el día de hoy apreciamos, como dije antes, en muchas bandas. Mono Rubino

04. Michael Jackson – Thriller

1982 – Epic

Michael Jackson - Thriller

Si algo faltaba para saber quién era el rey del pop, fue Thriller. Michael Jackson irrumpe en los ’80 con esta máquina bailable de hits y define una época: “Beat It”, “Billie Jean” y “Thriller” hacen bailar al mundo entero y marcan un estilo que a partir de ese momento influenciará al pop, rock, R&B y funk como precedente musical. El disco también presenta el interesante dueto con Paul McCartney en “The Girl Is Mine”. No solo eso, sino que a partir del video de “Thriller” se define una nueva forma de hacer videoclips como jamás se había visto. Larga vida al Rey. Julieta Aiello

03. The Cure – Disintegration

1989 – Fiction

The Cure - Disintegration

Meses antes de la caída del muro de Berlín y dos años después del éxito del eufórico Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me, la banda liderada por Robert Smith cerraba la década alejándose del enganche pop de su álbum anterior, con el que finalmente habían logrado la aceptación de un público más amplio, y volviendo a consagrarse a la melancolía e introspección con Disintegration, álbum oscuro e hipnótico pero profundamente romántico que se convertiría en una obra celebrada en igual medida por el público y la crítica, contrario al pronóstico de los directivos de su sello discográfico Fiction que durante su grabación advertían un inminente fracaso ante tal cambio. De entre sus canciones, “Pictures Of You” y “Lovesong” se erigieron desde su lanzamiento como himnos donde lo naif y lo cursi logran ser muchísimo más que aceptables, mientras que el miedo y la excitación confluyen en la seductora “Lullaby” que alcanzó primeros lugares en listados del Reino Unido al narrarnos con sombría elegancia un episodio bastante Allan-Poeiano y “Fascination Street” se impuso a su vez como una espectacular provocación envuelta por una atmósfera gótica tan refinada como poderosa. Paradójicamente The Cure con este álbum, cuyo título se prestó para serias especulaciones acerca del fin de la banda, lejos de desaparecer concibió el que quizá sea su más grandioso disco hasta la fecha. Laura Camargo

02. The Smiths – The Queen is Dead

1986 – Rough Trade / Sire

The Smiths - The Queen is Dead

Para muchos el mejor trabajo de la banda, The Queen Is Dead, tercer álbum de estudio de The Smiths, fue lanzado el 16 de junio de 1986 por Rough Trade Records para el Reino Unido, y el 23 de junio por Sire Records para los Estados Unidos, adquiriendo un lugar privilegiado en la discografía del grupo de Mánchester. Quizás porque el conjunto se encontraban en su mejor momento, no sólo musicalmente, sino también desde al aspecto relacional, o porque la banda había alcanzado la madurez artística necesaria para grabar un disco así. Es difícil explicar la aparición de un trabajo de ruptura, pero puede que se deba, entre otras cosas, al clima amistoso que hasta el momento reinaba entre los integrantes, sobre todo entre Johnny Marr y Morrissey. Son conocidos los desencuentros entre los miembros de casi todos los grandes conjuntos del mundo, y The Smiths no fue la excepción. Pero lo cierto es que, a pesar de los avatares alocados de sus líderes, el grupo grabó uno de los discos más ambiciosos de los años ’80, y sin lugar a dudas el más importante de la banda. Canciones como “Bigmouth Strikes Again“, “There Is a Light That Never Goes Out” o “The Boy With The Thorn in His Side” -entre otras- se convirtieron en hits frecuentados hasta el día de hoy no sólo por el público under, sino también por directores de cine, televisión y productores audiovisuales en general, quienes utilizaron varias canciones del álbum para diferentes soundtracks, lo cual evidencia la vigencia estética de una de las bandas fundantes de esa movida que luego empezó a ser identificada con el nombre de Indie. Adrián Rocha