Compartir

En el transcurso de sus 77 años, Al Pacino ha acumulado un sinfín de grandes obras del séptimo arte a su filmografía, así como también ha interpretado algunos de los momentos más recordados de la historia del cine.

Uno de estos es la conocida escena de “Attica” de la ganadora del Oscar a Mejor Guión Original, Dog Day Afternoon, la cual narra los hechos ocurridos una tarde de verano, cuando Sonny Wortzik (Al Pacino), decide robar un banco junto a un experimentado delincuente llamado Sal (John Cazale).

El plan no sale como los criminales deseaban, por lo que el escenario se transforma rápidamente en espectáculo para la prensa y los vecinos presentes.

En un momento dado de la película, Wortzik decide salir del banco y negociar con la policía en búsqueda de un trato que lo beneficie, pero la situación se torna tensa cuando Sonny se da cuenta de que está rodeado de uniformados y francotiradores esperando el momento para capturarlo y hasta matarlo de ser necesario.

Al ver esto y reflexionar sobre su futura condena, el protagonista discute con el negociador y luego empieza a gritar “¡Attica, attica!”, palabra que hace referencia a la rebelión de la prisión de Attica de 1971, un caso conocido por el exceso de fuerza que utilizaron los policías que estaban en el lugar. Cuando Wortzik nombra esta situación, la gente que rodea el lugar comienza a aplaudirlo y apoyarlo.

Ahora, a más de 42 años del estreno del film, el legendario actor neoyorquino dio a conocer que, lejos de ser planeada, esa escena resultó tal cual la podemos apreciar gracias a un asistente del director Sidney Lumet.

En una entrevista con el medio Vulture, el artista cuyo nombre de nacimiento es Alfredo James Pacino narró los momentos previos a grabar:

“[Él] dice ‘decí Attica’. Yo dije, ‘¿qué?’. Él dijo ‘dale, decilo al frente de la multitud afuera. Attica. Hacelo’. Lo entendí a medias, así que cuando salgo, miro alrededor. Esto está grabado ahora. Las cámaras están grabando, miré alrededor y simplemente dije, ‘Hey, saben qué, Attica, ¿no cierto?’. Y empezamos a improvisar y así obtuvimos toda la escena de Attica, porque un asistente me murmuró eso al oído cuando estaba saliendo por la puerta. O sea, eso es lo que son las películas”.

Además, el actor les dio un consejo a los amantes de este film: “Véanlo en una pantalla de 35 mm. Es como estar al medio de todo, como si fuera en 3D”.