Para quienes creen que existe una conspiración orquestada por una élite malvada, auspiciada por masones e iluminatis, cualquier consumo cultural masivo es susceptible de ser denunciado como parte de tal entramado.

Así que el turno le llegó esta vez a Avengers: Infinity War, película de superhéroes que está cerca de convertirse en la tercera producción más taquillera de la historia del séptimo arte.

Dentro de los primeros aspectos que destaca el autor del análisis en video en el que se acusa a este largometraje de obrar como propaganda de los illuminatis, se menciona que Stan Lee, autor de los comics en que se basa esta exitosa entrega, es un masón de grado 33.

También se señala con preocupación que del mismo modo que el objetivo de Thanos es eliminar a la mitad de la población humana, esos son los mismos planes que tiene la élite secreta que nos gobierna. Lo que se argumenta entonces por el defensor de la teoría de conspiración es que precisamente la citada película sirve para que nos vayamos acostumbrando a la idea de que eso inminentemente sucederá. De aquel modo, este discurso de Ebony Maw que se dice al comienzo de Avengers resulta parte de esa misión de lavado de cerebro:

“Escúchenme y regocíjense: han tenido el privilegio de ser salvados por el gran Titán. Podrían considerarlo sufrimiento; pero no, esta es su salvación, la balanza universal se está equilibrando gracias a su sacrificio, incluso en su muerte se han convertido en hijos de Thanos”.

De tal forma, y no solo por medio de esas palabras, sino a lo largo de todo el metraje, se busca implantar y normalizar esa macabra ideología en los espectadores. Bajo esa filosofía, las vidas humanas resultan algo desechable y se dispone de ellas sin que importen mucho pues su extinción es solo un medio para conseguir un fin mayor.

En todo caso, las Gemas del infinito que simbolizan realidad, espacio, poder, mente, tiempo y alma son también otra metáfora temible según el autor de la teoría: esas piedras preciosas representan entonces lo que anhela obtener la maquiavélica élite.

Tenemos de dicho modo que los illuminatis buscan manejar el Espacio sobre nuestro planeta para elegir quién la ocupa; necesitan controlar la Realidad (aquello lo consiguen con los medios de comunicación y la versión oficial de la historia); quieren también obtener todo el Poder (lo cual han alcanzado al infiltrarse en las altas esferas del gobierno y tener monopolios empresariales); desean controlar el Tiempo (por ello fue creado el CERN -Organización Europea para la Investigación Nuclear- y se realizan experimentos en el laboratorio con el Colisionador de Hadrones); finalmente, respecto nuestras Almas su aspiración es la de ofrendarlas a “los demonios arcontes que veneran”.

Y si bien para la mayoría de nosotros son apenas alocadas conjeturas un tanto extravagantes y paranóicas, el video antes descrito ya cuenta con más de 150.000 visitas de quienes pretenden “liberarse de la matrix”.