aoki

Durante un concierto en el Hard Rock Hotel de San Diego, Estados Unidos, Aoki se subió a una torre de sonido y se tiró al público para el clásico mosh, pero la cosa no salió tan bien.

Brittany Hickman estaba entre el público y Aoki vino a caer justo arriba de ella, rompiéndole el cuello. La muchacha decidió demandar al músico y al Hard Rock Hotel por casi 8 mil dólares, luego de que nadie se haga cargo de los gastos médicos y los dos meses de recuperación del cuello roto. Mientras que Aoki hizo un acuerdo con Brittany por fuera de la corte, el jurado falló a favor del Hard Rock Hotel.

Aoki emitió un comunicado de disculpas que dice:

“Steve no tiene la intención de que nadie salga herido en uno de sus shows y pide perdón por lo que sucedió con la Srta. Hickman. Luego de que hubieran hecho un acuerdo en privado, tuvieron la oportunidad de hablar y Steve pudo disculparse”.