Compartir

Como parte del activismo de los movimientos #MeToo y #TimesUp y dentro del marco de la conmemoración de Día Internacional de la Mujer, que tuvo lugar a nivel mundial hace algunos días, salió a la luz hace unos días a través de una publicación en Instagram una denuncia en contra de los hermanos Duffer, los creadores de Stranger Things.

El señalamiento proviene de parte de Peyton Brown, una técnica de cámara que trabajo durante el rodaje de las dos primeras temporadas de la serie, pero que presentó su renuncia antes de la tercera en apoyo a las situaciones que tuvieron que vivir varias de sus compañeras. Su mensaje fue el siguiente:

“Supongo que no hay otro día mejor que el #nationalwomensday para decir #timesup y anunciar que no haré parte de la filmación de la temporada número 3 de Stranger Things. ¿Por qué? Se preguntarán. Porque voy a apoyar a mis hermanas. Personalmente presencié dos hombres en altas posiciones de poder que abusaron verbalmente a muchas mujeres. Me prometí a mí misma que si estaba alguna vez en situación para decir algo al respecto lo haría. Tengo 11.500 seguidores quienes me pueden escuchar decir SE ACABÓ EL TIEMPO. Las mujeres en esta industria son PODEROSAS. Nos levantaremos y gritaremos desde la cima de las montañas en ayuda de las otras y no le daré mi tiempo, esfuerzo y talento a gente tan abusiva. Hay mucho sucediendo en el mundo para ser regresivos. Hay muchos hombres maravillosos y dignos de respeto en posiciones de poder y yo he tenido el placer de trabajar con ellos. Esa es el tipo de gente con la que me quiero rodear. Esos son los proyectos en los cuales quiero participar. Esta es una industria que ya no está liderada por unos ‘pocos buenos hombres’, pero en cambio por un OCÉANO DE ASOMBROSAS MUJERES. Basta es basta. Por mis hermanas – Se acabó el tiempo.”

I guess there’s no better day than #nationalwomensday to say #timesup and announce that I will not be a part of the filming of Season 3 of Stranger Things. Why, you ask? Because I stand with my sisters. I personally witnessed two men in high positions of power on that set seek out and verbally abuse multiple women. I promised myself that if I were ever in a situation to say something that I would. I have 11.5 thousand followers who can hear me say this, TIME IS UP. Women in the film industry are POWERFUL. We will rise and we will scream from mountain tops in support of each other and I will not contribute my time, efforts, and talent to such abusive people. There is too much going on in this world to be regressive. There are too many amazing and highly respected men in respective positions of power that I have had the utmost pleasure of working beside. Those are the people I want to surround myself with. Those are the projects I want to be a part of. This industry is no longer led by a “few good men,” but instead by an OCEAN of ASTOUNDING WOMEN. Enough is enough. For my sisters- Time is up. #timesup #theabusestopsnow #ontobiggerandbetter #standupforwhatsright #womenempowerment #ladygrip #sisterhood #iatsesisters #wewillbeheard #thispicsaysitall

A post shared by P (@peytonnbrown) on

En los comentarios de esta foto, alguien le preguntó si esos dos hombres que mencionaba eran los hermanos Duffer, a lo cual ella respondió de manera afirmativa y añadió que hubo “gritos, insultos, amenazas y personas fueron despedidas o forzadas a renunciar por ambas personas”. Aunque horas después la autora borró ese comentario en particular.

La respuesta del lado de los aludidos hermanos no se hizo esperar, en vista de las reacciones despectivas que se suscitaron en contra suyo luego en las redes sociales, y emitieron un comunicado, publicado por medio del portal Digital Spy en el cual negaron las acusaciones y mencionaron:

“Nos hemos sentido profundamente contrariados al enterarnos de que alguien se ha sentido incómodo en el set. Debido a la naturaleza estresante de la producción, en algunas ocasiones se encienden los ánimos, y pedimos disculpas por eso. Sin embargo, creemos que es importante no hacer un retrato erróneo de nuestro lugar de trabajo, en donde creemos firmemente en tratar de una manera justa a todos independientemente de su género, orientación, raza, religión o cualquier otro factor. Seguimos totalmente comprometidos en brindar un entorno de trabajo seguro y colaborativo para todos en nuestras producciones.”

Pese a que Netflix se ha manifestado a favor de la continuidad de los Duffer no obstante la citada denuncia, ya existen fuertes rumores de que ellos abandonarán el proyecto una vez finalizada la creación de la esperada tercera temporada.

video game max GIF by ADWEEK

De cualquier modo, hace unos meses trascendió que la joven actriz Sadie Sink que interpreta a Max, había demostrado su enojo por tener que dar su primer beso en frente de una cámara como parte de su papel en Stranger Things. Se llegó a saber, incluso, que la decisión había sido tomada por los creadores específicamente para molestarla, puesto que el mismo ni siquiera estaba originalmente en el guion, según ha sido reconocido por el equipo de producción.

En cuanto al futuro de la serie, sabemos por el momento que el rodaje empezará nuevamente en abril y que la tercera temporada tendrá un total de ocho episodios.